Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
¿Qué es esto?
#46
Ayudar sin esperar recibir nada a cambio. No le gustaba la filosofía de Juro. No le gustaba nada en absoluto. Pero teniendo en cuenta que se había ganado algo de su confianza, y de que por primera vez en mucho tiempo alguien foráneo le veía como el bueno de la película, decidió no romper el momento.

Pff… Un rastro vago. Por el bosque es jodido ir en línea recta. Pero creo que se dirige hacia el País del Rayo, o el País de la Espiral. Está yendo en dirección contraria a la nuestra.

El País del Rayo o el País de la Espiral… ¿No había dicho Kokuo que quería vivir en paz? ¿Qué sitios había allí buenos para esconderse?

Sacudió la cabeza, no era momento de pensar en ello. No hasta que hablase con Hanabi.
Sellos de Rastreo implantados:
Hermandades Intrépidas:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]
[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder
#47
Aunque Juro no recibió respuesta a su propuesta de tranquilizarse, Datsue le confió la última información que había recibido de su clon antes de que desapareciera.

Pff… Un rastro vago. Por el bosque es jodido ir en línea recta. Pero creo que se dirige hacia el País del Rayo, o el País de la Espiral. Está yendo en dirección contraria a la nuestra.

— Bueno, es mejor que nada. Al menos sabemos hacia donde partió — dijo Juro —. Si lo que dice es cierto, va a esconderse, probablemente para que evitar que reviertan el sellado. Buscará el lugar más recondito de todo el mundo si le damos la oportunidad de hacerlo.

» Por eso, cuanto antes informemos mejor — reflexionó —. Aunque más que eso, deberíamos resguardarnos en nuestra villa cuanto antes. No se como serán esos ocho generales, pero yo no quiero encontrarmelos.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#48
Datsue asintió. Resguardarse —o esconderse— en sus respectivas Villas era el movimiento más seguro e inteligente que podían hacer. Al menos, durante un tiempo. Pero, ¿cuánto aguantarían así? ¿Sin poder salir a realizar misiones? ¿Atrapados bajo los propios muros de su aldea?

Él siempre se había considerado un alma libre, y verse encorsetado todavía más no era una idea que le atrajese. De hecho, una parte suya se rebelaba a ello.

Quizá nuestras Villas sepan algo de alguno de esos Generales. Si son tan poderosos, seguro que alguno se formó en una de las tres aldeas. —Esperaba que fuese así. Cuanta más información pudiesen obtener de ellos, más preparados estarían ante un posible encuentro—.Y sí, cuanto antes informemos mejor —coincidió, al mismo tiempo que frenaba el ritmo de su carrera—. Quizá sea hora de despedirnos por aquí, entonces. Estamos yendo en dirección contraria a tu Villa, Juro —le informó—. ¿Sabrás orientarte bien desde aquí?
Sellos de Rastreo implantados:
Hermandades Intrépidas:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]
[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder
#49
Juro asintió. No sabía quienes eran (ni quería), pero era evidente que eran personas reconocidas por ese tal Kurama (un bijuu, si no se equivocaba). No solo tendrían unas convicciones raras. Estaba seguro de que tendrían un gran poder. Por eso, que hubiesen sido ninjas renegados sería bastante lógico.

. Quizá sea hora de despedirnos por aquí, entonces. Estamos yendo en dirección contraria a tu Villa, Juro. ¿Sabrás orientarte bien desde aquí?

— ¡Oh, claro! ¡Qué tonto! — exclamó, dándose una palmada en la cabeza —. S-si, bueno, siempre tuve problemas de orientación en cualquier parte, y suelo perderme en cualquier lado. Pero mi aldea no está demasiado lejos, así que no debería costarme mucho... Debo seguir por la dirección contraria, sí.

