Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

En medio de estas turbulencias, se está celebrando una nueva edición del famoso Torneo de los Dojos a petición de los Señores Feudales. Ninjas de todas las aldeas conviven durante un tiempo en el Valle de los Dojos, y participan en un certamen de peleas de exhibición.
Tigre y Dragón
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 4 puntos
Dinero: 150 ryōs
#1
Estaba cayendo ya el ocaso, y los últimos rayos de Sol teñían el cielo veraniego de naranjas, rojos y añiles. Al calor sofocante del día daba, poco a poco, paso una brisa nocturna de lo más refrescante. En Verano normalmente los habitantes del Valle elegían aquella hora del día para volver a sus casas y cenar, estar con la familia o terminar sus quehaceres. Los que podían, claro.

Era por esa misma razón que Uchiha Akame llegó al Lago Partido cuando la mayoría de la gente que había pasado el día allí, refrescandose en sus frías aguas o a la sombra de alguno de los árboles de frondosas copas que poblaban sus orillas. Deseaba paz. Mejor dicho, necesitaba paz. Sus pasos procedían de Nantōnoya, concretamente de la habitación de su compañero Datsue —al que, por cierto, había estado a punto de matar allí mismo—. Durante el camino Akame se arrepintió varias veces de haber dejado que aquella rata se saliese con la suya pagando sólo un cabezazo en la mejilla como precio. Pero realmente sabía que no tenía muchas más opciones, de modo que cuando llegó al Lago Partido sólo quería despejarse.

¿Y qué mejor forma de hacerlo conocía el Uchiha? Pues entrenar. Era o eso, o leer, y con el cuerpo todavía temblándole —a ratos— de ira, le hubiese sido imposible mantener la concentración en ninguno de sus libros; y eso que todavía tenía Fundamentos Básicos del Fuuton pendiente.

Sea como fuere, cuando Akame llegó allí no quedaba nadie. Comenzó a andar por el puente de madera que atravesaba las aguas, deteniéndose a cada rato para mascullar alguna maldición. De repente levantó la vista y atisbó una figura al otro lado. Una figura que conocía muy bien.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 31
Exp: 8 puntos
Dinero: 240 ryō
#2
Cerró la puerta de su habitación tras de sí. Fuera, el Sol ya trataba de ocultarse detrás de los picos helados del Valle de los Dojos. Los rayos del sol se filtraban a través de las montañas, y, con un ángulo cerrado, magnificaban su sombra, haciéndola más grande y bañando las briznas de hierba, que se movían con el viento, de un color verde oscuro. «No debería ser así», pensó Daruu sonriéndose. Su sombra debía ser pequeña. Era la que le correspondía. Y no debía de corresponderle ninguna otra. Porque su sombra no debía sobresalir de las más grandes, aquellas que los shinobi debían habitar.

Buscando un poco de tranquilidad y el abrigo de la frescura húmeda de los bosques, Daruu se internó entre los árboles, en un bosque al sudeste de Sendoushi. Cabizbajo, pensaba sobre todas las cosas y sobre ninguna. Empezó a cruzar un gran puente.

Hacía unos días, Daruu había perdido su combate en el torneo. Perdido no es la palabra, más bien, empatado. «Eliminado, al fin y al cabo. ¿Qué es eso sino haber perdido?». Pero su pena era más bien pequeña, pues había cumplido su misión, se lo había pasado bien, y había aprendido más cosas sobre los Uchiha.

Se dio cuenta de que el crujir de sus botas sobre la madera estaba acompañado por otro crujir, más liviano, lejos. Daruu levantó la mirada de inmediato.

—¡Tú! —No se lo podía creer. Uchiha Akame, ¿en ese preciso momento? ¿Ese mismo día? Daruu se palpó el bolsillo, donde algo abultado esperaba, todavía sin terminar. Entrecerró los ojos, dudó un momento, y le plantó una mirada. No era una mirada desafiante, ni una mirada rencorosa. Era... una mirada.

»Recibí tus recuerdos, Akame-san —dijo—. ¿Te dio Datsue-kun los míos?

Luego, paseó sus ojos como la leche por el paisaje. Aquél emplazamiento era bastante pintoresco. Un puente partiendo un lago, ¿eh? «Por eso lo llaman el Lago Partido. Tiene sentido.»

—¿Te ordenaron vigilar el puente? —bromeó. No estaba seguro de si Akame lo interpretaría como una broma, pero aún así, se permitió hacerla. Se apartó a un lado y se apoyó en la baranda del puente—. La verdad es que llevo tiempo queriendo encontrarme contigo. Esperaba hacerlo durante el torneo, pero bueno... no salió bien.
Esto es una prueba.
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 4 puntos
Dinero: 150 ryōs
#3
«Amedama Daruu... Esto sí es una coincidencia», pensó el Uchiha. No había sabido absolutamente nada de aquel extraño tío desde que tuviese que recorrer todo Uzu no Kuni en tiempo récord para evitar que iniciase una catástrofe diplomática por orden de la difunta Shiona. Todavía recordaba el rostro de aquella hiena, el chuunin colaborador del también muerto en ese momento Uzumaki Zoku, asesinado por Uzumaki Gouna, la actual Uzukage. Si Akame hubiese podido ver el futuro, probablemente no le habría quedado más remedio que partirse de risa allí mismo. La ironía difícilmente podía ser más aguda.

«Los dioses tienen un curioso sentido del humor...»

El Uchiha esperó a Daruu con una pose entre marcial y cansada. La última vez que se vieron no quedaron en buenos términos precisamente, pero Akame estaba tan furioso, agotado y confuso ese día que ni siquiera sabía cómo debía afrontar la situación. Probablemente se encontraba justo como Daruu el día en el que confrontaron; ese pensamiento le forzó a empatizar —ligeramente— con el amejin. Sin embargo, las palabras del muchacho le cogieron totalmente por sorpresa.

¿Qué recuerdos ni qué gaitas, joder? —replicó, iracundo.

Apretó los puños y los dientes con fuerza, tratando de reprimir las ganas que tenía de golpear al Hyuga. Bajó la mirada hacia el Lago, alzó ambos puños y... Suspiró, dejándolos caer junto con sus hombros. Demasiados palos había recibido ese día. Demasiadas decepciones.

Uchiha Datsue no me ha dado más que un buen dolor de cabeza hoy —se sinceró, y al instante se sintió extraño. «¿Por qué demonios se lo estoy contando a este tío? Como si le incumbiera en algo...» Alzó la mirada y admitió con tono cansado—. Perdona. He tenido días mejores.

Daruu lanzó una broma y Akame la cazó al vuelo. No era su humor, pero al menos le hizo torcer los labios en una suerte de media sonrisa poco convencida. Lo que sí que le hizo fijar su atención en el amejin fue lo que dijo después.

¿Conmigo? —replicó Akame, extrañado—. ¿Y eso por qué? ¿Te eliminaron?
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 31
Exp: 8 puntos
Dinero: 240 ryō
#4
Quizás Akame no era tan mal tipo. Quizás Akame sólo estuviese cansado porque un chunin le había ordenado matar a alguien que no se lo merecía y luego su Kage le había mandado a buscar por medio Oonindo a ese mismo tipo, bajo la lluvia y pisando barro. Sí, Daruu se había estado repitiendo esas palabras desde el día siguiente al que ocurrió su discusión con el uzujin. Pero no fue hasta en ese momento, cuando lo vio delante, tan molesto, tan hablador, tan... humano; que se las creyó.

—Perdona. He tenido días mejores.

«Oh, sí, adelante, discúlpate por contestarme mal pero por intentar matarme no. Será capullo», ironizó Daruu. Aún así sonrió. Se sorprendió encontrándolo gracioso.

Akame le dirigió toda su atención después, cuando Daruu reveló que había sido eliminado.

—¿Y eso por qué? ¿Te eliminaron?

—Ni más ni menos que tu fiel amigo Datsue el Intrépido, precisamente —rio—. En realidad, quedamos empate. Nos eliminamos mutuamente.

»Por eso te dije lo de los recuerdos. La verdad, yo en tu lugar también estaría bastante enfadado. Supongo que lo que te pasa es... esto.

Se reincorporó desde la barandilla, se llevó la mano al bolsillo y sustrajo de él la revista Corazón Uzureño. La arrojó entre ellos dos. El panfleto cayó sobre la madera del puente y se deslizó un poco mostrando su portada reveladora en todo su esplendor.

—Me la deslizaron por la puerta de mi habitación —dijo, encogiéndose de hombros—. Hay que ser un poco idiota si pretendes pasar de incógnito con ese mote si luego vas presentándote a todo el mundo como el intrépido de todas formas.
Esto es una prueba.
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 4 puntos
Dinero: 150 ryōs
#5
«¿Empate?»

La sorpresa se hizo evidente en el rostro de Akame. Desde luego, que aquel gennin eliminase a Datsue —por mucho que ahora mismo quisiera matarle, Akame reconocía que su compañero era habilidoso en el combate; y Uchiha, para más inri— era lo último que se habría esperado en el mundo. «Vaya, Amedama Daruu, si no estuviese tan cabreado hasta me resultarías interesante ahora mismo...»

El Uchiha abrió la boca para contestar, pero Daruu le interrumpió sacando de su bolsillo un objeto que Akame conocía muy bien. Demasiado bien. «¿¡Ese malnacido...!? ¿¡También las ha repartido por las residencias de las otras Aldeas!?» Del estupor, su rostro pasó a la rabia más pura y sin adulterar. Saben los dioses que estuvo tentado de darse la media vuelta, volver a Nantonoya y acabar lo que había querido empezar, pero se contuvo. Como una presa esperando el ataque de su depredador, Akame aguardó en actitud visiblemente defensiva la burla que vendría por parte del amejin.

Unas palabras que no llegaron. En su lugar, Daruu se limitó a hacer un comentario sin más pretensiones. Akame estaba atónito, y tantas emociones juntas dentro de su cabeza estaban empezando a darle un dolor intenso y punzante en las sienes. Se dio media vuelta, encarando al Lago y apoyándose en la barandilla junto al gennin de Ame.

¿Qué ironía, no? —dijo al cabo de unos tensos momentos de silencio, suspirando—. Lo mismo que me obligaba a intentar matarte a ti, me impide intentar matarlo a él. Sin duda los dioses tienen un curioso sentido del humor...

»Qué jodida vergüenza para la Aldea... —masculló luego, por lo bajo.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 31
Exp: 8 puntos
Dinero: 240 ryō
#6
Si a Daruu le preguntasen varios meses después cómo había reaccionado Akame al enterarse de que su amigo había estado repartiendo la revista Corazón de Uzureño por Nishinoya y Kitanoya, probablemente el muchacho hubiese afirmado, con total rotundidad, que su rostro pasó del blanco leche al rojo sangre en apenas unos segundos. Incluso si no fue así, desde luego la noticia no le había sentado muy bien. Se apoyó en la barandilla del puente, probablemente con la intención de que mirar el tranquilo vaivén de la superficie del lago acabase por calmar sus ánimos.

Al final, al cabo de un rato, suspiró, más tranquilo. Señaló la ironía de que lo mismo que le obligaba a matar a Daruu era lo que le impedía matar a Datsue. Se sintió la vergüenza de la aldea.

—¿Sabes? Eres más humano de lo que me pareció aquél día —dijo Daruu.

Después, al cabo de unos segundos, añadió:

—¿Un pequeño duelo te ayudaría a bajar los niveles de adrenalina? Creo que sigo queriendo luchar contra ti. En unos términos mucho más saludables, por supuesto. —Daruu miró a Akame, desafiante, y sonrió.
Esto es una prueba.
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 4 puntos
Dinero: 150 ryōs
#7
¿Sabes? Eres más humano de lo que me pareció aquel día —dijo Daruu.

Akame no respondió, sino que se quedó allí apoyado, con gesto pensativo. Él tampoco se sentía como aquel día, cerca del Valle del Fin, sino mucho más débil, pequeño e inseguro acerca de sus propias ideas. La impresión que se había llevado el Hyuga tenía su razón de ser; Akame no era el mismo, claro. Oonindo le había cambiado, a su profunda e irreversible manera, y aquel ni siquiera era el principio. Mucho tiempo después, él nunca volvería a ser aquel muchachito inocente.

Sí, a mi también me lo parece —murmuró, como pensando en voz alta.

Sea como fuere, las palabras del amejin le cogieron por sorpresa una vez más. Akame alzó la mirada y la clavó en los ojos blancos del Hyuga; «¿un duelo? ¿Lo dice en serio?» No es que los combates entre ninjas fuesen algo raro —de hecho, allí en el Valle había tantos lugares distintos para combatir que casi era imposible no pensar en ello—, pero después de su abrupto último encuentro, el Uchiha nunca pensó que acabaría teniendo un duelo amistoso con aquel chico.

Claro, cómo no. Todavía quiero descubrir qué hace ese Dōjutsu tuyo —replicó Akame, devolviéndole una sonrisa torcida.

El Uchiha miró a su alrededor; se encontraban sobre el puente del Lago Partido, un terreno idóneo para pelear. «Además, hace tiempo que no entreno mi habilidad para luchar en espacios pequeños, y sobre el agua. Este entremiento podría venirme bien...»

A mí me parece bien aquí.
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 31
Exp: 8 puntos
Dinero: 240 ryō
#8
Akame levantó la barbilla y le clavó aquellos dos ojos negros como el fondo de un pozo. En contraste casi parecían la contraparte del otro, con Daruu mirándole con los iris hechos una nube blanca. Se mantuvieron la mirada un instante.

—Claro, cómo no. Todavía quiero descubrir qué hace ese Dōjutsu tuyo —contestó Akame, sonriéndole.

—No me vendría tampoco mal confirmar ciertas sospechas sobre el Sharingan —dijo él, reincorporándose.

Akame miró alrededor. «¿Está pensando hacerlo aquí y ahora?». Daruu le imitó. En parte, era un terreno que le favorecía, pero el puente en sí era bastante estrecho. Quizás eso fuese una oportunidad interesante para practicar, no obstante.

—A mí me parece bien aquí.

Daruu sonrió y se movió hacia el centro del puente, balanceando los brazos y dando un par de saltos para calentar los músculos.

—Bien. Pues empecemos.

Luego, juntó las piernas, y como era debido, formuló el Sello de la Confrontación. Y de paso, activó su Doujutsu. Las venas alrededor de sus ojos se hincharon, como bombeando sangre adicional, y al menos una ligera sombra marcó el contorno de su pupila, otrora invisible.


160/160


149/160

-11

20 metros de hilo, 2 bombas de humo, 2 kunai y 1 antídoto en el portaobjetos, atado al muslo derecho
20 senbon, sueltos en el portaobjetos de la espalda

(Byakugan activo)

• Fuerza: 30
• Resistencia: 30
• Aguante: 30
• Agilidad: 30
• Destreza: 30
• Poder: 40
• Inteligencia: 40
• Carisma: 30
• Voluntad: 30
• Percepción: 40 (Byakugan activo)
¤ Byakugan (Seijuku)
¤ Ojo Blanco (Desarrollado)
- Tipo: Apoyo
- Rango: S
- Requisitos: Hyuuga 25
- Gastos: 11 CK (divide regen. de chakra)
- Daños: -
- Efectos adicionales: Percepción + 10
- Sellos: -
- Velocidad: Instantánea
- Alcance y dimensiones: (ver descripción)
El temido y famoso Dōjutsu del clan Hyuuga. Cuando se activa, las pupilas del usuario se marcan en sus irises blancos, y hace aparecer un conjunto de venas hinchadas que van desde los laterales de la cabeza hasta la parte exterior de los ojos. Esta técnica ocular es conocida por garantizar a los miembros de la familia una percepción visual extrema. La primera de sus habilidades otorga un campo de visión de casi trescientos sesenta grados, excepto un pequeño punto cerca de la nuca, recelosamente guardado, localizado justo encima de la tercera vértebra torácica. La segunda habilidad es activa (se usa conscientemente) y otorga una visión telescópica y que penetra a través de los objetos sólidos. Esta habilidad no puede utilizarse continuamente, y si se fuerza durante más de 5 turnos seguidos, producirá un daño visual agudo e impedirá el uso del Byakugan durante otros 5 turnos. El Byakugan puede entrenarse, por lo que el alcance de estas habilidades depende en gran medida de cada usuario. A niveles superiores, se desbloquean habilidades adicionales.

Los Byakugan desarrollados permiten ver en 360 grados a una distancia de 1 metro por cada 10 de Percepción, hasta un máximo de 5 metros. Además, permiten utilizar la visión telescópica a una distancia de 40 metros por cada 10 de Percepción, con un máximo de 400 metros. El bonus de Percepción del Byakugan cuenta para dicho baremo. Además, el usuario es capaz de percibir los movimientos rápidos y reaccionar ante ellos con mayor eficacia.

Además de percibir el chakra y su color, el usuario adquiere la habilidad de ver con todo lujo de detalles el sistema circulatorio del chakra, desbloqueando el estilo de combate Taijutsu característico del clan, el Juuken. Además, gracias a esto adquiere una mayor destreza para distinguir entre técnica y ser vivo, garantizándole discernir entre la mayoría de clones e ilusiones ambientales y una amenaza real (el Kage Bunshin es la única excepción), y para analizar la naturaleza de diversos jutsus. Puede observar el flujo del chakra dentro de un oponente para saber si está preparando alguna treta o de donde viene el chakra de determinada técnica y prevenir nuevos usos recordando los sutiles movimientos del chakra dentro de él. Permite distinguir si alguien, además de sí mismo, está siendo afectado por un Genjutsu sensorial, y además ver el chakra de un Genjutsu ambiental, y ver a través de los que crean imágenes falsas.
Esto es una prueba.
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 4 puntos
Dinero: 150 ryōs
#9
Akame asintió, conforme, ante la réplica de su ahora contrincante. «Si consiguió eliminar a Datsue-kun debe ser bastante fuerte, algo me dice que este combate va a estar bien...» Imitando a Daruu, el Uchiha también estiró brazos y piernas, articulaciones y dio un par de saltitos para entrar en calor. El fuego de Amaterasu que había bombeado por sus venas al enterarse de todo el asunto de la revista era ahora sustituido por un líquido congelado, frío y que le ayudaba a concentrarse en la batalla. Por eso Akame adoraba pelear. Le hacía olvidarse de todo lo demás.

Realizó el sello de la Confrontación en respuesta al que había hecho su oponente.

Con un rápido vistazo, el Uchiha determinó las dimensiones del campo de batalla. El puente tenía unos tres metros y medio de ancho, y bajo él estaba el lago. Ellos dos se encontraban ahora a unos seis metros de distancia. No sabía nada de las habilidades de aquel amejin, de modo que lanzarse en una carga frontal no era una opción. «Claro que, siempre puedo mandar a otro a que lo haga por mi...»

Akame formuló el sello del Tigre con ambas manos y escupió un chorro de cenizas ardientes que se arremolinaron frente a él, tomando finalmente una forma idéntica a la suya. Acto seguido, el clon de cenizas arremetió a la carga contra Daruu. Cuando llegase a distancia de cuerpo a cuerpo, el Haijinbunshin le lanzaría un directo a la nariz para luego dar un paso rápido hacia el flanco izquierdo del amejin e intentar conectarle otro puñetazo en la mandíbula.



PV:

180/180


CK:

152/180

-18
-10


Sharingan activado


x1 Acción Oculta

Inventario
  • Hitai-ate con el símbolo de Uzushiogakure [anudada en el brazo derecho]
  • Mecanismo oculto de kunai [en la muñeca derecha]
    • Kunai (x1)
  • Portaobjetos básico [en el cinturón, cadera derecha]
    • Hilo shinobi (x1)
    • Hikaridama (x1)
    • Shuriken (x7)
    • Píldora de soldado básica (x1)
    • Antídoto (x1)
  • Ninjatō [a la espalda]

¤ Katon: Haijinbunshin no Jutsu
¤ Elemento Fuego: Técnica del Clon de Cenizas
- Tipo: Apoyo
- Rango: C
- Requisitos: Katon 40
- Gastos: 10 CK + X CK (divide regen. de chakra) (máx. 1 por cada 10 de Inteligencia)
- Daños: 10 PV al estallar
- Efectos adicionales:
  • Crea un clon de cenizas con 10 PV de resistencia y X CK (X < 1/2 CK total del usuario)
  • (Katon 80) Crea un clon de cenizas con 20 PV de resistencia
- Sellos: Tigre
- Velocidad: Rápida
- Alcance y dimensiones: El clon no puede alejarse más de 20 metros del usuario
La técnica del clon de cenizas es similar a la de los clones de sombra, y sin embargo en ésta se crean clones hechos en su totalidad por ceniza que poseen una fracción del poder del original. Puesto que es un clon sólido, puede realizar tareas de todo tipo, aunque sus armas son de cenizas y no causan daño alguno. El clon puede realizar cualquier técnica de tipo Katon, y no puede alejarse más de cierta distancia de su original. El usuario los crea escupiendo un pequeño chorro de cenizas ardientes de su boca, y cuando mueren, se deshacen en una pequeña nube negra, no suficiente para taponar la visión pero sí para causarle quemaduras leves a un oponente que los destruya cuerpo a cuerpo. Cuando el clon se disipa, el chakra que le queda vuelve al usuario, pero éste no recabará ninguna información. De hecho, su cuerpo aceptará la energía de forma inconsciente y ni siquiera se percatará de que su clon ha desaparecido.


Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 31
Exp: 8 puntos
Dinero: 240 ryō
#10
Akame activó también su Dojutsu. El Sharingan, ese poderoso ojo rojo con... ¿Tres aspas? «El de Datsue era diferente... ¿Qué significa esto?». No tenía demasiado tiempo para pensar. Akame formuló el sello del tigre y escupió una nube de cenizas. Daruu también formuló el sello del Tigre, pero en lugar de ejecutar una técnica empezó a caminar hacia su adversario, lentamente al principio, luego un poco más rápido.

«¿Un clon de cenizas y ascuas? Qué guapo.»

La copia de Akame le lanzó un directo a la nariz. Él esquivó moviendo la cabeza a un lado. Cerró los ojos y le propinó una ráfaga de Juuken al clon en el torso. Aunque esperaba el efecto de las cenizas, escocieron igual, aunque no le impidieron dejar de moverse. Fue en ese momento que Daruu aceleró el paso y aprovechó para tratar de golpear a Akame en el centro del pecho con media palma, casi únicamente con un toque, con los dedos. Por supuesto, la acción iba acompañada de una ráfaga del Juuken. Retiraría acto seguido el brazo, como tanteando, también para evitar que pudiera agarrárselo, cosa que había sufrido ya por parte de Ayame.

Y entonces, el Mizu Bunshin saltó desde el lateral izquierdo del puente para propinarle una patada voladora en el lateral de la cabeza al Uchiha.


150/160

-10

139/160

-10

20 metros de hilo, 2 bombas de humo, 2 kunai y 1 antídoto en el portaobjetos, atado al muslo derecho
20 senbon, sueltos en el portaobjetos de la espalda

(Byakugan activo)

• Fuerza: 30
• Resistencia: 30
• Aguante: 30
• Agilidad: 30
• Destreza: 30
• Poder: 40
• Inteligencia: 40
• Carisma: 30
• Voluntad: 30
• Percepción: 40 (Byakugan activo)
12 PV por Juuken, 11 PV por patada de clon
¤ Juuken
- Requisitos: Hyuuga 25
Los miembros del clan no siguen las disciplinas tradicionales de combate de los ninjas comunes, sino que son entrenados en un estilo de combate basado en movimientos circulares, rápidos y de contraataque, centrado en las manos y en el juego de piernas. Este estilo de pelea culmina en una técnica llamada Juuken, o Puño Suave, que se basa en la inyección de chakra propio en forma de ráfagas en el cuerpo del oponente. Este estilo ataca directamente al sistema circulatorio del chakra,
que envuelve a los órganos vitales y a los músculos, huesos, articulaciones y ligamentos. El Hyuuga puede golpear al interior del cuerpo del oponente aunque no disponga del Byakugan, pero si lo activa, es capaz de crear efectos secundarios según la parte del sistema circulatorio del chakra al que ataque (alrededor de los pulmones, boca del estómago, cabeza, muñecas) libres a interpretación. Como el interior del cuerpo nunca se puede entrenar, este Taijutsu especial es muy poderoso, pues ni el shinobi más fornido podrá defenderse contra él, y no se puede bloquear.

El usuario puede crear ráfagas externas para golpear a su oponente (en este caso, no se pueden bloquear pero sí se tendrá en cuenta su resistencia), o para desviar armas y desestabilizar técnicas, contraatacándolas. En este último caso, el daño del Juuken deberá superar al daño que se pretende bloquear o desviar.

Así pues, los Hyuuga pueden utilizar los siguientes movimientos de Taijutsu con el estilo transmitido en su clan:

· Juuken (palmas): 8 PV + (Pod/10, imbloqueable, divide regen. de chakra en el turno de uso)
· Puñetazo: 12 PV + (Fue/10)
· Golpe con el canto de la mano: 13 PV + (Fue/10)
· Golpe con el antebrazo: 10 PV + (Fue/10)
· Codazo: 11 PV + (Fue/10)
· Llave contra suelo/pared: 10 PV + (Fue/10)

· Cabezazos, patadas y rodillazos: 8 PV + (Fue/10)
· Otros golpes físicos: 5 PV + (Fue/10)

· Bloquear: Reduce 1/2 del daño a recibir, antes de aplicar el bono de Resistencia.

(Hyuuga 60) Al obtener la habilidad del Byakugan de ver los Tenketsu, el Juuken se vuelve mucho más demoledor. El miembro del clan Hyuuga puede cerrar o abrir los puntos del chakra del oponente de golpe (8 CK), bloqueando o descontrolando su flujo del chakra. Esto le permite golpear a su oponente en el pecho cuando iba a expulsar una técnica por la boca, o golpear en la muñeca para parar una técnica que fluje a través de ahí. Estos golpes quitan 8 PV sin ninguna bonificación adicional, pero pero con tres de ellos el Hyūga puede impedir la regeneración de chakra de su adversario, hasta que pasen 3 turnos sin recibir un ataque de este estilo. Con 6 golpes, todas las técnicas le costarán un 25% más, con un máximo de 10 CK extra. Y con 10 golpes, un 50% más, con un máximo de 15 CK extra.


¤ Mizu Bunshin no Jutsu
¤ Técnica del Clon de Agua
- Tipo: Apoyo
- Rango: C
- Requisitos: Suiton 40
- Gastos: 10 CK + X CK (divide regen. de chakra) (máx. 1 por cada 10 de Inteligencia)
- Daños: -
- Efectos adicionales:
  • Crea un clon de agua con 10 PV de resistencia y X CK (X < 1/2 CK total del usuario)
  • (Suiton 80) Crea un clon de agua con 20 PV de resistencia
- Sellos: Tigre
- Velocidad: Instantánea
- Alcance y dimensiones:
  • El clon no puede alejarse más de 20 metros del usuario
  • Puede surgir de cualquier masa de agua estancada o del usuario a menos de 5 metros de distancia
La técnica del clon de agua es similar a la de los clones de sombra, y sin embargo en ésta se crean clones hechos en su totalidad por agua que poseen una fracción del poder del original. Puesto que es un clon sólido, puede realizar tareas de todo tipo, aunque sus armas son de agua y no causan daño alguno. El clon puede realizar cualquier técnica de tipo Suiton, y no puede alejarse más de cierta distancia de su original. Cuando mueren, se deshacen en un chorro de agua que deja un charco. El clon puede crearse desde cualquier lugar de una superficie de agua que se encuentre a menos de 5 metros de distancia. Cuando el clon se disipa, el chakra que le queda vuelve al usuario, pero éste no recabará ninguna información. De hecho, su cuerpo aceptará la energía de forma inconsciente y ni siquiera se percatará de que su clon ha desaparecido.
Esto es una prueba.
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 4 puntos
Dinero: 150 ryōs
#11
En respuesta, el amejin formó el sello del Tigre con ambas manos. Akame pudo captar —gracias a su Sharingan— cómo el chakra de aquel chico se movía con la fluidez del Agua, y era canalizado hacia algún punto externo a su cuerpo. Entendió entonces la técnica; «interesante... Debo andarme con ojo».

La ofensiva prosiguió tal y como Akame había planeado. Su clon de cenizas se abalanzó sobre Daruu; éste esquivó el derechazo, pero antes de que el bunshin pudiera realizar la técnica que tenía preparada, el Amedama le golpeó en el torso con su... «¿Mano? No, no ha sido sólo eso. He visto su chakra moverse a lo largo del brazo y... ¿salir propulsado por su mano? ¿Entonces fue una ráfaga de chakra?» Aquel detalle sí que era perturbador e interesante a partes iguales. Akame jamás había visto a un shinobi capaz de expeler su propio chakra de esa manera.

Sea como fuere, Daruu pasó al ataque. A la carrera cargó contra Akame, que le esperó con las rodillas flexionadas y los brazos en ristre. El Uchiha captó también un ligero chapoteo bajo el puente y trató de afinar el oído. Su oponente no estaba atacando en solitario.

Cuando el de ojos blancos terminó de recortar los seis metros de distancia que les separaban, estiró su brazo para tratar de alcanzar el pecho de Akame tal y como había hecho momentos antes con su clon. «Ah no, ¡no me vas a dar con eso!» El Uchiha se limitó a ladearse ligeramente hacia su derecha y desviar el golpe de su adversario con un manotazo de su diestra, directo a la muñeca. Seguidamente, su mano libre se encogió para formar el sello del Tigre y el Uchiha escupió una ráfaga de cenizas ardientes a bocajarro contra el rostro de Daruu.

Captó entonces cómo el clon de agua de su adversario subía por uno de los laterales del puente y trataba de calzarle una patada voladora en plena cocorota. Akame retrocedió un paso rápido y se agachó para esquivarla mientras echaba mano de su ninjatō con la diestra. Desenvainó la espada al tiempo que la pierna del Mizubunshin pasaba por encima suyo y se la cercenó de un limpio tajo con el mismo movimiento. El clon se deshizo en una ligera lluvia que empapó al Uchiha, pero éste no perdió tiempo y con otro rápido mandoble lanzó un corte horizontal a la pierna derecha de Daruu.


PV:

180/180


CK:

142/180

-10
-10
+10
reg. dividida


Sharingan activado


x1 Acción Oculta revelada: meterle 10 CK extras al clon de cenizas (que se recuperan al ser destruido)

Inventario
  • Hitai-ate con el símbolo de Uzushiogakure [anudada en el brazo derecho]
  • Mecanismo oculto de kunai [en la muñeca derecha]
    • Kunai (x1)
  • Portaobjetos básico [en el cinturón, cadera derecha]
    • Hilo shinobi (x1)
    • Hikaridama (x1)
    • Shuriken (x7)
    • Píldora de soldado básica (x1)
    • Antídoto (x1)
  • Ninjatō [en la mano derecha]

Fuerza: 35
Resistencia: 30
Aguante: 30
Agilidad: 40
Destreza: 54
Poder: 56
Inteligencia: 54
Carisma: 20
Voluntad: 30
Percepción: 44

¤ Katon: Haijingakure no Jutsu
¤ Elemento Fuego: Técnica del Escondite de Cenizas
- Tipo: Ofensivo
- Rango: C
- Requisitos: Katon 20
- Gastos:
  • 10 CK
  • (Katon 40) (multiplicable x2)
- Daños: 10 PV
- Efectos adicionales: Quemaduras leves, entorpece la visión durante un turno
- Sellos: Tigre
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones:
  • La nube abarca dos metros de largo y 1'5 metros de ancho por delante del usuario (multiplicado x1)
  • La nube abarca cuatro metros de largo y tres metros de ancho por delante del usuario (multiplicado x2)
El usuario toma aire y expulsa una nube de polvo y cenizas calientes de forma súbita, cegando a uno o a varios oponentes, causándoles quemaduras leves y exponiéndolos a un posible ataque sorpresa, además de bloquear potencialmente la visión a un observador externo.

Manotazo: 4 PV
Haijingakure no Jutsu: 10 PV
Ninjatō: 20 PV/corte superficial, 30 PV/corte

Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 31
Exp: 8 puntos
Dinero: 240 ryō
#12
Akame apartó su brazo de un manotazo, incluso habiéndose cerciorado de que daba el golpe rápida y sutilmente. «Es muy rápido». Pero parte de lo que se espera cuando uno lucha cuerpo a cuerpo es no dejar que el oponente consiga alejarse para realizar Ninjutsu. El sello había sido formulado, y el chakra se arremolinaba en el interior de Akame, convirtiéndose en Katon. Daruu avanzó un paso, decidido, y levantó el brazo de golpe, propinándole al Uchiha un codazo en la barbilla. Akame escupió un chorro de cenizas hacia el cielo.

Daruu se agachó inmediatamente, porque el clon, por detrás, le daría entonces la patada en la nuca. Las pretensiones eran, sin duda, que Akame tropezara con su costado y cayera al suelo, rodando hasta el otro lado del puente, o al menos un poco más allá.

El amejin soportó el peso del Mizu Bunshin al caer de culo en su espalda, y ambos se colocaron el uno al lado del otros, preparados para el ataque. El clon salió entonces corriendo hacia Akame, pensando en golpearle con una patada mientras estaba en el suelo.

Por otro lado, Daruu tomó tres senbon del portaobjetos y los lanzó directos al torso del uzujin.


