Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
(B) La tumba de Umikiba Kaido
—Oh, más que eso. Ponte cómoda —Y comenzó a parlar. Todo. Lo más resumido posible, desde luego, aunque sin omitir ningún detalle importante. Desde su llegada a Yugakure, y de cómo logró dar con Hozuki Shaneji. De que era exactamente igual a como lo definían en papel —probablemente a un nivel mucho más profundo, dadas las circunstancias— y de que se había ganado su confianza apostando por la única baza para hacer un all in. Y ese era el sentimiento por su clan, y la supremacía que buscaba recobrar tras tantos años en decadencia—. partiremos mañana, según él. Aunque todavía desconozco hacia dónde.
Hablo - «Pienso» - Narro

Responder
La silueta de Hagesgi emitió un brillo de arriba abajo como el que haría el filo de una katana al desenvainarse. Pero en vez de luz blanca, con los colores del arco iris. Un simple efecto que producía el Gentōshin no Jutsu, pero bien podía ser toda una metáfora.

Contuvo la emoción en sus ojos, sin embargo, y no se dejó llevar por el optimismo. Las cosas no siempre eran lo que parecían, y había visto demasiadas veces una misión truncarse cuando mejor iban las cosas.

Así que te encontraste con él de casualidad, os intercambiasteis unas hostias y ya estás bordo —resumió—. Suena demasiado fácil.
Sellos de Rastreo implantados:
Hermandades Intrépidas:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]
[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder
La silueta de Kaido, entre leves picos de señal, asintió.

—Debe tener sus dudas, pero ha de pensar que el riesgo de conseguir un aliado que le ayude a alcanzar su objetivo es equiparable con la posibilidad de que nuestro encuentro no fuera una mera casualidad. Sin embargo, parece ser un ninja bastante lineal. Tuvo muchas oportunidades de indagar en mi historia y no lo hizo. Lo importante es que está convencido de que os he mandado a tomar por culo.

»Ya no sé los otros séis, pero ese tipo es una pieza fundamental para que el resto apruebe mi... contratación.
Hablo - «Pienso» - Narro

Responder
Si Hageshi ya solía ser poco expresiva, su silueta lo era todavía menos. Inmóvil, sin gesto alguno y con los ojos clavados en los de Kaido.

Así que apenas indagó en tu pasado. —Eso le gustaba y le disgustaba al mismo tiempo. Le gustaba, porque Kaido tenía menos posibilidades de caer en la contradicción. En un pequeño desliz en su historia inventada. Pero le disgustaba enormemente que un Cabeza Dragón apenas preguntase por la historia de un exconocido ninja de Amegakure al que quería reclutar.

Algo le rechinaba en todo aquello, mas tenía que admitir que las noticias que Kaido le traía eran inmejorables. Había dado con su objetivo a la primera, y se había unido a él sin problemas mayores. Intoxicar a Kaido con sus dudas no le iba a hacer ningún bien.

Será mejor que descanses. Hoy ha sido un gran día —le felicitó.

El silencio se mantuvo por unos segundos. El amejin ya sabía qué llegaría a continuación.

¿Quién eres?

En todas y cada una de las noches, siempre terminaba su conversación con la misma pregunta.
Sellos de Rastreo implantados:
Hermandades Intrépidas:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]
[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder
Él, sin embargo, sí que era expresivo. Y su silueta también lo fue cuando se dibujó entre vertientes de holograma una sonrisa pícara, y filosa.

—Un traidor, un prófugo. Soy Kaido el Exiliado.

. . .

El alba. Aquella epifanía de la madrugada que aún se debatía entre la noche y el día. El sol mostrándose reticente, asomando la cabeza a paso de tortuga tras las enormes montañas que componían El Valle de Unraikyo. Y Kaido, en el punto de encuentro, presenciándolo como si fuera su último amanecer.

Porque realmente no sabía cuál iba a serlo. El último.

Esperaba que no uno reciente, desde luego.
Hablo - «Pienso» - Narro

Responder
Hozuki Shaneji le aguardaba, cumplidor, en la entrada del edificio. Vestía una túnica azul oscura, de mangas largas y anchas y una capucha lo suficientemente grande como para ocultar su rostro de ser necesario. A la espalda, una gran mochila, y su arma preferida cruzándola en diagonal bajo ella.

El viaje empezaba. ¿El destino? Oh, Kaido, en el fondo, lo sabía. ¿A dónde sino el País del Agua? Allí, de forma inconsciente, le llevaban sus pasos desde el día en que nació. Todos tenían su lugar, y todos caminaban de la misma forma hacia él, sin darse cuenta hasta de lo que era hasta que llegaban. Sí, Umikiba Kaido caminaba...

...hacia su tumba.


• • •


El sonido de un disparo retumbó en la llanura en forma de eco.

¡Juuuuuujujujuju! —Justo en la cabeza, como tenía que ser.

Shaneji recogió la liebre y la rajó de arriba abajo con un cuchillo, para acto seguido quitarle las vísceras. Luego, tras atar sus patas a un hilo y colgarlo de la cintura, fue recogiendo hierbajos y ramas secas de matorrales e hizo un pequeño fuego.

Habían caminado durante medio día, y se encontraban lejos de cualquier población. Tampoco es como si las buscasen. Shaneji era de los que preferían cazar por su comida a simplemente pagarla.

Pues a mí me han llamado de todo —continuó hablando, mientras improvisaba una parrilla al fuego para echar la carne cortada de la liebre. Lo hacía con tal soltura y naturalidad como pestañear—. Supremacista, racista… Me quedo con lo que me dijo una vez alguien: un naturalista. Yo no tengo nada en contra de los plebeyos, de los meros civiles. Simplemente digo que, joder, están en una categoría inferior, ¿no? Es pura naturaleza. Los tiburones están encima de la pirámide de la cadena alimenticia, las truchas no. Negar eso es negar el puto mundo, joder.

Shaneji no se consideraba un tipo muy listo, pero no le cabía en la cabeza que gente supuestamente más preparada que él le negase una verdad tan incontestable como aquella.

Y por tanto, solo digo que deberíamos luchar por conservar nuestra raza pura, o de lo contrario algún día se extinguirá. ¿Qué pasa en las tres Villas? Que tienen hijos todos con todas, joder. ¡Así es que se han vuelto tan débiles! Y no es por racismo, ¡es por pura lógica! Cruza una yegua de carrera con un burro. Te sale una puta mula, que ni con suerte te correrá la mitad de rápido. Y no hace falta ir a los extremos. Cruza una yegua de carrera con un caballo de pasto, y luego con otro caballo de carrera. En el cien por cien de los casos, el segundo hijo ganará al primero. ¡Eso es algo que esta sociedad hipócrita se niega a ver, pero sigue estando ahí, Kaido! ¡Sigue estando ahí!

Shaneji pinchó un trozo de carne hecho por fuera, para ver si estaba al punto, y al ver sangre en la punta se lo tragó de un bocado. Jodidamente esplendoroso.
Sellos de Rastreo implantados:
Hermandades Intrépidas:

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]
[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder