Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
¿Entre la espada y la pared? Usa Kawarimi
Datsue En línea
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 32
Exp: 13 puntos
Dinero: 350 ryōs
#61
Las diez de la mañana. Una hora temprana, en la que al Uchiha le hubiesen pillado durmiendo, con toda probabilidad, casi todos los días del año. Si ese año fuese el anterior, o el anterior a este, o especialmente todos los que seguían para atrás.

Pero no aquel. Desde que su Hermano había muerto —desde que había creído que lo estaba, más bien—, el Uchiha se había encauzado en un entrenamiento sin igual. Ya con Akame a su lado, su constancia y la intensidad de sus entrenamientos habían aumentado considerablemente. Cuando no soñaba con otra cosa que vengarle, se habían convertido en una jodida constante en su vida. Ya no se producían esos días en los que se dejaba llevar por la pereza. Para él, entrenar era tan vital como respirar.

Luego había descubierto que su Hermano seguía con vida, y que en realidad era un jodido traidor. Pero sus ansias por hacerse más fuerte no habían cambiado, solo el nombre de su objetivo. Y la cercanía de la visita a su Uzukage tan solo había hecho que intensificase su rutina.

Así pues, Reiji no tuvo que esperar mucho hasta que se encontró a Datsue. Pero no saliendo de su casa, sino entrando a ella.

¡Buenos días, Reiji! —vestía un chándal corto, sudaba a mares y Datsuse, a su lado, tenía la lengua fuera. Venían de darse una buena carrera por la playa—. Así que hoy es el día, ¿eh?

»Dame cinco minutitos. Me doy una ducha rápida, me cambio y vengo.
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder