Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
¡Únete a nuestro grupo de Telegram!
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
La Tribu Roehuesos
—¿Resistirán las rocas? se le veía jodidamente herido. Ikari le dio la buena.

Riko chascó la lengua, contrariado, quería pensar que habría quedado sepultado bajo las rocas, pero no confiaba demasiado en que algo tan sencillo fuera a acabar con Jinmaro.

No lo sé, pero deberíamos hacer algo si resulta que sale de ahí sin problema...

Realmente esperaba no volver a ver a aquel hombre, pero no podían darlo por muerto y que en un futuro volviera a hacer de las suyas.
[Imagen: tumblr_n4fzpkaZST1rmi71zo1_500.gif]
~ Narro ~ Hablo ~ «Pienso»
Responder
—Si sale, compañero, no voy a estar aquí para averiguarlo. Yo me largo, ya cumplí con mi misión. Y tú... estás vivo. Vuelve cogiendo por patas a Uzushio y no mires atrás.
Hablo - «Pienso» - Narro

Responder
—Si sale, compañero, no voy a estar aquí para averiguarlo. Yo me largo, ya cumplí con mi misión. Y tú... estás vivo. Vuelve cogiendo por patas a Uzushio y no mires atrás.

De nuevo chascó la lengua, una parte de su ser le decía que no debía dejar aquello sin atar, pero por otra parte, ahora estaba a salvo, lo cual le era suficiente de momento.

Está bien, yo me largo de aquí, ¡hasta otra!

Estaba contrariado, apenas había podido hacer nada en aquella aventura, le habían capturado, había tenido que ser salvado en un par de ocasiones, no había sido más que un estorbo, y aquello le molestaba en demasía, pero ya era tarde, había iniciado su camino de vuelta, ahora tenía que dedicarse a entrenar para no volver a ser una carga de ese calibre.
[Imagen: tumblr_n4fzpkaZST1rmi71zo1_500.gif]
~ Narro ~ Hablo ~ «Pienso»
Responder