Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Despedida, Invierno de 219
Situación actual: La muerte de Moyashi Kenzou, el Morikage, a manos de su propio jinchuuriki, ha provocado el adelanto de una reunión ya prevista en la que Sarutobi Hanabi y Amekoro Yui deseaban dar constancia de acontecimientos de extrema importancia para el destino de Oonindo. Ahora, Aburame Kintsugi se enfrenta a su primera Reunión de los Tres Grandes y la Alianza tendrá que demostrar su fortaleza e integridad por primera vez desde que Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure la firmaron. Enlace al tema: (aquí).
(C) A raíz de los ataques
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 4 puntos
Dinero: 570 ryō
#16
Ranko terminó por aceptar y seguir las indicaciones de Sora quién se mostraba conciliadora en todo momento.

— No hay nada por lo que disculparse. Es normal que tengáis dudas, sois jóvenes y gennins. Prefiero que sea así a que actueis por vuestra cuenta

Sin más, siguieron la búsqueda de un lugar en el que poder pasar la noche pero yo seguía dándole vueltas a lo que había dicho Ranko, ¿y si recibían un nuevo ataque aquella noche? En fin, supongo que ya no podíamos hacer nada y que lo inteligente era hacer caso y dormir en Tane-Shigai.

— Este parece un buen sitio, ¿qué me deciis?

La cabaña del árbol rezaba aquel cartel. Era muy descriptivo, pues habían aprovechado uno de aquellos arboles gigantescos para crear distintos apartamentos o habitaciones sobre un árbol a las cuales se podía acceder a través de pasarelas y escaleras construidas alrededor de su tronco y ramas.

— ¡Parece un sitio chulo, sí!

Si Ranko no ponía pegas, entrarían para tomar sus habitaciones.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 11
Exp: 3 puntos
Dinero: 1500 ryōs
#17
La maestra pelirrosa se notaba bastante comprensiva. ¡Tan contrario a los primeros comentarios que Yota y Kumopansa habían hecho! Ranko se alegró de ello, y, depositando su confianza en Sora, la siguió en silencio.

El lugar al que los llevó era una construcción hecha sobre un árbol. Ranko soltó un quedo "Ooh..." al verlo. Le pareció algo creativo, y se preguntó si el árbol resentía tener tantas estructuras encima.

"No creo. Los árboles son superfuertes. ¿Podríamos hacer algo así en la aldea? Creo que no hay árboles tan grandes dentro... Tal vez podríamos extender la aldea hacia el Bosque de Hongos y... No, ¿qué estás diciendo, Ranko?"

La de la trenza sacudió levemente la cabeza para regresar a la realidad, y luego asintió sonriente hacia el equipo.

Sí, se ve ba-bastante lindo.

No podía esperar al día siguiente, y ponerse en marcha a su misión.
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 4 puntos
Dinero: 570 ryō
#18
Sí, se ve ba-bastante lindo.

Los brazos de la jounin se enroscaron en los cuellos de sus discípulos de forma irremediable.

— ¡No se hable más!

De este modo, entraron los tres en aquel pintoresco hotel. Tomaron un par de habitaciones, una para las de las féminas, Sora y Ranko, mientras que la otra sería para Yota y Kumopansa. De este modo, hicieron noche en Tane-Shigai. Por supuesto, pagó Kusagakure, a fin de cuentas estaban de servicio.

Al día siguiente el sol les abrazó y, con los primeros rayos del astro rey colándose por los ventanales de sus habitaciones, se levantaron y se prepararon para partir y se reunieron en la calle, lugar en el que empezarían un largo jornal.


— ¡Buenos días!

— Buenos días, hoy presiento que será un emocionante día
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 11
Exp: 3 puntos
Dinero: 1500 ryōs
#19
Las mejillas de Ranko enrojecieron un poco al sentir ella el brazo de Sora rodeándola. El estar los tres (pues la mujer había tomado a Yota también) le hizo sentir algo cálido en su interior, como nostalgia por amistades antiguas, si es que tenía sentido. Pensó que sólo era la emoción de estar en un equipo en su primera misión.

A Ranko le dio mucha pena compartir habitación con su maestra, pero lo mantuvo para sí, mostrando solamente el tartamudeo de siempre y un rostro rojizo durante lo que quedaba de la noche y parte de la mañana.

La primera luz los despertó, y Ranko estaba rebosante de una silenciosa emoción. Alistó su ropa y su mochila, y se las echó encima después de preparar su portaobjetos y Higanbana, su wakizashi, a la cadera.

¡Li-lista para partir, S-Sora-sensei! —Al salir, le dedicaría una reverencia y una sonrisa a Yota y a Kumopansa, si es que se le veía sobre la rubia cabellera del genin —. ¡Buenos días, Yota-san, Kumopansa-san!

E iría detrás de ellos cuando partiesen rumbo al huerto.
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 4 puntos
Dinero: 570 ryō
#20
La muchacha de la coleta no tardó en adentrarse en la calle donde estábamos esperándola, agitando las manos para que nos viese. no tardó en hacerlo.

— ¡Buenos días!

Kumopansa tenía alzada la patita y la agitaba a un lado y a otro. Era su forma de saludar.

— Bueno, chicos, pues ya estamos todos listos, he cogido algunas provisiones así que ya podemos ir hacía esos huertos, ¡en marcha!

Sora alzó el puño desprendiendo aquel carisma que la caracterizaba. La pelirosa seguía mostrándose afable como siempre lo había sido. Así pues, dicho y hecho, la pequeña compañía de Kusagakure se pusó en marcha y empezó a caminar, dejando al capital del País, Tane-Shigai a sus espaldas.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 11
Exp: 3 puntos
Dinero: 1500 ryōs
#21
Inspirada por el liderazgo de Sora, Ranko asintió y fue tras ella, caminando a la par de Yota.

Más o menos media hora después de caminar hacia el suroeste, los árboles comenzaron a ceder y a transformarse en áreas de cultivo. No tardaron en divisar un huerto, cercado con una valla de madera y malla metálica, y con una casa amplia y un cobertizo pequeño dentro de sus límites.

Las parcelas parecían haber sido el parque de juegos de un perro travieso: varias hortalizas estaban desparramadas sobre el suelo, aunque casi todas habían sido desenterradas; había pedazos de raíz y hojas por doquier, y huecos en la tierra. Un par de jóvenes trabajaban con sendas herramientas, intentando arreglar lo que podían. En el borde de la valla había dos personas más, un hombre calvo de barba corta conversaba desde fuera de la valla con una mujer madura de cabellos cobrizos recogidos en un moño, quien estaba dentro de la propiedad y lanzaba improperios cada dos que tres, visiblemente fúrica.

(...) ¡de todo eso! ¡Cuánto maldito gasto, y tiempo, y esfuerzo! ¡Pero qué hijos de su malnacida madre! ¡Si los hubiera agarrado, les reviento su puta cara con un mazo!

El hombre solo suspiraba y asentía.
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 18
Exp: 4 puntos
Dinero: 570 ryō
#22
Y así, como el que no quiere la cosa, en un abrir y cerrar de ojos nos encontrábamos en aquel lugar que había sido el patio de juegos del pequeño cabroncito, destrozando todo el trabajo de aquella gente. Lo innegable es que aquella imagen era capaz de hablar sin ayuda de que nadie descubriese nada.

— Cabrones... murmullé por lo bajo.

(...) ¡de todo eso! ¡Cuánto maldito gasto, y tiempo, y esfuerzo! ¡Pero qué hijos de su malnacida madre! ¡Si los hubiera agarrado, les reviento su puta cara con un mazo!

De una de las parcelas llegaban algunas quejas, Todos lo pudimos escuchar y fue Sora la primera en tomar cartas en el asunto, viendo aquel hombre, como conversaba con otro, aparentemente describiendo los actos vandálicos y sus consecuencias a medida que se iba acordando de su santa madre.

— Chicos, ¿por qué no seguís buscando a nuestro cliente? Tomad el pergamino de la misión, os ayudará a dar con él. Yo iré a hablar con ese hombre

— Claro, cuente con nosotros dije, mientras hacía un gesto a Ranko para que fuese ella quién cogiese el pergamino que Sora ahora nos estaba tendiendo.

Una vez Ranko lo tomase, la jōnin se acercaría a la zanja y alzaría la mano moviéndola de izquierda a derecha, para llamar la atención de ambos.


— ¡Disculpen! ¿Podría robarles un poco de su tiempo?
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Sagiso Ranko Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 11
Exp: 3 puntos
Dinero: 1500 ryōs
#23
Ranko no supo cómo reaccionar ante los improperios de la mujer, aunque entendía que estuviese tan enojada.

"Esforzarse tanto para que alguien tome lo que es suyo… Debe ser algo terrible.

Sora les indicó que siguieran hasta el huerto de Tamanegiya mientras ella se quedaba a averiguar algunas cosas con la mujer de allí. Les ofreció el pergamino de la misión para que pudiesen ubicar al objetivo. La de la trenza esperaba que fuese Yota quien tomara el documento, pero al ver cómo el rubio se lo ofrecía con un gesto, terminó tomándolo con mano temblorosa. Asintió y fue a con Yota, continuando por el camino.

Pasando aquel huerto había una extensión de pastizal donde algunas ovejas vagaban y balaban, como si no se hubiese cometido un crimen en la casa de sus vecinos. Del otro lado del camino los árboles retomaban el terreno, y un bosquecillo, que lentamente se haría más y más profundo, adornaba la vista.

Yota-san… —dijo Ranko por lo bajo apenas un pensamiento surcó su mente —. ¿Crees que ha-hayan atacado ese huerto… anoche?

"Si ése es el caso… ¿Estaba Sora-sensei en lo correcto al hacernos descansar? No, ¿qué estoy pensando?"

No tardarían en divisar un huerto más después de una bifurcación del camino, similar al primero que habían pasado. Había una mujer muy joven y un niño preadolescente hablando y paseando entre el cultivo, señalando aquí y allá. La cerca que bordeaba el lugar tenía una sección nueva, recién reparada. Las parcelas parecían plantadas hacía nada, y la tierra estaba recién removida.

Es… es aquí. Creo. —O al menos eso indicaba el documento.

Mientras tanto, una mujer muy molesta le contestaba a Sora.

Claro. ¿Qué más nos queda que nos puedan robar?

Disculpe los ánimos —dijo el hombre —, pero han habido varios ataques a nuestros huertos y… entenderá lo frustrante que es que nos quiten el sustento así.

Frustrante es poco. —La mujer golpeó un poste de la cerca con mucha fuerza. Afortunadamente llevaba guantes, así que no se lastimaría

¿En qué le podemos ayudar?
Responder