Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Festival familiar
#16
Verás, Nabi . Llevo unos meses... Algo confundida, probablemente desde nuestra última misión, en Los Herreros. Durante mi vida me he dedicado a entrenar y cuidar de mi familia, ligeramente. Pero nunca he sido capaz de sentir lo que siento ahora, y es muy extraño. En la misión, tú y yo... Esto... Estuvimos muy juntos cuando nos escondimos, y... Y me puse muy nerviosa, como si mi corazón se acelerase, era algo raro... Y últimamente cada vez que nos veíamos o simplemente me acordaba de ti, aunque intentase actuar normal, por dentro... Era muy raro, porque sentía ganas de verte cuando no estabas, o... Me dolió pelearme contigo, más incluso que con Datsue, y solo estar contigo me hacía sentir un poco mejor, es...

No sé cómo definirlo, pero sé que ahora... Ahora estoy feliz, porque estoy contigo.


La escuché atentamente, casi trascribiendolo todo mentalmente. Mientras mantenía una expresión neutra de atención ante la pelirroja, en mi cabeza se había desatado el caos. Mis dos neuronas intentaban descifrar el mensaje, pero no podía ser posible. Lo que Eri describía era... bueno, lo que yo sentía por ella. Desde el examen de chunin le había estado dando vueltas.

En una verdadera situación de peligro, en el momento en que pensé que se podía crear un caos considerable y declararse una guerra ahí mismo, no me importó la villa, no me importó el jinchuriki, todo eso pasó a un decimocuarto plano y los trece planos por encima solo estaba ella. Porque en el momento en que pensé en perder algo, supe que podía asumir la perdida de mi villa, de mi jinchuriki y de Onindo entero, pero no me podía permitir perder a Eri.

Era equivalente a perder la felicidad, perder la carne o perder la razón. Todo ello dejaría a la vida con muy pocas diferencias con la muerte.

Pero era imposible que Eri sintiese lo mismo por mi. Le puse una mano en el hombro para confortarla y le contesté:

Es normal, Eri. Hemos pasado mucho tiempo juntos, al fin y al cabo, entre misiones y tal. Lo de la misión sería que estabas nerviosa por si nos pillaban y lo del combate, yo ni siquiera me planteé ir a por ti. Es decir, está claro que eres la mejor kunoichi de todo Onindo, pero Datsue es mucho más agradable de pegar. Pegarle a él es atrayente, incluso adictivo. Yo no podría hacerte daño de verdad. Así que no te preocupes, es lógico que pegarle a Datsue no te causase ningún remordimiento.

De hecho, sería casi imposible que pegarle sentase mal a nadie. Verle tragarse sus vaciladas era el cielo en la tierra. Algo que solo un uzunes debería poder saborear, por supuesto.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#17
La contestación de Nabi no era lo que se esperaba del todo, es más... ¿Estaba rechazándola? ¿Acaso... No entendía qué quería decir?

No —negó, a la par que lo hacía con su cabeza—. No es lo mismo, porque lo que siento por ti no lo he sentido por nadie, y he pasado el mismo tiempo con Datsue que contigo, así que no es... Normal, no es amistad lo que creo sentir —murmuró, bajando la mirada—. Nabi, yo...

»Creo que me he enamorado de ti.


Aquello lo fue diciendo cada vez más bajo, ganando un par de colores fuertes en sus mejillas, con el corazón bombeándole a demasiada velocidad. Su cabeza daba vueltas y comenzaban a dolerle las mejillas por el calor que sentía, pero se lo había dicho, y la carga que tenía dentro se había ido.
Hablo (Crimson)«Pienso»

[Imagen: C7PEybs.gif]
Responder
#18
No. No es lo mismo, porque lo que siento por ti no lo he sentido por nadie, y he pasado el mismo tiempo con Datsue que contigo, así que no es... Normal, no es amistad lo que creo sentir. Nabi, yo...

»Creo que me he enamorado de ti.


En ese instante, mi rostro se desencajó del todo. Ni toda la calma del mundo me hubiese preparado para mantener las apariencias en ese momento. Mis neuronas se quedaron tan en shock como yo y solo una parte de mi cuerpo reaccionó de forma inmediata, acumulando una cantidad de sangre que era preocupante.

Tras unos segundos de silencio, mi cabeza volvió a funcionar. Mis ojos empezaron a observar atentamente a Eri, tan adorable como era ella, con las mejillas sonrojadas, confesando su amor ¿por mi? Claro que debía plantearme que todo eso no fuese más que una treta amenia para que bajase la guardia y apuñalarme por la espalda, al fin y al cabo, era mucho más probable eso que Eri se enamorase de mi, un cualquiera, un cualquiera perruno.

Sin embargo, en ese momento, Amegakure, el pacto, el mundo en general, se podían ir todos a tomar por culo. Podían liberarse todos los bijuus y empezar a bailar una sardana, que me iba a despertar el mismo interes que una conferencia de Juro sobre ser aburrido. Nada importaba, nada podía importar, todo se volvió gris.

A excepción de Uzumaki Eri, sus ojos azules esperando mi respuesta, su pelo rojo siendo levemente mecido por la suave brisa que pasaba, su nariz respingona y sus atrayentes labios. Y eso que solo estamos hablando de su hermoso rostro, para describir el resto del cuerpo necesitaría un libro entero con dibujos.

Me cayó una lagrimilla por el ojo izquierdo, incapaz de contener toda la oleada de felicidad. Recorté la distancia que nos separaba en un suspiro y me agaché levemente para que nuestros labios se encontraran en un beso sencillo, porque no sabía dar otro tipo de beso.

Esperé a ver como reaccionaba, porque igual me lo había flipado todo yo solito y ahora me caía una hostia que me saltaban todos los dientes.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#19
«Por Shiona-sama, qué vergüenza...»

Se esperó que Nabi la contestase de alguna manera, ya sea para decirle que él correspondía sus sentimientos o bien los aceptaba pero no los podía corresponder, aún así esperó, sin moverse, quieta, incapaz de pensar por la intensidad de sus latidos, hasta que él recortó la distancia entre ambos, haciendo que sus rostros se tocasen y ambos terminaran besándose de la forma más tierna posible.

Eri se fundió en aquel momento, incapaz de pensar gracias a las nubes que se formaban en su cabeza. Sus ojos se habían cerrado en cuestión de segundos, y simplemente alcanzó a sujetarse a la ropa del chico para impedir que se separase de ella.

Poco a poco fue moviendo torpemente sus labios, intentando profundizar el contacto, no sabiendo por qué lo hacía y sin embargo, encontrándose deseosa de hacerlo, porque no sabía cómo explicar aquello que sentía en su estómago, que le hacía cosquillas desde dentro, por eso decidió hacerlo a través de aquel pequeño e inexperto acto.
Hablo (Crimson)«Pienso»

[Imagen: C7PEybs.gif]
Responder
#20
Eri no solo no se separó y me giró la cara sino que parecía más que satisfecha con pegarse más a mí. Eso no fue solo celebrado por las zonas más calientes en el hemisferio sur metafórico de mi cuerpo, sino que me dio pie a seguir besándola, esta vez a sabiendas de que no me había propasado ni sobreentendido lo que me decía.

Con lentitud y cuidado, posé una mano en su cuello, atrayendo aún más sus labios sobre los míos y la otra mano la coloqué en su espalda, presionando para pegar aún más nuestros cuerpos. No dejaba de besarla, de saborear la dulzura de sus labios ni el calor que emanaba.

Todo aquello era como un sueño para mí, y como cuando estas en un sueño del que sabes que vas a despertar, intentaba disfrutar cada milésima de segundo que podía permitirme tenerla entre mis brazos. El tacto suave de sus labios, su olor impregnando mi cuerpo y sus manos agarrando mi ropa, todo aquello era algo que creía inexistente, como los unicornios. Así que si eso estaba pasando, igual me apuñalaba un unicornio el corazón para poder morir feliz.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#21
Cuando notó como Nabi profundizaba tanto el beso como el roce se sintió extrañamente feliz, sintiendo como su propio cuerpo se estremecía bajo aquel simple contacto que el chico le daba, así que, con cierta lentitud, fue subiendo las manos por el pecho del chico hasta entrelazarlas por detrás de su cuello, acariciando los mechones que ocupaban su nuca en el proceso.

Pronto sintió como sus pulmones reclamaban aire y tuvo que cortar el beso, separándose del chico lo suficiente para respirar de nuevo, con las mejillas ardiendo y sus ojos incapaces de fijarse en un punto fijo del plano que veía.

Nabi, yo... —empezó, sin saber muy bien qué decir—. Yo soy nueva en... En todo esto, así que... Siento si soy torpe o no entiendo las cosas... Pero... Pero, bueno... Esto... ¿quieres... s-s-salir con...migo? —terminó casi en un susurro, muriéndose de vergüenza ahí mismo por lo que acababa de soltar.
Hablo (Crimson)«Pienso»

[Imagen: C7PEybs.gif]
Responder
#22
Nabi, yo... . Yo soy nueva en... En todo esto, así que... Siento si soy torpe o no entiendo las cosas... Pero... Pero, bueno... Esto... ¿quieres... s-s-salir con...migo?

Se separó para dedicarme esas hermosas palabras. Y como era habitual, me quedé embelesado mirándola. Estaba enrojecida hasta decir basta, con una vergüenza que podía comerse el planeta entero si cogiese forma de lo grande que era, preguntándome si quería salir. ¿A donde? Ni idea, pero yo salía a donde hiciese falta con esa cosa tan mona que tenía delante. Pero claro, no había nada como quedar en ridiculo.

¿Salir? ¿A donde? ¿O salir de salir? Salir de salir no, ¿no? Como... tú y yo como...

Mis neuronas empezaron a abofetearse las unas a las otras al grito de 'Pero si era obvio que iba a pasar, ¿por qué no estáis preparadas? Te acaba de besar no va a pedirte salir, mentecato'. Sin embargo, en mi cabeza, en el apartado de reacciones ante una declaración de la chica más dulce y preciosa de todo Onindo solo había vacío. Ni eso, había un meme sobre la imposibilidad de que eso sucediese. Así que entre mis neuronas y yo decidimos tirar a la respuesta sincera.

Sí, sí sí sí, sí. Sí, sí sí, sí, sí sí sí sí, sí. Sin duda, sí. Sí.

Hice una breve pausa, porque mi cabeza aún estaba con la imposibilidad de la situación.

Pero, tú y yo, salir, ¿de ser novios?

Es que si no me decía las cosas claras, igual yo estaba viniendome arriba y en verdad quería salir de Uzushio para ver los baños termales o algo y yo aquí como un idiota. Al menos era un idiota con bonitas vistas, pero un idiota al fin y al cabo.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
#23
Las mariposas parecieron decaer brevemente en su estómago cuando Nabi preguntó a qué se refería con el término salir, ¿la tomaba el pelo?, ¿o no entendía qué quería decirle con aquella frase? Se rascó la mejilla, nerviosa; y buscó las palabras adecuadas para explicarle a qué se refería mientras sus piernas temblaban como dos gelatinas de fresa.

Sin embargo, cuando ella abrió la boca, él volvió a hablar:

Sí, sí sí sí, sí. Sí, sí sí, sí, sí sí sí sí, sí. Sin duda, sí. Sí.

Sonrió de forma tan amplia que comenzaron a dolerle las mejillas, pero no le importaba en lo absoluto, porque, si aquel extraño y cálido sentimiento que sentía en lo más hondo de su pecho era lo que significaba sentirse feliz, entonces quería morir de felicidad, y todo aquello lo sentía gracias a él, al chico que siempre pasaba desapercibido, que olía a perro y que probablemente ignoraba lo que era el jabón.

Pero, tú y yo, salir, ¿de ser novios?

S-sí —se removió el cabello, inquieta, y le mostró una tímida sonrisa—. Era eso lo que quería decirte.

Y luego se acercó a él de nuevo.

--¿Q-quieres que pasemos juntos el festival para celebrarlo?
Hablo (Crimson)«Pienso»

[Imagen: C7PEybs.gif]
Responder
#24
La vi sonreír ante mi respuesta, y una única cosa me pasaba por la cabeza 'ahora es cuando me despierto casi seguro, nunca llego a ver el desnudo'. Pero parecía que el sueño no acababa ahí, porque Eri volvió a hablar, de forma totalmente normal y nadie estaba tirando de mi para que volviese a la realidad. Y la verdad, si tenía que elegir entre la realidad triste o salir con Eri, me quedo con Eri para siempre en este sueño y que muera mi cuerpo mortal en coma vegetativo.

S-sí. Era eso lo que quería decirte. ¿Q-quieres que pasemos juntos el festival para celebrarlo?

Sí, claro, por supuesto, sí. Claro. Por supuesto.

Mi mente estaba empezando a improvisar, incluso más de lo normal. Normalmente, hay unas breves directrices de fondo y lo que improviso, de forma maravillosa, cabe decir, era todo lo demás. Sin embargo, ninguna situación en mi vida de shinobi me había preparado para lo que estaba por venir. Eri me miraba, yo la miraba y ambos sonreíamos. Hasta ahí todo bien. ¿Y ahora qué?

¿Le cojo la mano? ¿Pensara que voy rápido o que voy lento? ¿Debería agarrarla de la cintura? ¿Mearle encima para que los demás sepan que es mi territorio? ¿Y si ella esperaba algo y yo no se lo daba? ¿Y si me pasaba de listo y me acababa llamando pervertido y me tiraba por un despeñadero? Bueno, y si no me tiraba ella, ya me tiraba yo. Mejor no hacer nada hasta que ella no dijese que lo hiciese, sí. La iniciativa es de amenios provocando guerras, nada de eso, mejor actuar siempre en contraataque, nada de inventiva propia, que el mundo ya me había demostrado varias veces que yo mejor me quedo quietecito, que si no, la lio.

Y... ¿qué quieres hacer?

Yo quería besarla hasta que despertara, porque iba a despertarme en cualquier momento y había que aprovechar. Pero nada de iniciativa. Nada de iniciativa, Nabi, que la lias. Tienes razón, Nabi, si ya lo sé, pero es que mirala. Ya la veo, callate. Nada de iniciativa, coño.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder