Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

En medio de estas turbulencias, se está celebrando una nueva edición del famoso Torneo de los Dojos a petición de los Señores Feudales. Ninjas de todas las aldeas conviven durante un tiempo en el Valle de los Dojos, y participan en un certamen de peleas de exhibición.
Kreuzung II
Ryūnosuke Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 36
Exp: 0 puntos
Dinero: 0 ryōs
#1
Abrió las puertas. Observó.

Una samurái enfundada en una armadura brillante, pulida para la ocasión pero que no disimulaba ciertas abolladuras en puntos concretos. Un chiquillo saliendo de un camerino. Vacío.

¿Qué…? ¡Eh, tú! ¡Alto ahí!

Ryūnosuke la miró extrañado, como quien mira a un loco o a un iluso. ¿Quién pedía el alto a una avalancha? ¿Quién se ponía en frente de un oso esperando que este se detuviese por simplemente solicitárselo amablemente? ¿Quién entraba a un incendio y rogaba a las llamas que se apagasen? Pues eso mismo: un loco o un iluso.

Quiso responderle de otra manera, pero el espadón que empuñaba se le adelantó, prendiéndose en llamas. La samurái debió interpretarlo como una afrenta, porque desenvainó su katana y atacó. Fue cuestión de un latido. Los aceros se entrechocaron, el fuego no encontró sustento, y un filo lamió el cuello de Ryūnosuke.

Al contrario que los ninjas, un duelo de samuráis solía terminar así de rápido.

Te dije: alto ahí.

Hmm.

Soltó el mandoble…

… levantó las manos…

… y la envolvió con los brazos.

¡Eh! ¡No me obligues a…!

El acero se apretó más contra el cuello, pero llegó a un punto en que se atascó con unas escamas, y de ahí no pasó. Ryūnosuke continuó apretando en aquel particular abrazo. Los troncos que eran sus brazos envolvían la caja torácica de la mujer y la empujaba hacia su pecho como una prensa hidráulica. Centímetro a centímetro, lento pero sin pausa.

Lo primero que se oyó fue una pieza metálica al partirse. Luego otro: ¡crack! Aquel sonó más a humano, más a hueso. Luego un gorjeo interminable. La samurái tenía la boca abierta y no dejaba de patalear, de arañarle. ¿Qué trataba de decirle? Intuía que quería gritarle, pero solo le salía sangre por la boca.

Agh… gghh… gghh… ghtto…

¿Alto? ¿¡Alto de nuevo!?




¡¡¡CRRRRAAAAAACCCCCCKKKKKK!!!




Se quedó mirando el cuerpo inerte de aquella mujer, que colgaba de sus brazos con la cabeza y los pies apuntando al suelo en un arco exageradamente pronunciado. Algo le decía que se había partido la columna vertebral. Cosas que pasan. Ryūnosuke la tomó por una placa de la armadura que sobresalía y la lanzó al césped del ring. Luego cerró las puertas, y sus ojos dorados se fijaron en un chiquillo que no dejaba de mirarle.

¿Qué miras? ¿Vas a darme el alto?


Takumi, Ryūnosuke te está hablando a ti. Lo has visto todo. Te encuentras a 10 metros de su posición.

Daigo, Roga. Si salís de la enfermería, hay un pasillo pequeño que se cruza con otro más grande, que conduce a las puertas del ring. Allí se encuentra Ryūnosuke (el cruce está a 10 metros de su posición, y está al lado de los camerinos).

El pasillo mide 6 metros de ancho y 5 de alto. Recordad que huir es una opción.

Buena suerte.
[Imagen: S0pafJH.png]
Responder
Tsukiyama Daigo Sin conexión
El primo italiano de Daigo
Ninjas de Kusa
Nivel: 17
Exp: 10 puntos
Dinero: 800 ryōs
#2
Daigo sonreía, aunque adolorido y todavía ligeramente aturdido, el chico ni siqueira sentía ese mal sabor de boca que suele dejar la derrota. En su lugar se sentía satisfecho por el combate que había tenido, aunque si tuviera que quejarse de algo, probablemente sería de que se quedó con ganas de pelear más.

