Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Estamos en Entretiempo, Otoño del año 217.
Últimos rumores: Durante el mes de Augurio la situación política de Oonindo dio una sacudida que casi causa una guerra. Uzumaki Gouna, la Cuarta Uzukage, murió durante una reunión de los tres líderes de las aldeas más importantes en Kusagakure. Ame acusó a Kusa, y Kusa acusó a Ame. Durante la mayor parte del mes, se creó un rencor entre los ninjas de ambas potencias al que finalmente puso fin la propia Uzushiogakure. Zoku, un traidor a la villa, se había hecho con el poder y asesinado a Gouna intentando inculpar a las otras dos aldeas. El orden fue restablecido por el Daimyo de la Espiral, y Uzushio emitió una disculpa pública. Circula el rumor de que Zoku selló a un bijuu en dos genin, pero sólo los uzujin conocen su identidad. Sólo se conoce que se hacen llamar los Hermanos del Desierto.

Uzushiogakure: el nuevo mandato de Sarutobi Hanabi como Quinto Uzukage legítimo ha sido recibido con los brazos abiertos, pero hay un sentimiento generalizado de temor a un nuevo cambio de líder. Sin embargo, la gestión de la aldea se está produciendo como debería, así que hay esperanza colectiva en que esta vez todo vaya bien. La relación con las demás aldeas se mantiene neutral, pero, sintiéndose debilitados, los shinobi consideran que tal vez podrían llegar a ser una amenaza, de modo que hay cierto clima de desconfianza hacia Kusagakure y Amegakure, al mismo tiempo de que todos saben que la culpa de todo la han tenido ellos mismos.

Kusagakure y Amegakure: la noticia de que la propia Uzushiogakure había sido la causante de la muerte de su propia líder fue recibida con algo de alivio, aunque inevitablemente algo de rencor, aunque sea muy ligero, ha penetrado en los shinobi de ambas aldeas para con las otras. Hacia una porque creían que habían traicionado al Pacto y hacia la otra porque la inestabilidad de su liderazgo les causa desconfianza, escépticos de que este nuevo líder no sea otro peligro.
[Final Dojos] No es un adiós, sino un hasta luego
#1
El viaje que había empezado como una carga llena de ilusiones, alegría y energía, había llegado a su fin, con la disputa de la batalla final entre Akame y Ayame, se había decidido al ganador, Uchiha Akame, un ninja de Uzushiogakure No Sato, demostró un gran manejo de habilidades en el combate y destrozó a la kunoichi sin darle la oportunidad para darle siquiera un golpe.

Suspiré y miré todas las boletas que me daban para comprar gratis, hubo ciento de lugares que me faltó por visitar y muchos tickets de esos por gastar, pero ya no había chance ya para ello, las órdenes era que recogiéramos nuestras pertenencias y partiéramos de regreso de regreso la villa correspondiente. Con suma obediencia había recogido mi ropa y artículos que yacían cómodamente distribuidos por la pieza; todo estaba listo para el momento que tuviera que partir, y ese momento era justamente ahora.

Hice una revisión rápida del apartamento para verificar que nada se quedaba y salí con la mochila en mi espalda, visualicé el pasillo pero no había nadie ¿ya se habrían marchado? Mis pasos me llevaron hasta el exterior de Nishinoya, volteé a ver por última vez la estructura como sí se tratase de una despedida, visualicé los alrededores con un lento paso, calmado, el viaje sería largo pero no había porque llegar en un límite de tiempo exacto, por lo menos no habían especificado nada al respecto.

Tomé el camino en dirección a Sendoushi, quería comprar algunas cuantas cosas antes de irme definitivamente.
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de díalogo: Limegreen
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#2
Hacía ya un buen rato que las cosas de Mogura ya no estaban en Nishinoya. El joven médico se había retirado unas horas antes para realizar las últimas transacciones de bienes materiales.

A diferencia de Uchiha Akame o Aotsuki Ayame, el torneo había terminado bastante pronto para el muchacho de cabello azabache. Tras una aplastante derrota contra la inmortal de Amegakure, Watasashi Aiko, y unos días en el hospital, sus heridas habrían sanado y tuvo todo el tiempo del mundo para hacer turismo por algunas partes del Valle de los Dojos, sobre todo en la zona comercial.

Tenía medicina y dinero para cambiar por bienes locales, y dedicó algunos cuantos días a esa tarea, después de todo seguía siendo algo más que un médico.

Sería justamente por esa razón que el médico de cabello rojo podría cruzarse en su camino por Sendooshi con él. Manase Mogura ya había vuelto a usar su vestimenta habitual y ahora se encontraba guiando a un par de jóvenes cargando algunas espadas de diferentes tamaños y un par de cajas. A lo lejos un carro con provisiones aguardaba al muchacho para arrancar su viaje a Amegakure.
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder
#3
El camino hasta Sendoushi me llevó varios minutos y lo realicé en solitario, recordando todos los detalles importants y los datos que había podido recolectar, la información de las batallas que pude ver como espectador, no estaba orgulloso de haber perdido en la primera ronda, pero había dado lo mejor de mi en la batalla y había que admitir que Sasanagi Yota había llegado hasta las semifinales del torneo, así que demostró ser un rival convincente.

Sumido en mis pensamientos llegué a la capital del país, no tardé en buscar los lugares a los que me dirigía, todo lo tenía planificado desde hacía unos días, solo que por un descuido todo se me acumuló para el último, en fin serían unos cuantos minutos de compra para luego volver a mi país natal.

Habría pasado poco más de una hora y ahora tenía otra mochila conmigo, en la cual llevaba todos los objetos que había adquirido y alguno que otro recuerdo del valle, ahora solo quedaba partir en dirección a Arashi No Kuni. Mis pies me empezaban a guiar a la salida de la capital

"Que pereza volver sólo... Por lo menos estoy satisfecho con estos nuevos ingredientes que conseguí." Sonreí mientras me imaginaba en mi casa o en algún apartado para hacer algún brebaje interesante, tenía un libro nuevo y todo para lograr nuevos ungüentos y cosas de ese tipo.

Entre las personas y no tan lejos, observé una figura bastante familiar y entonces apuré el paso, quizá no tendría que volver completamente sólo. —Hee! Mogura!— Exclamé para asegurarme de que se detuviese o por lo menos hacerme notar, bastaron unos pocos segundos para llegar a su posición. Pasé de largo ignorando al par de chicos que cargaban algunas cajas y me acerqué hasta él para hablar con mi tono habitual. —Pensé que sería el último en partir pero ya veo que no.—
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de díalogo: Limegreen
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#4
El joven médico de Amegakure seguía dando indicaciones a un par de personas para que fuesen colocando una serie de cosas en una carreta.

—Hee! Mogura!—

La voz le resultó familiar e inconfundible, se trataría de nadie otro que Inoue Keisuke, un chico de cabellera roja y espíritu sumamente joven y enérgico. Sin reparar un instante se acercaría a su persona esquivando a los trabajadores.

—Pensé que sería el último en partir pero ya veo que no.—

Mogura no pudo evitar asentir con un leve gesto de su cabeza.

Inoue Keisuke. Mi partida ha sido demorada por algunos asuntos de negocios.

Se adelantó a explicar el muchacho mientras llevaba una mano hasta su cabeza para acomodarse el cabello.

Pero en breve mi viaje de regreso a Amegakure va a comenzar.

Después de decir aquello, su cuerpo se giraría en dirección a la carreta. Esta contaba con un par de caballos unidos por un arnés a la estructura de madera, había un lugar para un cochero al frente, un espacio para pasajeros y finalmente una zona destinada al cargamento, esta estaría llena de cajas y algunas espadas que los hombres estaban envolviendo en telas.
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder
#5
Pero en breve mi viaje de regreso a Amegakure va a comenzar.

—Genial, sé que no tendrás ningún problema en que viaje junto a ti, además veo que hay espacio para uno más en la carreta.— Expresé al fijarme en el vehículo. Sin pensarlo dos veces me hice hasta uno de los asientos de la carreta, pasé entre las espadas y la tela.

—Yo también aproveché para comprar algunas cuantas hierbas raras, bueno poco comunes.— Aclaré, no obstante, el botín del shinobi era mucho más grande y pesado que el mío.

—Deberían invitarnos a más eventos como estos, no me molestaría.— Sonreí y miré el lugar por última vez, el torneo de los dojos había terminado y era hora de partir a la villa. —Lo único que lamento es haberme perdido la primera ronda, evidentemente no me gustó perder, pero tuvo su lado positivo, ver las otras batallas fue fenomenal.— Comenté con tono ameno.

—¿A ti qué tal te pareció?—

No hay más nada que agregar, cierra al salir :V.
Hablo - "Pienso" - Narro
Color de díalogo: Limegreen
[Imagen: 5b744fac64c6fe9ec924f3cf50c4417fo.jpg]
Responder
#6
—Genial, sé que no tendrás ningún problema en que viaje junto a ti, además veo que hay espacio para uno más en la carreta.—

Y habiendo dicho eso el joven pelirrojo se mandó hacía el interior del vehículo.

—Yo también aproveché para comprar algunas cuantas hierbas raras, bueno poco comunes.—

Comentó el médico. Hierbas poco comunes, sin duda alguna servirían para pagar alguna parte del viaje.

—Deberían invitarnos a más eventos como estos, no me molestaría. Lo único que lamento es haberme perdido la primera ronda, evidentemente no me gustó perder, pero tuvo su lado positivo, ver las otras batallas fue fenomenal.—

La forma en la que Inoue Keisuke no paraba de hablar le hacía pensar al joven médico de caballo azabache que el viaje sería bastante largo y para nada ameno. Los hombres terminarían de ajustar todos los bienes al carro y el cochero se prepararía para iniciar el viaje.

—¿A ti qué tal te pareció?—

Ha sido una experiencia interesante.

Se limitó a decir mientras subía al carro para luego asomar una mano fuera y dar una orden, aparentemente. El cochero entonces iniciaría la marcha.

Ha sido una buena oportunidad para aprender sobre otros lugares y otras personas.

Gente de las diferentes aldeas y del propio País del Fuego. Las tres grandes aldeas habrían coincidido en un mismo lugar durante tiempos de paz, tiempos que no tardarían mucho más en cambiar.

El viaje entonces iniciaría y Manase Mogura se aseguraría de que Inoue Keisuke pagase la mitad del coste del viaje. No porque lo necesitara sino por la forma en la que el muchacho se habría subido a su vehículo.
Hablo - Pienso
[Imagen: tumblr_n5t2e2FGOB1qdlh1io1_400.gif]
Responder