Juro miró a su espalda, fugazmente. Supuso que llegaría bien. Fuese o no, no podía pedir ayuda, ya que Datsue no podía conocer dónde estaba la aldea. Ese comentario había sido raro viniendo de un extranjero (es como si le dijera, no, tu villa está en la otra dirección) pero lo dejó pasar.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#50
Datsue asintió.

Exactamente, Juro. Tú cuando veas que llegas a una zanja de unos cien metros de largo y que baja hasta el mar, es que has llegado. Solo tendrás que cruzar el puenta y et voilà —bromeó, chasqueando los dedos.

Sí, quizá Juro pensase que Datsue no tenía forma de saber dónde se encontraba su Villa. Pero se equivocaba. No solo lo sabía, sino que ya había estado en ella. Había sido un año atrás, cuando las tres Villas se tuvieron que juntar para una misión de gran importancia —de hecho, era como si la amenaza se estuviese repitiendo—. Si no recordaba mal, la reunión se había dado en el mismísimo despacho del Morikage. Con Yui, Ayame, Akame, él mismo…

Suspiró.

En fin, Juro. Que te vaya bien y recuerda el trato al que llegamos. Tal y como están las cosas será más importante que nunca —le tendió la mano para estrechársela—. Presiento que pronto volveremos a hablar.
Sellos de Rastreo implantados:
Hermandades Intrépidas:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]
[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder
#51
Juro asintió, aunque no supo tomarse las palabras de Datsue en serio o no. Como no tenían tiempo, nuevamente hizo caso omiso, porque lo primero que quería hacer era llegar a la seguridad de su villa.

Lo segundo, ir corriendo a informar a su Kage de todo lo sucedido.

En fin, Juro. Que te vaya bien y recuerda el trato al que llegamos. Tal y como están las cosas será más importante que nunca. Presiento que pronto volveremos a hablar.

— Informaré a mi Kage sobre todo. Nos mantendremos en contacto — Juro le estrechó la mano, esta vez sin reparos. Ya no tenía miedo de estar cerca de Datsue —. Ten un regreso sano y salvo, ¿vale? Nos encontraremos otra vez, y espero que las cosas se hayan calmado para entonces.

Juro se despidió de Datsue, y se dispuso a marcharse por el camino que le había indicado (y que él más o menos imaginaba). Tenía un camino frustrante, pero esta vez, se concentraría más que en toda su vida para no perderse y para ir rápido. Se sentía perseguido, amenazado.

Si, tendría que correr quizá. No pararía de sentirse así hasta que llegara a la seguridad de su villa.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#52
El Uchiha sonrió. Esperar que las cosas se hubiesen calmado para su reencuentro era ser muy optimista.

Avísame por aquí cuando llegues —dijo, señalándose el sello de la muñeca—. Para saber que has llegado sano y salvo.«Oh, cuánto amor se respira. Pero es uno de los pocos extranjeros con el que has hecho migas en un tiempo. Así que sí, mejor cuidar esta pequeña amistad».

No fue hasta ese momento, cuando se despidió de Juro, que desactivó el Sharingan. Lo había tenido durante todo el trayecto, todavía con demasiada tensión en el cuerpo como para atreverse a apagarlo. Pero ahora, tanto la lógica como el instinto le decían que estaba a salvo. A salvo de una bijuudama a traición.

Sus pasos le llevarían al paraje de bambú, donde a la noche, al no encontrar refugio construido por la mano del hombre, encendería un fuego y se acurrucaría en su saco de dormir. A la mañana, acabadas las provisiones, no le quedaría más remedio que cazar para llevarse algo a la boca.

Llegado al Valle del Fin, y ya más familiarizado con el terreno, se dirigió directo a Minori, donde descansó en una conocida posada y llenó el bandullo.

Si no sucedía ningún contratiempo, no sería hasta cuatro días más tarde que regresaría a Uzushiogakure no Sato.

De vuelta a su casa…

De vuelta a la seguridad…

… y de vuelta a traerle nuevos problemas a su Uzukage.
Sellos de Rastreo implantados:
Hermandades Intrépidas:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]
[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder