Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
Blancas sombras
#31
Ambos se congelarían en el lugar. Los dos gennin eran consientes de que frente a ellos había un compañero de aldea y profesión y ninguno de los dos quería tomar el camino de acción equivocado. Pero frente a ellos se alzaría una nueva amenaza, o ayuda.

Tras el corte el Amedama nuevamente volvió a sufrir el mareo, la vista borrosa, y escuchó una voz. Su origen venía claramente de su izquierda, se escuchaba fuerte, pero el grito provenía de una fuente desconocida. Si miraba hacia allí no vería nadie, la voz no la reconocería.

¡DARUU! ¡KARAMARU! ¡BASTA!

La vista se recuperó y la única persona que podría ver sería al calvo que le clavaba la mirada, o al menos por unos pocos segundos. Frente a ambos, entre medio del terreno que los separaba, los dos hermanos hicieron acto de presencia. En silencio, con rostros serios, armados.

Espalda con espalda y kunai en mano se mantuvieron en el lugar sin intenciones de atacar pero sin transmisión de confianza tampoco. Ya empezaba a ser habitual que aquellas risas lejanas quebraran el silencio.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#32
Daruu sintió casi un desvanecimiento. El muchacho se llevó la mano a la frente y, tremendamente mareado, trastabilló de un lado a otro. Miró a la izquierda. Alguien les gritaba que parasen. Una voz que no reconocía. Pero que no le parecía un enemigo.

Para colmo, los dos gilipollas gemelos aparecieron entre los dos, también en posición defensiva. Las risas seguían inundando la plaza.

El amejin apretó los dientes con rabia y decidió confiar ciegamente en la voz que le clamaba que parase de enfrentarse a su compañero, aún a riesgo de que resultara ser una trampa más. Quizás si detenía cualquier ofensiva...

Optó por no decir nada, tan sólo guardó las espadas, respiró hondo y se sentó en el suelo. Cerró los ojos. Respiró hondo de nuevo.
[Imagen: p81zdtq.png]
.
· · ·
Diálogos: MediumSeaGreen

Marcas de Chishio Kuchiyose dibujadas:
Responder
#33
La quietud se quebró rápidamente al paso rápido de los hermanos. En direcciones separadas arremetieron en contra de los gennin con claras intenciones de hacerle daño a estos. De familia, ambos actuarían de la misma manera.

«¿Ellos también? Chabon…»

Lanzarían su kunai mientras recortaban terreno para forzar un movimiento en las jóvenes promesas de Amegakure. Derecha, izquierda, arriba, abajo, allí donde uno de ellos se moviera el puño de un gemelo lo seguiría sin palabras de por medio. Karamaru, aún dubitativo, recibió el corte del arma en su brazo antes de poder alejarse del segundo ataque del hermano.

«Mierda»

Los síntomas de Daruu se repetían en el cuerpo del monje. El mareo, el dolor de cabeza, la temperatura elevada, esos segundos de sentimientos extraordinarios. Un hilo rojo de sangre marcaba su brazo tras el leve corte que poco efecto había tenido debido a su profundidad. Uno, dos, tres golpes y movimientos. Allá donde se movía el cenobita lo seguía el hermano, allá donde se moviera Daruu lo seguiría el otro.
"El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira al odio, el odio al sufrimiento, y el sufrimiento al lado oscuro"  
-Maestro Yoda.


HabloPienso
Responder
#34
No sé si es por la manera de narrar esta singularidad en la que nos encontramos, pero estoy empezando a no entender nada de lo que sucede, de modo que mil disculpas si actúo contrariamente a lo que se espera de mí xD

Sin embargo los pasos sobre el cemento delataron la carrera de uno de los gemelos, que se abalanzó hacia Daruu. El amejin dio una voltereta hacia atrás al tiempo que se levantaba y comenzó una serie de sellos considerablemente larga. El aparente enemigo lanzó un kunai hacia él.

Y a Daruu se le habían hinchado los cojones ya.

«¡Pues a tomar por culo todo!»

¡Suiton: Baku Suishouha! —Escupió una gigantesca ola que chocó con el kunai y lo desvió justo a tiempo, y arrasaría con el gemelo número uno, con el gemelo número dos, con Karamaru y hasta con Suka si osaba reaparecer con su culo de enano pelirrojo y ponerse a atacarle también.
[Imagen: p81zdtq.png]
.
· · ·
Diálogos: MediumSeaGreen

Marcas de Chishio Kuchiyose dibujadas:
Responder