Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
(C) Un Rescate Férreo
#46
Eri confirmó que por ella hubiera preferido que el hombre fuera malo con tal de que no hubiese muerto. Yo estaba en la posición totalmente opuesta, pero no lo expresé. Bastante habíamos discutido durante el viaje. Tal vez en el de vuelta hablase del tema. Si estuviese vivo y estuviese vivo, probablemente sería cómplice y nos encararía y entonces tendríamos que pelear con él. En otros tiempos hubiese estado convencido de poder inmovilizarlo sin más, pero la vida no es tan simple.

Esta vez no habría cabos sueltos ni mierdas, si alguien osaba encararse con nosotros acabaría con su vida.

No entiendo como alguien quiere tener un arma así de peligrosa colgada de algún lugar. Pero nos hemos vuelto a quedar sin pistas, genial. ¿Reconoces algún olor diferente del hombre o alguno que nos pueda llevar a otro sitio?

El can levantó la cabeza para ladrar algo como respuesta a la pregunta. Gruñí por lo bajo ante la tontería que acababa de soltar.

Eso no nos ayuda. Esta gente vive rodeada de minas, podría ser cualquier sitio, casi literalmente. Tendremos que preguntar al herrero en qué cueva decía que estaban los bandidos, aunque hay que ser idiota para quedarse en el mismo sitio después de liarla tanto.

Entonces recordé que Eri no hablaba perruno.

Ha dicho que huele a cueva.

La líder del equipo decidió usar la magia del Fuinjutsu para sellar el cadaver, que desapareció ante nosotros para meterse en el guante de Eri. Aún me costaba ver a Datsue y Eri hacer esas mierdas como si fuera lo más normal del mundo. ¿Cómo entendían esas cosas? Si cuando nos lo intentaron enseñar en la academia no sabía ni dibujar los sellos esos.

Pues vamos, va.

Dejé que Eri tomase la delantera, porque con tanto correr no tenía ni idea de donde estábamos.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#47
La pregunta que la pelirroja hizo a Stuffy fue respondida, aunque en idioma canino, el cual Eri no acostumbraba a usar y ni si quiera conocía sus fundamentos. Nabi, experto en el tema; se dedicó a no traducir ninguno de los ladridos que Stuffy le había dedicado, pasando completamente de la pobre e incomprendida chica que ahora mismo estaba relegada a un segundo plano.

Eso no nos ayuda. Esta gente vive rodeada de minas, podría ser cualquier sitio, casi literalmente. Tendremos que preguntar al herrero en qué cueva decía que estaban los bandidos, aunque hay que ser idiota para quedarse en el mismo sitio después de liarla tanto.

Y, como si alguien hubiera oído sus quejas internas, Nabi miró a Eri y aclaró:

Ha dicho que huele a cueva.

Gracias.

Como aquello no solucionaba nada, la chica selló en su guante el cuerpo del hombre, y de nuevo retomaron el camino de forma más rápida que antes hasta la forja donde residía el peticionario. No quería tardar mucho en completar la misión, sin embargo; lo que necesitaban ahora era mantener la cabeza fría e ir con cautela sin demorarse demasiado. Tan enfrascada estaba en sus pensamientos que ni si quiera se dio cuenta que ya habían llegado a la Forja Incandescente.

Unos golpes firmes avisaron de su regreso.

Kajiya-san, abra por favor.
Hablo (Crimson)«Pienso»

[Imagen: C7PEybs.gif]
Responder
#48
Kajiya-san, abra por favor.

La puerta se abrió de inmediato, desvelando al mismo hombre de antes, ahora ataviado con una camisa negra y un enorme mandil de herrero.

Oh, ya estáis de vuelta, pasad.

No se esperaría ni a que estuviésemos dentro para preguntar.

¿Y bien? ¿Qué habéis encontrado?

Seguía de los nervios. Nos hizo pasar a la misma sala de antes, con la misma mesa y las mismas sillas y ni rastro de mujer, aunque se oían voces en la parte de atrás de la casa.

Mi mujer está intentando explicárselo a mi hija, se niega a creer que... Bueno, nada de esto en general.

Aclaró sin que nadie se lo pidiera.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#49
No tardaron en abrir la puerta, descubriendo al señor Kajiya con camisa negra y mandil, que los invitó a entrar de nuevo al mismo sitio donde momentos antes los había recibido, preguntando sobre qué habían encontrado en su búsqueda bajo un matojo de nervios mal disimulado.

¿Y bien? ¿Qué habéis encontrado?

Eri tragó grueso, miró a Nabi con precaución e intentó no escuchar la conversación que mantenían dos féminas detrás de aquel lugar.

Mi mujer está intentando explicárselo a mi hija, se niega a creer que... Bueno, nada de esto en general.

Lo entendemos, Kajiya-san —comenzó Eri, luego levantó la mano hacia la mesa y formuló un sello para sacar el cuerpo inerte del hombre que habían hallado muerto—. Sentimos mucho esto, señor, lo encontramos tirado en un callejón bastante alejado de aquí, despojado de todo lo que pudiera llevar —explicó, cabizbaja—. Puede que lleve días así, y probablemente el arma que acabó con su vida fue el hacha que estamos buscando, así que ahora nos dispondremos a recuperarla cueste lo que cueste —informó—. Pero antes de marcharnos pensamos que ustedes merecían darle un adiós digno.

Hizo una breve pausa, acercándose a Nabi.

Sentimos mucho la pérdida, señor —e hizo una pequeña inclinación de cabeza.
Hablo (Crimson)«Pienso»

[Imagen: C7PEybs.gif]
Responder