146/160

-4

141/160

+2

20 metros de hilo, 2 bombas de humo, 2 kunai y 1 antídoto en el portaobjetos, atado al muslo derecho
17 senbon, sueltos en el portaobjetos de la espalda

(Byakugan activo)

• Fuerza: 30
• Resistencia: 30
• Aguante: 30
• Agilidad: 30
• Destreza: 30
• Poder: 40
• Inteligencia: 40
• Carisma: 30
• Voluntad: 30
• Percepción: 40 (Byakugan activo)
- 14 PV por codazo
- 8 PV por cada senbon.
Esto es una prueba.
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 4 puntos
Dinero: 150 ryōs
#13
Pese a todo, Daruu probaría a no mucho tardar ser un combatiente más hábil de lo que el Uchiha se había imaginado en un primer momento. Cuando la mano derecha de Akame formó el sello del Tigre y el chakra Katon se revolvió en su interior, adoptando la Naturaleza Fuego, el Amedama avanzó un paso rápido. El Sharingan permitió a Akame preveer el codazo que aquel amejin iba a intentar propinarle en plena barbilla; en respuesta, el de Uzu interpuso su antebrazo libre en mitad de la trayectoria, bloqueando el golpe. Seguidamente, escupió aquel torrente de cenizas directamente a la cara de Daruu.

El de la Lluvia se agachó entonces, tal vez dolorido o incapacitado por las ardientes cenizas, y Akame aprovechó el momento para sacudirle una patada en pleno rostro. Sin embargo, justo después él mismo sintió un fuerte golpe en la parte lateral de su cabeza, que lo propulsó hacia delante. Atinó a apoyarse con ambas manos en la espalda de Daruu —que estaba agachado frente a él— y se dejó llevar por el impulso del golpe. Cayó delante, rodó un par de metros y se levantó para retroceder otros dos con un par de pasos rápidos.

Mientras, el Mizubunshin se le echaba encima y el verdadero Daruu había sacado tres agujas de su portaobjetos para después lanzárselas. El Uchiha esquivó la patada del clon ladeándose ligeramente y luego agarró la pierna de la copia, tirando con todas sus fuerzas para hacerle perder el equilibrio y que quedara expuesto entre él y los amenazadores senbon; sin duda a modo de escudo humano. Si todo salía como había planeado las agujas metálicas perforarían a la copia al unísono, haciéndola estallar en una explosión de agua.

«Joder, este tío es bueno. Mejor de lo que esperaba», caviló el Uchiha mientras recuperaba el aliento.

Sabes lo que te haces, eso tengo que reconocerlo —dijo Akame, poniendo algo más de distancia entre Daruu y él hasta llegar a los cinco metros de separación—. Empiezo a entender cómo pudiste noquear a un Uchiha, aunque... Yo no soy Datsue-kun.



PV:

168/180

-6
-8

CK:

147/180

+5
reg. dividida


Sharingan activado


Inventario
  • Hitai-ate con el símbolo de Uzushiogakure [anudada en el brazo derecho]
  • Mecanismo oculto de kunai [en la muñeca derecha]
    • Kunai (x1)
  • Portaobjetos básico [en el cinturón, cadera derecha]
    • Hilo shinobi (x1)
    • Hikaridama (x1)
    • Shuriken (x7)
    • Píldora de soldado básica (x1)
    • Antídoto (x1)
  • Ninjatō [en la mano derecha]

Fuerza: 35
Resistencia: 30
Aguante: 30
Agilidad: 40
Destreza: 54
Poder: 56
Inteligencia: 54
Carisma: 20
Voluntad: 30
Percepción: 44


Haijingakure no Jutsu: 10 PV
Patada: 13 PV

Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder
Amedama Daruu Sin conexión
Jōnin de Ame
Jounin de Ame
Nivel: 31
Exp: 8 puntos
Dinero: 240 ryō
#14
El Sharingan de Akame se movió rápidamente de su brazo derecho a su torso y luego a sus hombros, a su brazo, a su codo. El Uchiha movió con presteza su brazo libre y bloqueó el ataque. «¡Mierda! ¿Es eso? ¿Su Sharingan le permite...?»

«¡Agh, mierda!»

Una nueva nube de cenizas le envolvió y le quemó en los ojos, en la piel, en los pulmones. El dolor no era tan acusado, pero le obligó a toser. Se forzó a guardar la respiración un momento y se agachó, permitiendo que su Mizu Bunshin golpeara el rostro de Akame. Daruu movió un brazo justo a tiempo para bloquear también la patada que Akame trataba de propinarle, que detectó gracias a la visión periférica de su Byakugan.

El Uchiha pasó por encima suyo y cayó al suelo, rodando un par de metros y levantándose, retrocediendo otros dos. Daruu se levantó, mientras su Mizu Bunshin avanzaba hacia Akame. Daruu se apartó para salir de la ceniza, que ya estaba disipándose, y lanzó sus senbon. El Uchiha se ladeó, esquivando la patada del Mizu Bunshin y le agarró la pierna, tirando de él, derribándolo, y usándolo de barrera para las agujas. El clon estalló en agua.

—Sabes lo que haces, eso tengo que reconocerlo —dijo, separándose algo más de Daruu—. Empiezo a entender cómo pudiste noquear a un Uchiha, aunque... Yo no soy Datsue-kun.

«¿Noquear a un Uchiha, eh?»

—Veo que tienes a tu clan en muy alta estima, hasta te vistes con su símbolo —dijo Daruu—. La verdad, yo no tengo prácticamente ningún arraigo con los Hyuuga. Mi madre no nació con el Doujutsu y mi abuela ya había muerto cuando yo nací. Sólo soy un simple shinobi de Amegakure.

»Y además tengo mucho más que un Doujutsu y un apellido famoso a mis espaldas. Tengo una madre que fue una gran kunoichi. Y tengo a un sensei que es el ejemplo perfecto de lo que debería ser un ninja. Esos son mis mayores orgullos —Era una respuesta. Una respuesta a un desafío verbal que le había sido lanzado hace mucho tiempo—. Y definitivamente, pienso ser uno de los mejores ninja de mi aldea gracias a ellos.

Se llevó una mano al portaobjetos, y lanzó con fuerza un objeto esférico al suelo. Una nube de humo, que forzó a ambos a cerrar los ojos. Lástima que Daruu no los necesitase mantener abiertos.

Inmediatamente, formuló el sello del Tigre. Y de apenas dos metros, quizá uno incluso, si el estallido del clon había llegado hasta ahí, un colmillo giratorio acuático romo golpeó el pecho del uzujin. Daruu dio un par de impulsos rápidos hacia atrás, y quedó fuera de la nube de humo.

«Pero de momento, su chakra es más fuerte que el mío», admitió. «Y también es más diestro con el Taijutsu que yo. Me falta mucho entrenamiento, abuela.»

129/160

-10
-7

87/160

-54

20 metros de hilo, 1 bomba de humo, 2 kunai y 1 antídoto en el portaobjetos, atado al muslo derecho
17 senbon, sueltos en el portaobjetos de la espalda

(Byakugan activo)

• Fuerza: 30
• Resistencia: 30
• Aguante: 30
• Agilidad: 30
• Destreza: 30
• Poder: 40
• Inteligencia: 40
• Carisma: 30
• Voluntad: 30
• Percepción: 40 (Byakugan activo)
- 90 PV por Suigadan
¤ Suiton: Suigadan
¤ Elemento Agua: Bala del Colmillo Acuático
- Tipo: Ofensivo
- Rango: B
- Requisitos: Suiton 45
- Gastos: 54 CK
- Daños: 90 PV
- Efectos adicionales: -
- Sellos: Tigre
- Velocidad: Rápida
- Alcance y dimensiones:
  • El torbellino puede surgir desde cualquier masa de agua en una distancia de 5 metros a la redonda desde el ejecutor
  • El torbellino puede medir hasta 3 metros de longitud y 80cm de grosor
Una técnica que inflinge daño físico al enemigo con una masa de líquido sustraída de una superficie de agua cualquiera. El usuario realiza un sello, y desde un punto cercano a su adversario surge un potente torbellino de agua que impacta contra su cuerpo. Su poder asesino es aumentado añadiendo al torbellino que crea la técnica un movimiento en espiral al ya de por sí presurizado y compacto agua que la forma. Es una técnica diseñada para su uso en combates sobre el agua, y su particular habilidad para impactar desde cualquier lugar en 360º a la redonda la hace muy versátil.
Esto es una prueba.
Responder
Uchiha Akame Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 29
Exp: 4 puntos
Dinero: 150 ryōs
#15
El Uchiha esbozó una sonrisa de suficiencia cuando su táctica dio resultado a las mil maravillas, desarrollándose la acción tal y como él había planeado. O, al menos, en gran parte. Incluso con la cara enrojecida por las quemaduras leves y la vista entorpecida por su técnica de cenizas, Daruu fue capaz de interponer un brazo entre su cara y la pierna de Akame para bloquear la patada. «¿Qué demonios...?»

Después del intercambio de golpes posterior, ambos gennin se dieron unos instantes de tregua. Daruu le contestó entonces, pero no fue hasta el final de su breve soliloquio que Akame entendió el verdadero significado de aquellas palabras. Semejante revelación le arrancó una sonrisa sincera que no pudo contener de ninguna de las maneras. «Puede que al final me acabes gustando, Amedama Daruu...» No dijo nada, sin embargo. El terreno de batalla no era lugar para palabras, y él ya había malgastado demasiadas energías con las suyas.

Los siguientes momentos se sucedieron a gran velocidad. El Hyuuga echó mano a su portaobjetos, y Akame pudo distinguir no sólo un artefacto esférico en su mano, sino la trayectoria descendente de su brazo hacia el suelo. «Bomba de luz o bomba de humo», razonó a toda velocidad el Uchiha; al comprenderlo, cerró los ojos y se alejó con un paso rápido.

Fue la segunda opción. Al abrir los ojos Akame vio una enorme humareda negra expandiéndose ante él, tras lo que optó por incrementar la distancia con otro salto hacia atrás. Sin embargo, nada de lo que hubiera visto hasta el momento podría haberle preparado para lo que venía a continuación... Porque era la furia del mismísimo Susano'o descargada sobre él. Como la cola de un dragón marino, un gigantesco torbellino de agua salido de la nada despejó parte del humo justo antes de caerle encima.

«¡La madre que...!»

Luego, unos momentos en blanco. Y finalmente el tacto duro de la madera chocando repetidamente contra su cuerpo, maltrecho por el tremendo golpe, mientras rodaba por el puente. Finalmente se detuvo y recuperó la lucidez.

Jo... —tosió con dificultad y notó cómo le dolía hasta el último rincón de su cuerpo—. Joder.

El Uchiha logró incorporarse tras ingerir una pastilla energética mientras un dolor brutal atenazaba cada músculo, cada fibra, cada hueso de su ser. Alzó la vista, con el Sharingan todavía brillando en sus ojos, y enfocó como buenamente pudo a su oponente. Tras el humo, ya disperso, allí se alzaba. Con el gesto contraído y la mirada fija también en él. Akame terminó de incorporarse, todavía a tientas, y alzó una mano con el dedo índice señalando a Daruu; casi acusador.

Entonces rompió a reír. Fue una risa seca y breve al principio —porque cada carcajada le producía unos dolores tremendos en el torso—, pero más continuada y frenética después. Casi demente. El Uchiha siguió riendo mientras alzaba las manos por encima de su cabeza, como si acabara de tener una revelación divina.

¡Eso es! ¡Eso es, por Amaterasu! —gritó, casi delirando, sin parar de reír—. ¡De eso es de lo que estamos hablando! ¡Sí, joder!

De repente la risa paró, y su rostro mudó a una sonrisa más inquietante pero no más cuerda.

¿Sabes cuándo fue la última vez que alguien me reventó de esa forma? —preguntó, acercándose un par de pasos al Amedama—. Es esta sensación... La adrenalina, la anticipación, este miedo tan primario, tan animal... ¡Llevo tanto tiempo sin sentir algo así!

Sus manos se entrelazaron en un simple sello y, encorvándose como si estuviese a punto de vomitar —tal vez lo estaba realmente—, el de Uzu vomitó un torrente de cenizas que acabó tomando su misma forma. Entonces alzó la vista una vez más, y clavó sus ojos rojos en los de Daruu; puros como la nieve en Invierno.

¡Daruu-kun! —llamó, sin molestarse por la aparente cercanía que implicaba aquel sufijo—. ¡Me has demostrado que eres el favorito de Susano'o! ¡Déjame que te muestre los dones que a mí me ha concedido Amaterasu! ¡Deléitate!

Las aspas del Sharingan de Akame empezaron a girar, y pronto Daruu sabría —gracias a su propio Doujutsu— que estaba sumido en un Genjutsu. Las tablas del puente se combaron a la velocidad del rayo, como serpientes de madera, y se enroscaron en torno a sus miembros y articulaciones. Brazos, piernas, rodillas, muñecas... No habría parte móvil del amejin que no sucumbiera al abrazo de aquellos tentáculos. Incluso una de las víboras de madera le rodeó la boca, trabándosela a modo de cuña. En el Genjutsu de Akame no podría mover ni un solo músculo. No sería justo; tenía que disfrutar de aquel espectáculo hasta el final.

Seguidamente, Daruu empezaría a notar un calor intenso. Era la bendición de Amaterasu, que se cernía sobre él. Pudo ver un gigantesco tigre hecho completamente de fuego, con dos yescas ardientes por ojos, que descendía de los cielos acompañado de unas palabras que resonarían en sus oídos como un cántico lejano y disperso...

«Katon»

«Enko Bakusatsu»

Entonces todo estallaría en llamas. Una tormenta de fuego que envolvería al Hyuuga y haría desaparecer el Genjutsu, devolviendo las tablas a su lugar y reemplazándolas por flamas ardientes que devorarían por momentos al muchacho de Ame.

Lo que en realidad sucedió no fue otra cosa que, una vez atrapado Daruu en su Saimingan, Akame usó a su clon de cenizas —previamente cargado de chakra como un regalo de Año Nuevo— para utilizar aquella técnica Katon sobre su adversario. Pese a que había invertido una considerable cantidad de energía en aquello, el Uchiha se había asegurado de no impactar al amejin con toda la potencia de su técnica.

Tras aquella ofensiva Akame cayó sobre sus rodillas, exahusto y dolorido a partes iguales. Tenía la vista nublada y estaba bastante aturdido. Sin embargo, todavía le quedaron fuerzas para alzar la vista hacia su oponente y comprobar el resultado de la embestida de sus tigres flamígeros.



PV:

78/180

-90

CK:

94/180

+35
-10
-18
-60
reg. dividida


Sharingan activado


Inventario
  • Hitai-ate con el símbolo de Uzushiogakure [anudada en el brazo derecho]
  • Mecanismo oculto de kunai [en la muñeca derecha]
    • Kunai (x1)
  • Portaobjetos básico [en el cinturón, cadera derecha]
    • Hilo shinobi (x1)
    • Hikaridama (x1)
    • Shuriken (x7)
    • Píldora de soldado básica (x0)
    • Antídoto (x1)
  • Ninjatō [en la mano derecha]

Fuerza: 35
Resistencia: 30
Aguante: 30
Agilidad: 40
Destreza: 54
Poder: 56
Inteligencia: 54
Carisma: 20
Voluntad: 30
Percepción: 44

¤ Katon: Haijinbunshin no Jutsu
¤ Elemento Fuego: Técnica del Clon de Cenizas
- Tipo: Apoyo
- Rango: C
- Requisitos: Katon 40
- Gastos: 10 CK + X CK (divide regen. de chakra) (máx. 1 por cada 10 de Inteligencia)
- Daños: 10 PV al estallar
- Efectos adicionales:
  • Crea un clon de cenizas con 10 PV de resistencia y X CK (X < 1/2 CK total del usuario)
  • (Katon 80) Crea un clon de cenizas con 20 PV de resistencia
- Sellos: Tigre
- Velocidad: Rápida
- Alcance y dimensiones: El clon no puede alejarse más de 20 metros del usuario
La técnica del clon de cenizas es similar a la de los clones de sombra, y sin embargo en ésta se crean clones hechos en su totalidad por ceniza que poseen una fracción del poder del original. Puesto que es un clon sólido, puede realizar tareas de todo tipo, aunque sus armas son de cenizas y no causan daño alguno. El clon puede realizar cualquier técnica de tipo Katon, y no puede alejarse más de cierta distancia de su original. El usuario los crea escupiendo un pequeño chorro de cenizas ardientes de su boca, y cuando mueren, se deshacen en una pequeña nube negra, no suficiente para taponar la visión pero sí para causarle quemaduras leves a un oponente que los destruya cuerpo a cuerpo. Cuando el clon se disipa, el chakra que le queda vuelve al usuario, pero éste no recabará ninguna información. De hecho, su cuerpo aceptará la energía de forma inconsciente y ni siquiera se percatará de que su clon ha desaparecido.

¤ Saimingan
¤ Ojo Hipnótico
- Tipo: Apoyo (Genjutsu visual)
- Rango: A
- Requisitos: Uchiha 60, Sharingan de Tres Aspas activo
- Gastos: 18 CK, impide regen. de chakra
- Daños: -
- Efectos adicionales: Distracción, control, ataque sorpresa, engaño
- Sellos: -
- Velocidad: Instantánea
- Alcance y dimensiones: -
Mediante su Sharingan, el usuario es capaz de hacer entrar en un Genjutsu a su oponente con mero contacto visual. Cuando el oponente entre en su ilusión, podrá mostrarle lo que desee, emulando visión, sonido, e incluso sensaciones como el dolor o el placer. Mientras se realiza el Genjutsu, el usuario no puede atacar a la victima, pues cualquier daño externo anularía el engaño, y durante el transcurso del mismo, tanto usuario como oponente estarán paralizados en el sitio. El ejecutor será capaz de modificar el entorno por completo durante el transcurso de la ilusión, y de hacer que la ilusión dure todo el tiempo que haga falta, hasta un máximo de diez turnos. Si dispone de menos de 40 de Inteligencia, no será capaz de mantener ninguna técnica activa mientras la utiliza.

(Uchiha 70) Por 32 CK adicionales al gasto base, si la Inteligencia del usuario es mayor que la Voluntad del oponente en más de 30 puntos o en más de 10 si el PV del oponente ha descendido por debajo de su 60%, si la víctima está completamente inmovilizada, o si se trata de un civil, el usuario puede utilizar la técnica para crear un estado de sueño profundo mediante hipnosis. Luego podrá interrogar al afectado libremente si así lo desea o dejarlo caer inconsciente. Si sufre daños, o pasan tres turnos, despertará. Mediante este uso de la técnica también se puede inducir una parálisis en lugar de un sueño profundo.

(Uchiha 100) Con el Tres Aspas muy desarrollado y mucho entrenamiento, la técnica es increíblemente poderosa, pues el usuario será capaz de moverse mientras se ejecuta —muy lentamente con Inteligencia < 40, lentamente con Inteligencia de 40 a 80, y con total normalidad con Inteligencia > 80, aunque no podrá ejecutar técnicas adicionales a las que ya mantiene si no supera los 100 puntos de Inteligencia—. Recordamos que cualquier daño al oponente lo sacará de la ilusión. En este caso, el oponente se moverá con normalidad fuera de la ilusión, pero estará encarcelado en ella y podrá ser engañado mientras el usuario controla sus cinco sentidos.

¤ Katon: Enko Bakusatsu
¤ Elemento Fuego: Bombardeo del Tigre Flamígero
- Tipo: Ofensivo
- Rango: B
- Requisitos: Katon 50
- Gastos: 30 CK por tigre (máximo 2)
- Daños: 50 PV por tigre
- Efectos adicionales: -
- Sellos:
  • Tigre → Caballo → Tigre (un tigre)
  • Tigre → Caballo → Tigre → Caballo → Tigre (dos tigres)
- Velocidad: Rápida
- Alcance y dimensiones: Los tigres saltan a una distancia máxima de 4 metros desde la boca del usuario, después, se apoyan en una superficie y saltan hasta otros 4 metros; miden un metro y medio de ancho y de alto
El usuario dispara hacia arriba una bola de fuego gigantesca que se convierte en la parte delantera de un tigre (sin piernas) o se divide en dos partes delanteras de tigre, que se abalanzan para atacar a un objetivo. Si se han creado dos tigres, chocan entre sí y estallan, causándole daños. Si se ha creado un sólo tigre, la bestia es capaz de apoyarse en el suelo o en la superficie donde esté apoyado el ejecutor, y dar un salto virando no más de cuarenta y cinco grados.

Enko Bakusatsu: 70 PV (impacto total de un tigre, parcial del segundo)

Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Flama, Verano de 219

¿Eres nuevo en el rol? ¡Echa un vistazo a mi Compendio de Buenas Prácticas!
Responder