Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
No son pulgas
#1
Augurio, Otoño 218

La mañana aun era joven y los primeros rayos del sol empezaban a hacerse sentir en la tierra, mi cuerpo agradeció la calidez de los mismos ya que ese día en particular me había despertado desde muy temprano, realicé alguno deberes y otro quehaceres, gajes el oficio, pero no de ninja, lamentablemente. El punto radica en que una vez culminé con ellos me escabullí hacia la academia, un lugar que poco solía frecuentar y en el que probablemente no me encontrarían con rapidez, simplemente no quería seguir limpiando en la casa desde tan temprano, labor que seguramente se extendería hacia el anochecer...

Con la excusa de ir a entrenar a un lugar sin revelar su ubicación exacta, terminé en uno de los campos de entrenamiento de la academia. Este día, como todos los demás, vestía como regularmente lo hacía, era un día ordinario para mi y me estaba mentalizando que debía ser un día productivo, siempre se puede aprender algo nuevo o mejorar en algún aspecto, sí cualquiera podría decir que estaba llena de optimismo, pero... ¿dónde estaban los estudiantes? Mi plan se empezaba a venir cuesta arriba cuando noté que todos estaban en clases teóricas y no prácticas, no es que yo fuese una abusiva ni nada por el estilo para intentar luchar con alguien que no se hubiese graduado, solo que hubiera servido perfectamente para un calentamiento.

Esperé un par de minutos más por sí llegaba algún rezagado o alguien que se presentase en la misma condición que la mía, pero me empezaba a impacientar, así que decidí realizar unos estiramientos mientras el tiempo corría.

«Espero llegue alguien pronto»
Hablo (Aquamarine)
«Pienso»
Responder
#2
Desde que se habían ido esos extranjeros de nuestra villa no hacía más que pensar y pensar, empezaba a ser cansino y doloroso para todos, especialmente para mi. Daba paseos solo para relajar la cabeza, ver como Uzushiogakure prosperaba a pesar de los incesantes esfuerzos del resto de naciones y algunos de sus shinobis para que no fuese así. Eso me relajaba levemente, pero necesitaba algo más.

Entre una cosa y otra acabé en los campos de entrenamiento, hoy vacíos de estudiantes, de la academia. Sin embargo, sí había alguien. Una chica que no había visto en mi vida, sin embargo, ahí estaba con bandana y estirando. La miré de arriba a abajo antes de acercarme. Pelo negro largo, ojos verdes, un par de mechones azules, pero lo importante era su indumentaria reveladora. Además tenía qué enseñar, y solo había una familia que yo hubiese conocido que trabajase esa formula, los Sakamoto. La última vez no fue precisamente halagüeño nuestro encuentro, pero tal vez estaba sacando demasiadas conclusiones.

Tú no eres una estudiante.

Dije tras acercarme, usando de nuevo mi infalible táctica de recalcar lo obvio y esperar a ver como reacciona la persona en cuestión. De momento había funcionado a la perfección siempre.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#3
En cuanto Nabi y Stuffy se empezaran a acercar percibirían aquel aroma a rosas por la mañana, quizá imperceptible para la mayoría a esa distancia, pero más que suficiente para ellos con un olfato bastante desarrollado.

Tú no eres una estudiante.

«¿Ehmm?» volteé instintivamente hacia mi interlocutor, mis ojos se toparon con un shinobi, la bandana en su cuello lo delataba, era un muchacho ni muy alto mi muy bajo, robusto, con cabello castaño, parecía grasoso y un tanto sucio... Vestía de manera simple, mientras más se acercaba el ninja con su acompañante, un can de cabellera negra, de dimensiones considerables y un único ojo, el detalle que posiblemente más resaltaba.

Crucé la mirada directamente con el muchacho, entonces noté que sus ojos eran verdes tirando a marrón ¿o serían marrón verdosos? ¿Y eso que más daba? El se anunciaba de una manera poco usual...

—Tú tampoco— mencioné un poco elevado, me acerqué un poco más a él, para quedar a aproximadamente cincuenta centímetros de distancia —. ¿Mi presencia aquí causa algún problema?— pregunté directamente con un tono de voz más suave, realmente lo que menos quería era causar inconvenientes.
Hablo (Aquamarine)
«Pienso»
Responder
#4
—¿Mi presencia aquí causa algún problema?

No tengo ni idea. No soy de la academia. ¿Qué haces aquí?

A primera vista, no parecía tener malas intenciones. Sin embargo, plantarse sola en medio de un campo de entrenamiento a estirar justo cuando están los alumnos en la academia sonaba a que estaba esperando a que saliese alguno para darle una paliza porque no le ha pagado lo que le debe. Así que como buen shinobi tenía que quedarme a comprobar que todo estaba en orden.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#5
Me pareció percibir un poco de duda por parte del recién llegado, mantuve mi mirada puesta sobre él esperando su respuesta.

No tengo ni idea. No soy de la academia. ¿Qué haces aquí?

Levanté la ceja al escucharlo, ¿sus palabras iban en serio? Sonreí absurdamente —. No entiendo a que viene todo esto, pero sí te sientes más seguro solo vine a entrenar, a ejercitar mi cuerpo— expliqué sin mucha gracia.

— Así que sí no hay ningún inconveniente, con permiso— di mediavuelta y volví a mi posición inicial para hacer secuencia a los estiramientos de los músculos que me faltaban.
Hablo (Aquamarine)
«Pienso»
Responder
#6
—. No entiendo a que viene todo esto, pero sí te sientes más seguro solo vine a entrenar, a ejercitar mi cuerpo

Me quedé un poco confuso por su respuesta. ¿Todo esto? Miré detrás mio y no había nada, ¿a qué se refería con todo esto? ¿Todo yo? ¿Acaso había hecho o dicho algo terriblemente ofensivo? Solía pasarme, más de lo que yo podía saber o controlar.

— Así que sí no hay ningún inconveniente, con permiso

Vaaale, yo solo pasaba por aquí. Que te vaya bien con los estiramientos, supongo.

Hice ademán de irme mirando de reojo a la muchacha, parecía terriblemente extraña, ahí, estirando, sola, en los campos de la academia. Pero bueno, ella era una genin así que si estaba esperando a algún estudiante para darle una paliza ya la detendrían los chunins de la Academia.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder