Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Estamos en Entretiempo, Otoño del año 217.
Últimos rumores: Durante el mes de Augurio la situación política de Oonindo dio una sacudida que casi causa una guerra. Uzumaki Gouna, la Cuarta Uzukage, murió durante una reunión de los tres líderes de las aldeas más importantes en Kusagakure. Ame acusó a Kusa, y Kusa acusó a Ame. Durante la mayor parte del mes, se creó un rencor entre los ninjas de ambas potencias al que finalmente puso fin la propia Uzushiogakure. Zoku, un traidor a la villa, se había hecho con el poder y asesinado a Gouna intentando inculpar a las otras dos aldeas. El orden fue restablecido por el Daimyo de la Espiral, y Uzushio emitió una disculpa pública. Circula el rumor de que Zoku selló a un bijuu en dos genin, pero sólo los uzujin conocen su identidad. Sólo se conoce que se hacen llamar los Hermanos del Desierto.

Uzushiogakure: el nuevo mandato de Sarutobi Hanabi como Quinto Uzukage legítimo ha sido recibido con los brazos abiertos, pero hay un sentimiento generalizado de temor a un nuevo cambio de líder. Sin embargo, la gestión de la aldea se está produciendo como debería, así que hay esperanza colectiva en que esta vez todo vaya bien. La relación con las demás aldeas se mantiene neutral, pero, sintiéndose debilitados, los shinobi consideran que tal vez podrían llegar a ser una amenaza, de modo que hay cierto clima de desconfianza hacia Kusagakure y Amegakure, al mismo tiempo de que todos saben que la culpa de todo la han tenido ellos mismos.

Kusagakure y Amegakure: la noticia de que la propia Uzushiogakure había sido la causante de la muerte de su propia líder fue recibida con algo de alivio, aunque inevitablemente algo de rencor, aunque sea muy ligero, ha penetrado en los shinobi de ambas aldeas para con las otras. Hacia una porque creían que habían traicionado al Pacto y hacia la otra porque la inestabilidad de su liderazgo les causa desconfianza, escépticos de que este nuevo líder no sea otro peligro.
¿Qué te he dicho de meterte mierda en el cuerpo?
#61
Me recuerdas a Akame. No, él era incluso peor, porque ni creía en el amor.

Con la retorcida imagen que Datsue había implantado en mi cerebro de Akame, esas acusaciones solo podía tomarmelas de una forma, como una grave ofensa a mi persona.

Eh, eh, eh. Sin faltar, que ya somos mayores para insultarnos por estas cosas.

Datsue me dejó ir delante a pesar de que era su casa de la que estabamos saliendo, no le di importancia ya que las escaleras tampoco daban tanto espacio como para ir uno al lado del otro sobradamente. Hasta que una mano que no tenía punto de comparación con la del Uchiha, que era más como la mano huesuda y fria de un banquero que se ha dedicado a contar dinero durante toda su vida, sino que estaba cuidada y con las uñas pintadas y todo se apoyó en mi hombro.

Me giré esperando a una niña perdida o algo así y me encontré a mi compañero haciendo de sus guarradas habituales. Había usado el Henge para transformarse en una rubia completamente desnuda y ahora posaba provocativamente para darse la razón de alguna forma. Sin duda, era la persona con la forma de pensar más jodidamente retorcida que había conocido, ni siquiera podía empezar a plantearme qué esperaba conseguir con eso.

La miré de arriba a abajo, escudriñando cada una de sus... feminidades. Las curvas, los pechos, el rostro, los muslos, todo en general. Como todo joven, esbocé una sonrisilla que compartimos todos cuando vemos a una mujer desnuda. Acto seguido, mis orejas volvieron a conectar con mi cerebro tras el solo que se habían montado mis ojos.

Eh, Nabi-kun, ¿cómo puedes saberlo?

No tenía ni idea de qué hablaba, pero pensé que nunca había tocado una teta y ahora estaba al alcance de mi mano, nunca mejor dicho. Estiré el brazo y apreté una de ellas, sin tacto ni nada de eso, sencillamente para probar a ver qué tal.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#62
¡Au-ch! —exclamó Datsue, que perdió súbitamente la transformación, cuando Nabi le pellizcó un pezón a través de la camisa. Le apartó la mano de un manotazo—. Hijo de perra, ¡que eso duele!

Vaya que si dolía, y menuda puntería que tenía el cabrón, ¡justo al pezón! Esperaba que no tuviese tal descaro con las chicas de verdad o esos dientes tan afilados que tenía no le iban a durar mucho en el sitio.

Pues para no querer perder el tiempo probando salsas —comentó, recuperando la sonrisa, al darse cuenta de una cosa—, no has tardado ni dos segundos en querer comprobar qué se sentía al tocar una teta, ¿eh?

»Me parece que esto demuestra que alguien tenía razón —señaló, levantando un dedo, e hinchando el pecho como un pavo real. Luego abrió la puerta del portal de edificio—. Y ese alguien es…

Se lanzó de rodillas contra el suelo, deslizándose por las baldosas como uno de esos luchadores del espectáculo que salían por televisión, y alzando los brazos en perpendicular con su cuerpo.

¡¡¡Datsueeee…!!! —rugió con voz gutural—. ¡El Intrépidooooo!

Hizo sendas reverencias a un lado y a otro, como si estuviese dándole las gracias al público de una obra de teatro. Por suerte, era un público inexistente, salvo por Nabi y el propio Stuffy, únicos testigos del ridículo que estaba haciendo.
[Imagen: 22eN5LL.gif]

Un Uchiha no olvida

Objetivos:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]

Posibles Aliados:

[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]

Responder
#63
Hijo de perra, ¡que eso duele!

Miré a Stuffy, confundido.

¿Pero por qué le gritas a él? Si no te ha hecho nada.

El perro giró la cabeza como si no entendiese donde se había ido la rubia que estaba donde Datsue hace un momento, pero es que seguro que no lo entendía.

Pues para no querer perder el tiempo probando salsas, no has tardado ni dos segundos en querer comprobar qué se sentía al tocar una teta, ¿eh?

Yo no he dicho que no fuera a tocar una teta si me la ponías delante, sino que no iba a concentrar mis esfuerzos en que una teta desnuda se pusiese ante mi, pero si me lo das regalado, ¿quien en su sano juicio diría que no? Otra cosa es hacer ESO. Por ahí ya sí que no paso, que despues se queda embarazada y hala, a criar cachorrillos.

Sin embargo, Datsue estaba ocupado en vanagloriarse antes de contestarme, haciendo todo tipo de gestos de grandilocuencia como si estuviesen en medio de una pelea de gallos o algo así. Stuffy se sentó observando al shinobi con la lengua fuera, y yo le imité en lo de sentarme, la lengua me la quedé dentro de la boca.

¡¡¡Datsueeee…!!!. ¡El Intrépidooooo!

Siguió un rato haciendo reverencias y cuando pareció dar por finalizada la actuación empecé a aplaudirle y me levanté.

Qué don de interpretación y qué pena que no estemos en un escenario. Oye, ¿y si hacemos un espectaculo donde simplemente hablamos? Eso podría dar mucho de sí, sobretodo si sigues transformandote en rubias desnudas. Podríamos llamarnos dos shinobis y medio. — le comenté señalando a Stuffy que ladraba como si aplaudiese pero con ladridos.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#64
Había que reconocerlo, los argumentos de Nabi no eran malos, ni mucho menos. Pero el Uchiha tenía ganas de hacer algo de teatro, así que se presentó igualmente ante un público imaginario como Datsue el Intrépido, haciendo sendas reverencias a uno y otro lado.

Luego, Nabi le hizo una propuesta de lo más… curiosa.

Ah, no sé, no sé… Dices de hacernos monólogos por ahí, ¿no? No sé, tío. No es mala idea, pero nuestro humor es demasiado…Vulgar, refinado. No todo el mundo lo entendería.

»Y tío, a veces no sé si lo dices de broma o en serio, pero… ¿Dejarla embarazada? Sabes que hay cosas para evitarlo, ¿no? En cualquier Farmaninja te venden. O incluso en Mercakunoichi, aunque en Mercakunoichi solo hay de un tipo de anticonceptivo, creo. En fin… vamos ya a… ¡Hostia puta! —exclamó de pronto, llevándose las manos a la cabeza—. ¡Que tengo cita con el médico! —El Uchiha había pedido cita para ver si le podían recetar algo más fuerte para poder dormir, pero con la aparición de Nabi se le había pasado por completo—. Lo siento, tío. ¡Ya nos veremos por ahí! —exclamó, arrancado a correr—. ¡O sino en la fiesta!

No le dio tiempo ni a despedirse. El Uchiha formó a media carrera el sello del Carnero y ejecutó un Sunshin no Jutsu, desapareciendo del lugar en el acto.
[Imagen: 22eN5LL.gif]

Un Uchiha no olvida

Objetivos:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]

Posibles Aliados:

[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]

Responder