Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
La Batalla de los Dioses intrépidos
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 27 puntos
Dinero: 5 ryōs
#46
Y ahora que se encontraban solos, Datsue aprovechó para…

Bueno, bueno, bueno… —Ah, no. No se había olvidado—. Entonces, ¿luchaste contra Hanabi-sama? ¿Quién ganó? ¿Cuánto duró la pelea? ¿Es muy fuerte? ¿Qué habilidades usa? Quiero saberlo todo… ¡Todo! —exclamó el Uchiha, ávido de información.

Entretenidos en una conversación tan jugosa, el trayecto hacia el hospital se les hizo cortísimo. Luego, el nerviosismo y los sudores fríos invadieron el cuerpo del Uchiha. Tuvo que preguntar al menos treinta veces a Hotaru —la hermana de Eri, que por suerte estaba de turno aquel día— si le quedarían cicatrices.

Pero seguro que no, ¿verdad? O sea… Sí, sí. Ya sé que me dijiste que no. Pero, ¿segurísimo, segurísimo? Quiero decir, esto no es una ciencia exacta, ¿no? Cada cuerpo es un mundo. ¿Eh? Ah, pues sí, pues sí. La verdad que sí que suelo cicatrizar bastante rápido, sí. —Especialmente desde que tenía a Shukaku en su interior—. Tengo muy buena genética, sin duda. Sí, sí. Pero…

»Pero entonces segura, ¿no? ¡Auch! Vale, vale. No te vuelvo a preguntar. ¡Jo, eso dolió tía! —¡La muy condenada le había pellizcado en un hombro—. Si tú ya sabes que a mí en verdad no me importa. No soy de esos superficiales, ya tú sabes. Pero es que para mí el rostro es una herramienta más, ¿comprendes? No sabes tú la de misiones en las que me mandaron seducir a alguien. Con el objetivo de sacar información vital para la Villa. Sí, sí, Hanabi-sama confía mucho en mí para ese tipo de misiones.

»¿Cómo? ¿Qué si también tuve que seducir a hombres? Pero… Pero, ¿por qué cojones siempre…? —chasqueó la lengua, irritado—. Bueno, acabaste con las curas, ¿verdad? ¡Pues muchas gracias y adiós!
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder