Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
La tierra, el ciego y el relámpago
Inuzuka Nabi Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 25 puntos
Dinero: 3000 ryō
#1
Recuerdo con una sensación mezclada entre soledad y nostalgia los viejos tiempos en los que me leia cuentos a mi mismo porque mis padres no querian tocarme ni con un palo y las niñeras terminaban su jornada antes de que yo me fuera a dormir. Se trataba de un cuento con milenios de edad, tal vez más. Hablaba de Iwagakure, la aldea oculta del País de la Tierra, una aldea que ahora no existe, o bueno, existe en su formato de ruinas. Tal vez fue por esta historia que mi primer elemento fue el Doton. Pero al caso.

Hace mucho mucho mucho mucho tiempo, en la epoca de las Cinco Aldeas Shinobi, la gran y poderosa Iwagakure se encontraba en un auge bestial gracias a las guerras en las que se habian enzarzado las otras cuatro villas. El shinobismo estaba tan en auge, que toda la villa dejo de lado todo lo que no fuera Ninjutsu y Taijutsu, buscando puramente el poder físico y tecnicas explosivas. Hasta el punto de que más de la mitad de la villa era analfabeta, hablaban sin comas ni tildes, como borregos.

Un dia el Kage reunio a gran parte de sus subordinador para conquistar el pais vecino sediento de poder y sangre. En pleno viaje se encontró con unas conocidas llanuras donde parecía que nunca habia dejado de llover, antes de adentrarse decidió preguntarle al alcalde de un pequeño pueblo que vivia en las inmediaciones. A lo que el Kage le preguntó si alguna vez habia visto relampagos. El hombre de ojos blancos le contestó que no, en su vida habia visto relampagos. Y el Kage metió a sus hombre sin pensarselo dos veces, bramando "Si un Hyuga no ha visto relampagos, eso es que no los hay".

Al dia siguiente volvieron huyendo con menos de la mitad de hombres con los que habia entrado. "Usted el Hyuga, sera mentiroso." "¿Mentir yo? Soy ciego, jamás he visto los destellos de los relámpagos, pero muchas veces he sentido los estruendos de los truenos y recogido los escombros dejados por un rayo"


Y hasta aquí la importancia de escribir y hablar bien, niños. Me he saltado la última parte en la que les dan oro y amor al pequeño pueblo por su sabiduria, porque en verdad los quemaron y eliminaron de la faz de la tierra, probablemente.

El libro especificaba más a fondo la ruta tomada por el Iwakage, la reconstruí con el objetivo de encontrar sus ruinas y sus jutsus de Doton secretos, así como los enormes tesoros que guarda en las camaras secretas en las que nadie se ha atrevido a entrar. Despues de Iwagakure, me pasaré por Kumogakure, Kirigakure, Sunagakure y por último Konohagakure, que esa es demasiado conocido como para que le queden tesoros.

Al llegar al País de la Tierra y adentrarme hacia las montañas entre las que se oculta la villa un caradura se atrevió a afirmar que yo necesitaba ayuda para encontrarla, ofrenciendome sus servicios a cambio de dinero. Primero me dice que no iba a encontrarla y despues me llama homosexual, le golpee y me fui siguiendo el mapa que yo habia dibujado a partir de las pistas del libro. Estaba convencido de que ese libro era el mensaje postumo del primer Iwakage para que yo, su heredero verdadero, encontrara las ruinas y los jutsus prohibidos.

Iba en buen camino, habia encontrado un enorme lago en medio de un bosque que tocaba con una enorme cordillera por uno de sus limites. Estaba seguro que al otro lado de la montaña más alta de dicha cordillera se hallaba mi destino. Iwagakure. Pero no podia emprender una mision así a media tarde, la noche me encontraria en medio de las montañas. Tendría que esperar a mañana. Así que me apalanqué en uno de los arboles de la última fila del bosque.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 15
Exp: 6 punto
Dinero: 570 ryō
#2
Algún día me preguntaría qué narices estaría haciendo allí un tio como yo, después de cruzar mi País y parte del país vecino en lugar de hacer algo productivo y dejar de perder el tiempo de forma inútil tal y como hice semanas atrás en el puente Kannabi. Pero ¡Bah! Allí estaba, recostado en un grueso tronco, observando el inexistente oleaje de aquel lago con las cordilleras de las montañas de aquel lugar siendo testigos de mi ensimismamiento. Mis fieles katanas, a mi vera, junto a mis piernas y mi bandana ninja, pasaporte de identidad ninja reluciente en mi frente, denotaba que era natural de Kusagakure.

Realmente no estaba cansado, pero era como si lo estuviese. Era incapaz de levantar el trasero y hacer nada. De hecho vi como de pronto una silueta de alguien aparecía por allí, observando la zona. No debía faltar mucho para empezar a anochecer por lo que tenía que empezar a pensar qué narices iba a hacer con el tema del dormir. Nada parecía indicar que hubiese algún lugar cercano en el que por unos ryos me fueran a dar una cama. Por tanto, lo más seguro sería montar algo así como una tienda de campaña improvisada, quizás bajo alguno de aquellos frondosos arboles.

Me levanté, tomé mis katanas y me las coloqué en mi espalda en forma de cruz, como era habitual.

Entonces silbé, tratando de llamar la atención de aquel tio que parecía ser rubio, como yo, aunque en su caso era de un color más intenso y vivo.

*¿Estará buscando algún lugar donde pasar la noche también?*
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 28
Exp: 15 puntos
Dinero: 90 ryō
#3
Daruu caminó al borde del acantilado y echó un vistazo hacia abajo: creía haber encontrado al fin la localización de la vieja Iwagakure (dios sabe por qué se había planteado encontrarla, quizás porque últimamente eran las primeras veces que acababa por salir al fin de su villa y estaba aprovechando para conocer el mundo), pero ahí sólo había un barranco con un lago y kilómetros y kilómetros de bosque. Al fondo, nada más que más montañas aún.

«¿Y por qué cojones no he usado el Byakugan para ver lo que había después del montículo? Joder, es que a veces soy tonto, pero tonto tonto.»

Bajó de un salto, y cayó en el agua manteniendo el chakra en las suelas de los zapatos. Pero no cayó muy estable y provocó un pequeño oleaje.

Al tiempo que sonaba un silbido, una pequeña olita de agua mojó a un pobre chaval rubio que estaba apoyado en un tronco.

Daruu giró la vista hasta el que había provocado el silbido. Otro rubio con dos katanas a la espalda. Activó el Byakugan un momento para distinguir el símbolo de su bandana: Kusagakure. Miró al otro un instante. Uzushiogakure.

Ay la leche.
[Imagen: 7AJcPKV.png]
¡Padaruu Padaruu!
¿Quieres uno igual? ¡Pues no, porque Padaruu solo hay uno! Pero haz click aquí si quieres uno parecido.

— En la habitación de Daruu, Amegakure (Ascua, año 219)
Responder
Inuzuka Nabi Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 25 puntos
Dinero: 3000 ryō
#4
Estaba tranquilamente pensando en si pasar la noche ahí mismo o buscar alguna cueva cuando me hicieron una emboscada que ni en una pelicula de chinos. Primero, escucho unos ruidos extraños seguidos de un silbido, y cuando me giro a ver qué habia provocado dichos sonidos, el segundo aprovecha para lanzarme el jutsu de Suiton más inútil del mundo, que no hace daño pero atormenta.

El resultado fue que estaba empapado de arriba abajo, la única ropa que tenía en mi poder estaba mojada y estaba a punto de caer la noche. En una escala del 1 a voy a abrirte en canal, me quedaba con su corazón. Lo único que quedaba entre mis manos era decidir si ir a por el de la distracción o a por el Suitonero, que parecia venir de un entierro, todo de negro. Con un breve vistazo pude ver las dos katanas que llevaba a la espalda el primero y que el segundo iba a pelo. A partir de ahí solo iban a ser hostias y cortes.

Me abalancé sobre él de un salto concentrando el chakra en los pies para cuando estuviera sobre el agua, en cuanto lo tuviera delante mi pierna derecha lanzaria una patada al lado izquierda de su cuerpo, mientras con la mano izquierda sacaria el kunai que tenia oculto y buscaria su pierna derecha para intentar apuñalarsela. Con suerte no reaccionaria a tiempo al kunai gracias a mi capa de viaje que me envolvia entero.

A esa distancia su bandana de Amegakure casi se reia en mi cara, demostrando mis sospechas, seguramente el tercero tambien fuera de Amegakure. Si conseguia inmovilizar a este solo me quedaria acabar con el otro. Todo en defensa propia.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 28
Exp: 15 puntos
Dinero: 90 ryō
#5
Antes de que pudiera darse cuenta de que se había levantado, uno de los dos shinobis, el de Uzushiogakure, se había lanzado hacia él a toda velocidad. Daruu reactivó su Byakugan instantáneamente y se centró en aquella amenaza incipiente. Llevaba un kunai oculto en la manga izquierda, bajo la capa de viaje: bueno saberlo. Más tarde descubriría que ese simple detalle le salvaría la vida. Se acercaba a toda velocidad hacia él, y por las pintas que tenía, estaba bastante enajenado.

No había lugar para la diplomacia.

A Daruu le latía el corazón a toda velocidad, pero no podía parar a pensar las consecuencias que podían derivar de aquella refriega: un shinobi de otra aldea se había lanzado a matarlo, y por lo que sabía, en ese mundo a veces era matar o morir. Daruu prefería matar. Raras veces la gente prefiere morir. Así que metió la mano derecha en el portaobjetos y se preparó para lo peor.

Jugaba con ventaja, una ventaja en los ojos que le garantizaba una sorpresa desagradable. Daruu se movió ligeramente a la derecha y agarró con la mano la pierna de su oponente, aferrándola con fuerza. Pero sus ojos estaban en otra parte: en el brazo que acababa de sacar el kunai oculto y que...

...Daruu sacó su propio kunai del portaobjetos y movió la pierna derecha hacia adelante, levantándola y golpeándole los huevos a aquél desgraciado, al tiempo que esquivaba su intento de apuñalamiento, y dirigía su propio kunai hacia la garganta de su oponente.


Datos de Daruu
PV: 84/90 (-6 por patada bloqueada con estilo)
CK: 114/120 (-6 por Byakugan)

Portaobjetos
20 senbon, 2 kunai, 20 metros de hilo, 3 bombas de humo


¤ Byakugan (Shoki)
¤ Ojo Blanco (Incipiente)
- Tipo: Apoyo
- Rango: S
- Requisitos: Hyuuga 10
- Gastos: 6 CK (divide regen. de chakra)
- Daños: -
- Efectos adicionales: Percepción + 5
- Sellos: -
- Velocidad: Instantánea
- Alcance y dimensiones: (ver descripción)
El temido y famoso Dōjutsu del clan Hyuuga. Cuando se activa, las pupilas del usuario se marcan en sus irises blancos, y hace aparecer un conjunto de venas hinchadas que van desde los laterales de la cabeza hasta la parte exterior de los ojos. Esta técnica ocular es conocida por garantizar a los miembros de la familia una percepción visual extrema. La primera de sus habilidades otorga un campo de visión de casi trescientos sesenta grados, excepto un pequeño punto cerca de la nuca, recelosamente guardado, localizado justo encima de la tercera vértebra torácica. La segunda habilidad otorga una visión telescópica y que penetra a través de los objetos sólidos. El Byakugan puede entrenarse, por lo que el alcance de estas habilidades depende en gran medida de cada usuario. A niveles superiores, se desbloquean habilidades adicionales.

Los Byakugan recién desbloqueados permiten ver en 360 grados a una distancia de 1 metro por cada 10 de Percepción, hasta un máximo de 3 metros. Además, permiten utilizar la visión telescópica a una distancia de 20 metros por cada 10 de Percepción, con un máximo de 50 metros. El bonus de Percepción del Byakugan cuenta para dicho baremo.

Además, permite percibir el chakra y su color único, con usos muy diversos, como por ejemplo, distinguir a alguien que se ha transformado en otra persona o está disfrazado (y que el usuario conozca), o saber cuándo hay una trampa con chakra preparada o un genjutsu afectando a alguien (y a sí mismo). Permite distinguir entre clones simples y personas reales.
[Imagen: 7AJcPKV.png]
¡Padaruu Padaruu!
¿Quieres uno igual? ¡Pues no, porque Padaruu solo hay uno! Pero haz click aquí si quieres uno parecido.

— En la habitación de Daruu, Amegakure (Ascua, año 219)
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 15
Exp: 6 punto
Dinero: 570 ryō
#6
De golpe y porrazo apareció alguien saltando sobre el agua del lago, salpicando al rubio chillón, justo después de que este se hubiese girado para verme después del silbido aunque tras la salpicada me hizo caso omiso, centró toda su atención en aquel chico que vestía por completo de negro pero lo más impactante de aquel muchacho eran sus ojos de un color blanco enfermizo que jamás había visto antes.

*¡La hostia!* pensé sorprendido.

Hubo otra cosa que me sorprendió. el rubio lucía la bandana de Uzushiogakure, mientras que el otro la de Amegakure. Demasiada casualidad que 3 shinobis de cada una de las principales aldeas del mundo nos hubiésemos reunido allí, en medio de la nada. Había algo que se me escapaba y justo cuando trataba de dilucidar el qué... ¡El rubio atacó al de Ame! Este obviamente trató de defenderse. Sus curiosos ojos blancos cabiaron. Bueno, no sus ojos, sino que la zona de su alrededor se hincho de venas totalmente visibles, bloqueando la patada que estaba a punto de recibir. Rápidamente la ataque sorpresivo con kunai del de Uzu fue anulado al mismo tiempo que recibía una patada en los santísimos y el ojos blancos usaba su propia kunai para poner el chico en un apuro.


— ¡Eh, eh, eh! ¿Qué mierdas pasa aquí? ¿Acaso ya os conocéis?

Mi mano diestra había empuñado una de mis wakizashi. A saber cuando todo aquello iba a ponerse en mi contra y toda precaución era poca. andarse con pies de plomo y no confiar en ninguno de los dos probablemente iba a ser lo más sensato. Por ahora necesitaba respuestas.

— ¿Por qué le has atacado? — Pregunté, clavando la mirada en el rubio.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Inuzuka Nabi Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 25 puntos
Dinero: 3000 ryō
#7
Puede que hubiera dudado durante unos milisegundos al levantarme bruscamente del arbol donde estaba recostado de si estaba malinterpretando la situación o sobreactuando a un error del shinobi. Sin embargo, su bandana y su reacción dejaron claro que yo tenía razón. La bandana de un asesino y la reacción de quien se espera un contraataque, era obvio que habia venido a lo que habia venido.

Pero no me iba a ir sin pelear hasta el último de mis puntos de vida. Sin duda me encontraba ante un shinobi bien entrenado, reacciones rápidas y mortales. Demasiado mortales incluso.

Paró mi patada con una mano, agarrando mi pierna con fuerza. Movió la pierna a la que se dirigía mi kunai para intentar golpearme a la vez que sacaba su propio kunai del portaobjetos, al parecer hacia mi cuello. Mi diestra ya estaba preparada para un posible contraataque, agarré su muñeca y la aleje lo máximo posible de mi.

Al mismo tiempo, la única pierna que me estaba sosteniendo, habia dejado de hacerlo y antes de despegarse de la superfície habia hecho un minimo impulso hacia el shinobi de Amegakure, lanzandome sobre él con la intención de que ambos cayeramos al agua.

Si el plan salía bien, intentaria alejarme cuanto pudiera de ambos, el ataque sorpresa no habia funcionado, tendría que pasar al plan B. De Nabi.

Estado de Nabi

PV

110/110



CK

100/100



- Hitai-ate [Cuello]
- Portaobjetos basico (7/10) [En el lado izquierdo del abdomen][/color][/b]

Bomba de luz
Bomba sonora
5 shuriken

- Portaobjetos avanzado (5/10) [En el muslo derecho]

Pergamino
Sello explosivo de clase C
Kunai
Bomba de humo
Hilo shinobi

- Kodachi [atada en el lado derecho de la cintura]
- Mecanismo oculto de kunai [muñeca izquierda] (Con Kunai)
- Comunicador basico [Sellado en el pergamino]
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 28
Exp: 15 puntos
Dinero: 90 ryō
#8
—¡Eh, eh, eh! ¿Qué mierdas pasa aquí? ¿Acaso ya os conocéis?

A Daruu le pareció oír una voz lejana, muy amortiguada, como si el que hubiese pronunciado esas palabras estuviera a varios kilómetros de distancia. Exactamente, Daruu escuchó su voz como si un loco se acabara de abalanzar encima suya y estuviese tratando de asesinarlo.

El demente agarró su muñeca y la apartó con asombrosa rapidez, y antes de que pudiera hacer nada para evitarlo se le había echado encima, presumiblemente para sacarle las tripas, o eso es lo que leía en el rostro enajenado del shinobi de Uzushiogakure.

Daruu se dejó hacer, pensando que la primera vez que alguien se le echase encima tendría que haber sido por motivos bien diferentes, y que aquello no tenía nada de romántico. Su espalda chocó contra el agua, y lejos de pretender mantenerse a flote con el chakra, se hundió y empujó al otro con todas sus fuerzas. De un impulso, nadó unos metros hacia atrás, y entonces acumuló chakra en las plantas de los pies, ahora sí, para emerjer.

¿Bofbé be gas atacado?

Ahora sí que había oído bien, bueno, cuando salió del agua. Se estaba dirigiendo al otro ninja.

Daruu, que hasta ahora había parecido detectar una pizca más de sensatez en los shinobis de Kusa que en los de Uzushio, decidió moverse con presteza hasta quedar en paralelo al primero, sin dejar de perder de vista al loco de la Espiral.

—¡Esto es de locos! —exclamó hacia el ninja del Bosque—. ¡Se me ha tirado encima sin que le haya hecho nada! ¡Tiene un ataque de odio injustificado!
[Imagen: 7AJcPKV.png]
¡Padaruu Padaruu!
¿Quieres uno igual? ¡Pues no, porque Padaruu solo hay uno! Pero haz click aquí si quieres uno parecido.

— En la habitación de Daruu, Amegakure (Ascua, año 219)
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 15
Exp: 6 punto
Dinero: 570 ryō
#9
La refriega entre los dos shinobis seguía su curso y en cuestión de segundos se vieron atrapados por las aguas del lago, debido a que el del remolino se abalanzó sobre el de ojos blancos y acabaron metiéndose dentro del líquido elemento.

El primero en volver a ver la luz del sol fue el de la lluvia. No esperaba menos de alguien que había aprendido a moverse entre las gotas de lluvia. Se acercó hasta mí y aquello propició que mis sentidos se agudizasen, tensando todavía más mis músculos, atento ante cualquier posible hostilidad.


— ¡Eh, tío, no te acerques más, yo no tengo nada que ver!

—¡Esto es de locos! —exclamó hacia el ninja del Bosque—. ¡Se me ha tirado encima sin que le haya hecho nada! ¡Tiene un ataque de odio injustificado!

Vaya, había sido demasiado precavido, aunque ya se sabe, toda precaución es poca.

— ¿En serio que no hay anda entre vosotros? — pregunté visiblemente sorprendido al mismo tiempo que devolvía la katana a su lugar de origen, la funda de mi espalda — ¿Entonces por qué querría matarte?

Me quedé pensativo durante unos pocos segundos.


— ¿O quizás es que me he perdido algo entre vuestras aldeas?

Dudaba que de ser así e lo dijese. La mierda de la aldea se queda dentro, esparcirla a ojos ajenos podía llegar a ser un error, pero por algún motivo el tipo había captado mi atención, parecía que por ahora podía considerarlo un aliado o un amigo.

Un ojo estaba atento del shinobi de Ame, mientras que el otro estaba pendiente del lago de donde el rubio de Uzushio debería aparecer de un momento al otro.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Inuzuka Nabi Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 25 puntos
Dinero: 3000 ryō
#10
No sé en qué coño estaría pensando, probablemente en nada o en suicidarme, en el momento en el que me tire al agua contra un Amegakuriense, que son un eslabón perdido de la merluza. El moreno se desenvolvió mejor bajo el agua y se deshizo de mi para salir a flote. Yo tardé unos segundos de más que el merluzo y éste ya estaba yendo al lado de su amiguito.

— ¡Eh, tío, no te acerques más, yo no tengo nada que ver!


—¡Esto es de locos! ¡Se me ha tirado encima sin que le haya hecho nada! ¡Tiene un ataque de odio injustificado!

— ¿En serio que no hay anda entre vosotros? — — ¿Entonces por qué querría matarte?


— ¿O quizás es que me he perdido algo entre vuestras aldeas?


Estaba absorto pensando en mi siguiente movimiento sin darme cuenta de que el tiempo corría en mi contra. Me levanté y sin esperar un segundo más lancé una enorme cantidad de shuriken en busca del moreno de Amegakure, una enorme cantidad que eran tres. No iban a ningún sitio en concreto, solo se dirigian hacia él.

¡A callar, traidor!

Detrás de los shurikens iba yo con mi kodachi desenfundada y preparada para la sangre. El espadachín de Kusa había dejado de ser un problema por el momento, era un cobarde y no conocía al Amegakuriense. Bueno, cobarde se queda corto, parecía que su sola presencia cerca de un conflicto le echaba hacia atras. Si no salia por patas ahora, lo haría cuando empezaran los jutsus, si llegaban.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 28
Exp: 15 puntos
Dinero: 90 ryō
#11
—¿En serio que no hay nada entre vosotros? ¿Entonces por qué querría matarte? —preguntó el de Kusagakure.

—No, ¡te juro que no! Creo que sólo le he mojado con agua al caerme de allá —dijo, señalando el precipicio—. Pero esta reacción es totalmente exagerada para lo que le he hecho.

¿O quizás es que me he perdido algo entre vuestras aldeas?

—Que no, que no, que las aldeas tampoco tienen nada en con...

Pero el rubio se había vuelto a abalanzar contra él. Tres shuriken, lanzados con rabia, sin apuntar, porque apuntar es de cobardes. Daruu ladeó el cuerpo y dejó que dos pasaran al lado de él, y bloqueó otro con un kunai. Metió la mano en su portaobjetos...

—¡BIEN! ¡ENTONCES TENDRÉ QUE MATARTE! —gritó lo más alto y fuerte que pudo. Y arrojó la bomba de humo al suelo.

Una polvareda inmensa se tragó al Kusareño y a Daruu. Tras un instante, éste último salió disparado como una flecha hacia Nabi, por sorpresa desde la nube de humo.


···


Entre tanto, el verdadero Daruu hacía todo lo contrario de TENER QUE MATARTE saltando de rama en rama. Se había escabullido por detrás y subido al árbol más cercano. Ahora sólo quería volver a casa y no volver a cruzarse con nadie de Uzushiogakure nunca más.

«Lo siento por ese chaval de Kusagakure. Espero que el hijoputa aquél no sacie su sed de sangre con él.»
[Imagen: 7AJcPKV.png]
¡Padaruu Padaruu!
¿Quieres uno igual? ¡Pues no, porque Padaruu solo hay uno! Pero haz click aquí si quieres uno parecido.

— En la habitación de Daruu, Amegakure (Ascua, año 219)
Responder