Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Crónica de una Muerte Anunciada
#91
¿Morí...?

Los recuerdos volvieron a su cabeza como un martillazo en todo el cráneo. Los grilletes sollándole las muñecas, el suelo frío de la celda bajo sus posaderas, la oscuridad, el silencio. La explosión. «¿Morí...?» El Uchiha trató de incorporarse en su precaria cama, y no pudo aguantarse un gemido de dolor cuando su cuerpo se resintió.

¿Cómo que morí? Yo... No recuerdo nada más que... —apretó los dientes. La cabeza le dolía a horrores, como si su propia mente estuviera en contra de recuperar aquella vivencia. Como si se estuviese defendiendo de una agresión—. Yo... Estaba en una celda y luego, la explosión... ¿Cómo... Cómo demonios me has traído aquí?

Entonces su mirada bajó al cadáver que yacía junto a él. Estaba boca abajo y sus facciones no eran demasiado reconocibles, pero por la posición de sus brazos y el arma ensangrentada que todavía llevaba entre las manos, parecía que...

El ex jounin sacudió la cabeza.

¿Por qué... Por qué lo has hecho?

En su interior, una gran culpa se empezaba a abrir paso. Él había traicionado a Tengu, le había dado la espalda a su antigua maestra en favor de sus nuevos amigos, de su nuevo hogar. Y ellos se lo habían pagado con la muerte. ¿Era cierto entonces que Kunie le había sacado de allí y le había devuelto la vida? «¿Existe siquiera alguien capaz de hacer eso?» Pero, si no, ¿cómo podía ser?
Diálogo - «Pensamiento» - Narración

Mangekyō utilizado por última vez: Ceniza, Verano de 218
Responder
#92
Mientras Akame forzaba su mente para rememorar sus últimos segundos de vida, Kunie se agachó junto al cadáver y desenterró la hoja de su cuerpo. Luego, la limpió contra las ropas raídas de Hiroshi.

El Uchiha la reconoció en seguida. En efecto, era el Lamento de Hazama.

Eso fue relativamente fácil. Solo tuve que buscarte entre el montón de cadáveres que había en el foso común en el que te tiraron. El vertedero de los ninjas que ya no les sirven. El lugar donde tiran la basura.

¿Por qué lo había hecho? Oh, porque ella todavía no había acabado con él. Todavía le quedaban planes. Por eso, antes de revivirle, se había encargado de remover el sello que su Hermano le había colocado. Ese fuuinjutsu tan inconveniente para sus planes que les permitía comunicarse a distancia.

El lazo con Datsue estaba roto. El lazo con la Villa también. Y el único lazo que podía quedar, el de Yume, ni siquiera había tenido que intervenir. El propio Akame lo había cortado por ella.

Por los viejos tiempos, Akame-chan… Por los viejos tiempos. —Le dio la espalda—. Pero una y no más. Querías dejarme atrás, ¿no? Querías olvidarte de mí, de todo por lo que trabajamos…

»Pues disfruta de la vida que querías, Akame. —Formó el sello del Carnero—. Disfrútala.

Y desapareció.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 2:
Datsue y Akame, (Ceniza, 218), Poder 60

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue y Daruu, (Primera Flor, 219), Poder 60

[Imagen: e374e059913de8f936bec584d97155e2.png]
[Imagen: 49ee98dafe213ac79c85717af74fe2db.png]
Responder