Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Un paseo
Daruu Sin conexión
Chuunin de Ame
Chuunin de Ame
Nivel: 26
Exp: 15 puntos
Dinero: 70 ryō
#1
La gente hace crónicas sobre batallas épicas, sobre conflictos, sobre dramas. Pero no suele hacerlas de días cotidianos. Aquél era un día cotidiano. Del tipo de días que más le gustaban a Amedama Daruu, aunque últimamente no podía darse el lujo de tenerlos muy a menudo.

El chico caminaba por la calle, tranquilo, sonriente. La capa impermeable negra, que le protegía de la lluvia, se movía aquí y allá cuando cruzaba el puente de uno de los innumerables canales que atravesaban Amegakure. Mantenía su cabeza cubierta por la amplia capucha de la prenda, pues pretendía estar un rato largo bajo la tormenta esta vez. No parecía importarle, sin embargo, que el trozo de pizza del que disfrutaba con tanta alegría se mojase un poco.

La pizza no iba a tener la suerte de estar tanto tiempo bajo la lluvia.

Estoy usando mi hueco para nuevos.
— En un poste de madera del embarcadero de las Costas del Remolino, en Uzushiogakure (Ceniza, año 218)
— En el pergamino de invocación, en casa de Daruu, Amegakure (Augurio, año 218)
— En la habitación de Daruu, Amegakure (Primavera, año 219)
Responder
Samidare Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 3
Exp: 6 puntos
Dinero: 0 ryō
#2
La lluvia se hacia presente como cualquier otro día en aquella aldea, y en ese contexto un chico bastante joven de pelo negro desordenado, caminaba sin un rumbo establecido intentando escapar de su hogar y estar el menor tiempo posible diario que fuera posible. ¿La razón?, fobia al trabajo, en su casa tienen la costumbre de trabajar en todo momento que se tenga de ocio sea limpiandola, arreglando alguna cosa que estuviera rota, o cumpliendo con otras tareas que le pudiera asignar su madre. No por nada se había convertido en un shinobi, quería evadir esa responsabilidad, pero su madre no contemplaba eso y aun siendo un ninja le demandaba que todo momento en su casa fuera un infierno para ese joven.

Por ahora entonces se limitaba a ir por los distintos caminos de su aldea, con un paraguas protegiéndolo de la incesante lluvia y esperando que el tiempo únicamente pasara.
Responder
Daruu Sin conexión
Chuunin de Ame
Chuunin de Ame
Nivel: 26
Exp: 15 puntos
Dinero: 70 ryō
#3
Hasta ahora había sido un día feliz. Un poco más aburrido de lo normal, pero oye, un día feliz al fin y al cabo. Todo eso, por supuesto, estaba a punto de cambiar.

A su lado pasó un chaval de su edad, bajo un paraguas. Ese instrumento del mal tuvo la mala fortuna de rozar su trozo de pizza. El alimento se enganchó en uno de los alambres y el destino apartó a Daruu de su más preciada posición de aquellos momentos. El trozo de pizza voló a cámara lenta ante la mirada de un Amedama Daruu aterrorizado, que siguió como una cámara sobre raíles el perezoso arco que trazó el triángulo hasta caer en el suelo encima de un charco, echándose a perder.

Daruu se dio la vuelta y extendió los brazos hacia él, como si fuese un amante que se marchaba subido al tren. El chico miró al extraño, que siguió caminando como si nada. Miró al trozo.

¡...nnnnnnnnnNNNOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! —Gritó, desesperado. Nada podría haberle jodido el día más que eso. No, no y no. ¡No llevaba más dinero encima! ¡Ese trozo era el último de su pizza preferida, la Especial del Día de Yami-san! ¡Eran una mierda, pero eso a él ahora ya le daba igual! ¡Era su mierda! y él se la había arrebatado! Le señaló con el dedo, acusador, a pesar de que él estaba de espaldas y no tendría manera de saberlo—. ¡Tú, pedazo de mierda! ¡A ver si miramos por donde vamos, joder! ¡Me has jodido el almuerzo!

¿Justificado? No. ¿Proporcional? Probablemente no. ¿Merecido? Sí, puto sí.
— En un poste de madera del embarcadero de las Costas del Remolino, en Uzushiogakure (Ceniza, año 218)
— En el pergamino de invocación, en casa de Daruu, Amegakure (Augurio, año 218)
— En la habitación de Daruu, Amegakure (Primavera, año 219)
2
1
Responder
Samidare Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 3
Exp: 6 puntos
Dinero: 0 ryō
#4
Un día normal dentro de lo normal, parecía tan rutinario que asustaba, hasta que llegaría un suceso que rompía esa rutina. En medio del camino del joven nara, un muchacho encapuchado y bastante extraño por cierto, ambos jóvenes se vieron envueltos en un suceso desafortunado donde la pizza del encapuchado no tendria final feliz.

De esto Luoji no se enteraría, y aun si lo hubiese hecho dado su personalidad le hubiera restado importancia, pero no parecía ser el caso del otro joven el cual enérgicamente y con un evidente enfado estaba totalmente decidido a hacerlo notar. -¿Hmm?- Perezosamente el nara volteo hacia el otro sujeto, a la vez que con la mano que tenia libre se rascaba la nuca, y escuchaba el reproche del amante de la pizza. -Entiendo, entiendo, aunque no precisamente la parte donde yo tengo que ver con todo esto, ¿Acaso no fue tu culpa?- La personalidad frontal y directa de Luoji era fácilmente foco de enojos por parte de terceros, y en este caso cuando ese tercero ya parecía a punto de explotar, tal vez no era la manera mas precisa de expresarse.
Responder
Daruu Sin conexión
Chuunin de Ame
Chuunin de Ame
Nivel: 26
Exp: 15 puntos
Dinero: 70 ryō
#5
«¿¡Pero será cabrón el niñato de mierda!? ¡Pero que aún por encima me está vacilando el hijo de puta!»

Daruu dio un paso adelante. Señaló su difunto trozo de pizza, ahí, solito, echándose a perder empapado en los charcos del suelo. Luego, sin dejar de enarbolar el Acusador Dedo Índice del Juicio Final, movió el brazo hasta señalar el paraguas de Luoji.

Caminas sin tener ningún cuidado por los demás —dijo—, y tu paraguas se ha enganchado con mi almuerzo. —Se dio unos golpecitos en el pecho con el dedo—. Y ahí es donde tienes que ver. Por no fijarte por donde vas, me has arruinado la mañana. ¡Estarás contento!

»¡Así que no me vengas encima con "acaso no fue tu culpa" —repitió, pero con un tono de voz ridículo—, como mínimo tendrías que disculparte. ¡Como mínimo!
— En un poste de madera del embarcadero de las Costas del Remolino, en Uzushiogakure (Ceniza, año 218)
— En el pergamino de invocación, en casa de Daruu, Amegakure (Augurio, año 218)
— En la habitación de Daruu, Amegakure (Primavera, año 219)
Responder