Por suerte, no se quedaría con las ganas durante mucho tiempo. Lo sabía, lo llevaba sabiendo desde hacía algo de tiempo. Sus músculos seguían calientes, la sangre le hervía y sus puños todavía se negaban a abrirse.

El boxeador sabía no estaba en aquella sala lamiéndose las heridas después de un gran combate, no. Aquello se trataba de un simple descanso entre rounds, y muy pronto empezaría el siguiente.

—Ya estoy bien. Muchas gracias —le dijo al médico, sonriendo con amabilidad mientras se levantaba—. Quédese aquí ¿sí? Algo no va bien.

Tomando sus cadenas y sus esposas, el único equipamiento que necesitaba el peliverde, el chico se acercó a su amigo. Su rival, que seguía inconsciente, en una camilla.

—¡Despierta, Lobo! —Exclamó mientras le daba una pequeña patada a la pata de la camilla—. La pelea no ha terminado.

Daigo no le explicó mucho más a su compañero, no porque quisiera ser misterioso apropósito, sino porque realmente no podía explicar lo que sentía. Algo no iba bien. Algo no iba bien, pero ¿el qué?

Se dirigió hacia la puerta sin esperar un solo segundo antes de abrirla con cuidado. Miró hacia un lado. Miró hacia el otro. Nada, pero algo estaba mal.

Caminó lentamente por el pasillo. Tenía cada vello de su piel erizado. Algo no iba bien, algo no iba bien, algo no iba bien, algo no iba bien, algo no iba bien...

Y justo por eso tenía que ir allí.

Cuando llegó a un cruce con otro pasillo más ancho, el chico se asomó con cuidado, solo para ver a un gigante de más de dos metros que parecía amenazar a un joven ninja.

Si antes su sangre hervía, ahora ardía en su interior. Daigo podría reconocer fácilmente un desafío cuando lo tenía en frente, y ese hombre era fuerte. Fuerte y peligroso.

—¿Qué miras? ¿Vas a darme el alto?

salió de su escondite inmediatamente, recto y con ambos puños cerrados, mirando fijamente al gigante.

—Yo lo haré —respondió el el kusajin, serio como pocas veces.

No sabía si aquella era la mejor de sus ideas, pero sabía que podía confiar en Rōga incluso más de lo que podía confiar en sí mismo, y en el caso de Tsukiyama Daigo eso era mucho decir.

- PV:

25/200


- CK:

220/220



- Daño provocado: 300 PV autoinflingidos, porque esto es una horrible idea.
- Acciones ocultas:

- Fuerza: 50 +10
- Resistencia: 30 +10
- Aguante: 40 +10
- Agilidad: 20 +10
- Destreza: 40 +10
- Poder: 40 +10
- Inteligencia: 40 +10
- Carisma: 60 +10
- Voluntad: 70 +10
- Percepción: 30 +10

Hitai-ate (Frente)
Esposas supresoras de chakra (colgadas de la parte derecha de su cadera)
Kusari x2 (Enrolladas en los puños)


—hablo
«pienso»

¡Muchas gracias a Rōga por el sensual avatar!
1
1
1
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#3
Un sueño, no. Más que eso. Un recuerdo que se repetía.

¡PAM! ¡PLAT!

Sangraba mi frente, respiraba agitado. ¿Mis manos eran así de pequeñas?

¡PAM! ¡PLAT!

—¡YA BASTA PADRE!

La puerta se abrió de golpe y papá corrió a abrazarme. Sentía calor, pero no era el ardor de los puñetazos del abuelo. Sentí el candor, de que alguien me protegía. No quería aceptarlo, pero me aferré al sentir por fin a alguien cerca.

—Esto no te incumbe, él eligió su camino.

Dudé, quería seguir a su lado. Pero si lo hacía, significaría que todo el esfuerzo hasta ese entonces sería en vano. Con esfuerzo, me aparté. En mi rabieta, volví a correr hasta ese jodido viejo.

—¡NIÑO IDIOTA!

Perdón por hacerte llorar papá. La gran mano se extendió de nuevo.

¡PAM! ¡PLAT!

Lo entendí. Mis puños nunca le iban a alcanzar, mis patadas nunca lo iban a alcanzar. Pero si algún día quería proteger a alguien, debía alcanzarlo. Y corrí de nuevo. La mano se extendió una vez más hacia a mí, pero esta vez eso era lo que quería. De mis fauces nadie escaparía.

—¡AHHHHHRG MOCOSO MALCRIADO!

Si mis brazos no podían más, si mis piernas no podían más. Serían entonces mis dientes, aunque mordiese la mano que me crió.

***

Pero ya no pudo seguir regodeándose en aquella visión. La realidad le esperaba de una forma no muy alentadora. La forma en la que su gran amigo se dirigió hacia él, pese a no ser la más explícita de todas dejó claro que estaban en problemas. "Aparentemente tienes aún un trabajo por delante, no es tu momento de descansar Lobo." No estaba ni de cerca en la mejor condición, pero algo en su interior le decía que debía estar listo. Buscó a su Otome y se le echó a la espalda; Todos los vellos de su cuerpo se erizaron al igual que su cabellera, más no por la emoción sino por aquel manto de electricidad plateada tan propio de él. De inmediato alcanzó al peliverde y se paro a su lado.

Ambos llegaron a un pasillo y lo primero que se toparon fue aun tipo con todo menos cara de amigos. Otro muchacho que no conocía de nada estaba pasmado sin moverse. "Tengo a Tsukiyama de mi lado, y pese a nuestro delicado estado tras los combate, tenemos una posibilidad de derrotarlo, pero necesitaré la mayor discreción posible para..."

—Yo lo haré —respondió el el kusajin, serio como pocas veces.

"..." Abrió la boca que su quijada casi podía caer hasta el piso. Su plan arruinado en un milisegundo, pero su objetivo aún no había cambiado. Daigo confiaba en él, y por esa confianza, el Lobo debía protegerlo así fuera de si mismo, y para ello...

YOU MORON! No iba a darle tiempo para responder. Una patada eléctrica impactaría de la nada al de Kusagakure, mandándolo al mundo de los sueños del que apenas hace poco acababa de salir. —Lo siento, pero este no es el lugar para que te mueras como un héroe — Diría mientras Daigo caía.

"Aún tienes un sueño. Tú algún día serás el Morikage que vuelva a encauzar a Kusagakure." Sus ojos estaban aún en el intruso, tratando de analizar que era lo que estaba ocurriendo tras la puerta del estadio.

—Oeh, musculitos. Si no te importa, me voy a llevar a este imbécil y a ese cuatro ojos — Dijo bastante calmado y confianzudo mientras apuntaba con su dedo índice a Takumi. —Imagino que estará bien que nos vayamos en paz mientras no querramos cruzar esa puerta, ¿verdad? — Sopló parte de su fleco.

Un Lobo no sólo debe ser fuerte, sino también sensato. Su compañero estaba débil, y no estaba dispuesto a confiar en un desconocido para ejecutar su plan. "Si tan sólo no te hubieses envalentonado, podríamos haberle arrancado la jodida cabeza. Pero no puedo arriesgar ahora su vidas en vano. Si no puedo proteger a un amigo, no podré aspirar a proteger a nadie más." Su convicción, seguía estando clara.


Estado de Rōga

PV

25/225


CK

152/245

-75
-18


Daños causados: 3o PV LTK potenciado contra Daigo
Accciones Ocultas:

*Contra todo pronóstico activo
*Raiton no Yoroi activa

Fuerza: 50  • Resistencia: 50Aguante: 50Agilidad: 60Destreza: 80
Poder: 50Inteligencia: 70Carisma: 50Voluntad: 80Percepción: 70
¤ Raiton no Yoroi
¤ Armadura de Elemento Rayo
- Tipo: Apoyo
- Rango: S
- Requisitos: Raiton 80
- Gastos:
  • 75 CK activación, divide la regeneración de chakra
  • 14 CK por movimiento ultrarrápido
- Daños: -
- Efectos adicionales:
  • Agilidad+30, Percepción+30
  • Permite usar un movimiento ultrarrápido de 10 metros cada 5 turnos
  • (Aguante 80) El movimiento ultrarrápido ahora tiene un enfriamiento de solo 3 turnos
- Carga: 5
- Velocidad: Instantánea
- Alcance y dimensiones: -
El ninja recubre su cuerpo con una capa de chakra eléctrico, que en lugar de ser utilizado para maniobras ofensivas, estimula el sistema nervioso del usuario. La técnica produce que las sinopsis neuronales transmitan la información con una presteza exponencialmente mayor, consiguiendo que la velocidad física y de reacción sean llevadas al límite. Combinando esta técnica con Taijutsu da lugar a una conjunción de estas conocida como Nintaijutsu.

¤ Raiton: Luxurious Thunder Kick
¤ Elemento Rayo: Patada Lujosa del Trueno
- Tipo: Ofensivo
- Rango: B
- Requisitos: Yotsuki 30
- Gastos: 12 CK por patada (Máximo 3)
- Daños: 20 PV por patada
- Efectos adicionales: Entumecimiento leve
- Carga: 1 por cada patada a lanzar
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: Cuerpo a cuerpo
Jutsu considerado por Rōga cómo su "Técnica Insignia", siendo básica pero efectiva.

Esta consiste en lanzar de una a tres patadas con chakra raiton imbuido en las piernas, la cual genera una pequeña descarga eléctrica al impactar, entumeciendo durante unos instantes la zona afectada. Sí el ejecutante decide lanzar más de una, estas serán en secuencia, intercalando la pierna usada al atacar. Leves rayos recorren la pierna del usuario durante su ejecución, además de escucharse un tronido cada vez que conecta con éxito.

¤ Relámpago Argénteo
- Requisitos: Yotsuki 70
Tras un exhaustivo entrenamiento en en la aplicación del Raiton, Rōga logró purificar la concentración de chakra en sus técnicas. De esta manera y de forma pasiva, toda técnica de Ninjutsu o Nintaijutsu que emplee el Raiton se reflejará en color Platinado en lugar de la tonalidad natural del rayo, ya que estas manifiestan el chakra del color de su ejecutante.

Pero, más allá de un efecto estético, la utilidad de esta habilidad permite aplicar una mayor cantidad de chakra para potenciar su Nintaijutsu Yotsuki ofensivos tanto del sistema como a evolutivas del usuario.  De esta manera, puede pagar 0.6*X CK adicionales al gasto de la técnica para causar X PV de daño adicional, siendo el máximo de 30. El chakra total adicional aplicado a técnicas de golpe múltiple debe ser distribuido sin superar el límite ya establecido en esta regla.

En el caso del Taijutsu, es posible imbuir con rayo sus extremidades, añadiendo un efecto de electrocución al impacto cómo si se tratase de una técnica propia de la Facultad Yotsuki pagando 10 CK para convertirla en Nintaijutsu, pero sin causar daño extra.
¤ Bandana ninja (Atada al cuello)
¤ Portaobjetos básico (En la pierna izquierda ~ 8/10)
  • Shuriken x2
  • Kunai x3
  • Hilo Shinobi
  • Otodama
  • Paquete de 5 cascabeles
¤ Juego de ganzúas (Ocultas a lo largo del forro de la bota derecha)
¤ Gun'yō Megane (Cabeza)
¤ Kusari (Enrollada en la cadera)
¤ Otome (Espalda)
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
1
1
Responder
Tsukisame Takumi En línea
Genin de Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 4
Exp: 13 puntos
Dinero: 500 ryōs
#4
Por fin había acabado de reparar a Mono, aún le quedaban pequeños detalles por pulir pero se podía dar por satisfecho. Si se daba algo de prisa tal vez pudiera ver los últimos momentos de la final de la primera división, por lo que volvió a sellar a la marioneta en su pergamino y se dispuso a salir del camerino para dirigirse a las gradas.

Pero algo no iba bien.

Un estruendo sonó con fuerza desde el ring y una sensación asfixiante invadió al genin. Las puertas que daban al estadio se abrieron de par en par, pero en vez de un samurái o algún shinobi apareció una mole de músculos de más dos metros de altura. «Esto no me da buena espina...» Una samurái salió a detenerle, pero poco pudo hacer ante el abrazo del intruso, sin mostrar esfuero casi reventó las placas metálicas de la armadura y los interiores de aquella pobre ingenua que intentó frenarle. Con una calma inquietante para lo que acababa de realizar lanzó el inerte cuerpo hacia el escenario y cerró las puertas, dejando al kazejin encerrado con el dragón. Sus áureos ojos se clavaron en Takumi, el cual había visto entera aquella dantesca escena.

¿Qué miras? ¿Vas a darme el alto?

N-no... —Dijo, con miedo pero firme e intentando mantener exteriormente la calma.

Sería un suicidio intentar siquiera plantarle cara, rezaba por que aquel individuo fuera misericorde con él y en el caso de darle muerte que fuera rápido. Se fue a apartar hacia un lado, dejando a aquella bestia el camino libre y agachó la cabeza; pero...

Yo lo haré. —Una voz sonó a sus espaldas.

El marionetista se giró y vio a un kusajin, de pelo verde y algo musculado, poniéndose en guardia. Ni idea de quien podía ser pero lo que tenía claro es que estaba loco.

Déjate de tonterías, ni lo intentes. —Hablaba con calma, intentando no tensar más la situación. —Morirás antes de que te des cuent...

YOU MORON! —El kusajin recibió de repente un golpe eléctrico en toda su cabeza. El genin del Remolino se tensó levemente, pensando que podía ser un aliado del Ryūto. —Lo siento, pero este no es el lugar para que te mueras como un héroe.«¿Qué cojones? ¿Un amejin?»

»Oeh, musculitos. Si no te importa, me voy a llevar a este imbécil y a ese cuatro ojos. —El del Viento entendió que aquel chaval era un aliado que buscaba ayudar, aunque su entrada fuera algo poco convencional. —Imagino que estará bien que nos vayamos en paz mientras no querramos cruzar esa puerta, ¿verdad?

Pase lo que pase ni se te ocurra luchar contra él, su poder no es humano. —No es que le hubiera visto hacer una técnica ni nada similar, pero fue capaz de matar a la samurái con un abrazo nada más, no quería ver todo su potencial por nada del mundo.

- PV:

95/110


- CK:

120/120


- Daño provocado:
- Acciones ocultas:

- Fuerza: 20
- Resistencia: 20
- Aguante: 20
- Agilidad: 20
- Destreza: 40
- Poder: 30
- Inteligencia: 20
- Carisma: 10
- Voluntad: 30
- Percepción: 20

- Bandana (en la frente)
- Portaobjetos básico (en la parte delantera izquierda del cinturón) [4/10]
  • Pergamino Pequeño
    • Marioneta Básica
  • Kunai x2
  • Veneno común

[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder
Ryūnosuke Sin conexión
Miembro de Sekiryū
Dragón Rojo
Nivel: 36
Exp: 0 puntos
Dinero: 0 ryōs
#5
—Yo lo haré.

El Heraldo del Dragón no respondió; su mandoble sí. Allí, en medio de la penumbra, las llamas centellearon emocionadas sobre el acero, acariciando con su luz anaranjada el torso de Ryūnosuke. Cada tendón que sobresalía de las escamas. Cada centímetro de una máquina concebida, forjada y pulida a golpes para un brutal y singular propósito.

Solo uno.

Ryū levantó el mandoble y…

YOU MORON!

… y alguien hizo el trabajo por él. El segundo enemigo del día caía sin necesidad de hacer nada. No supo si sentirse satisfecho o decepcionado.

—Oeh, musculitos. Si no te importa, me voy a llevar a este imbécil y a ese cuatro ojos. Imagino que estará bien que nos vayamos en paz mientras no querramos cruzar esa puerta, ¿verdad?

En realidad, si quería cruzar la puerta también iría en paz. Una eterna.

Tomó algo del bolsillo del pantalón, un pequeño objeto redondo que no ocupaba ni la tercera parte de su manaza. Lo miró.

Volvió a guardarlo.

Se dio cuenta que aquellos tres todavía seguían ahí.

Hmm. —respondió, tarde. Luego hizo un ademán con la mano, como si quisiese espantar una mosca molesta.

Si no captaba el mensaje ya se lo dejaría más claro.

- PV:

30/30


- PV Ryū no Yoroi:

50/50


- CK:

138/156

+1

- [CK Sennin Mōdo]:

156/156



Fuerza 112 · Resistencia 92 · Aguante 60* · Agilidad 60 · Destreza 82
Poder 112 · Inteligencia 60 · Carisma 60 · Voluntad 80 · Percepción 50
*Aguante tiene una penalización del 30% debido al defecto de tener un solo pulmón.

—Técnicas: El Ryū no Yoroi podéis encontrarlo en su perfil, Senjutsu 70

  • Mandoble
  • Portaobjetos básico (¿?/10) [costado izquierdo]
[Imagen: S0pafJH.png]
Responder
Tsukiyama Daigo Sin conexión
El primo italiano de Daigo
Ninjas de Kusa
Nivel: 17
Exp: 10 puntos
Dinero: 800 ryōs
#6
Daigo sonrió, emocionado al ver que el hombre había aceptado su reto. Así no solo conseguiría que dejara en paz al uzujin, sino que, con suerte, su amigo conseguiría atacarlo por la espalda, consiguiendo una ventaja.

Miró a su compañero de reojo.

—YOU MORON!

—¿¡Qué...!?

Primero vino el dolor y luego todo empezó a dar vueltas mientras el chico se preguntaba qué estaba sucediendo.

«¿Por qué?» Se preguntó Daigo. ¿Por qué había hecho eso si él confiaba en su rival?

Ahora era complicado complicado confiar, especialmente cuando él estaba en el suelo y Rōga de pie frente a él.

Daigo queda K.O. durante un mínimo de 3 turnos.
—hablo
«pienso»

¡Muchas gracias a Rōga por el sensual avatar!
Responder
King Roga Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 20
Exp: 35 puntos
Dinero: 50 ryōs
#7
Quizá el daño fue un poco excesivo, pero no por ello menos necesario. Eso sí, parecía que el uzujin tampoco parecía tener mucha sluces y eso le desquiciaba mucho más que el no poder plantarle cara a aquel fortachón. "Si tan solo..." apretó los dientes mientras se llevaba la mano izquierda al portaobjetos empuñando la otodama fuera de la vista de su rival mientras se agachaba para pasar el hombro derecho de Daigo por detrás de su cuello para intentar cargarlo un poco. Debía ser precavido, siendo que mantenía activas las chispas de su técnica.

En cuanto Takumi le increpó a Rōga no atacar, se encontraría con una mirada afilada y agresiva. Una que pretendía infundirle el mismo temor que quizá estuviese sintiendo por Ryū.

—¿Para que crees que noqueé a este idiota? — Bufó en voz baja a Takumi que se acercaba, mientras le daba la espalda al misterio hombre, sin prestarle demasiado caso al hecho de que los estuviera despachando con desdén. —Aprende a tener temple y a leer el ambiente — le dedicó de reojo una mirada agresiva y afilada. —Ahora ayúdame a sacarlo de aquí, tengo la mano derecha rota y un corte en la espalda que podría abrirse de nuevo. No podré llevarlo muy lejos yo solo — No era una petición, era una orden.

Con o sin ayuda del de lentes, empezaría a andar de regreso por el camino que llevaba a la enfermería, mientras intentaba reflexionar sobre lo que pudiera estar sucediendo. "La puerta... Estaba bloqueando el acceso al estadio. No ha de haber pasado demasiado tiempo desde mi combate, este vendaje podría ceder si me muevo mucho... Algo ha ocurrido en el centro, Amedama y el Uchiha de mierda debieron estar justo en medio de su pelea. Ese tipo extraño debe tener compañeros y podrían estar infiltrados en todo el estadio. Los demás jōnin de la primera división deben estar aún heridos. Maldición, debo poner a Tsukiyama a salvo y luego ir por Aotsuki. ¿Serán los Generales de Kurama?" Cada cierto tiempo miraba con el rabillo del ojo hacia atrás, ante cualquier posible ataque inesperado pese a que el grandulón no parecía tener demasiado interés en ellos.


Estado de Rōga

PV

25/225


CK

162/245

+10


Daños causados:
Accciones Ocultas:

*Contra todo pronóstico activo
*Raiton no Yoroi activa

Fuerza: 50  • Resistencia: 50Aguante: 50Agilidad: 60Destreza: 80
Poder: 50Inteligencia: 70Carisma: 50Voluntad: 80Percepción: 70
-
¤ Bandana ninja (Atada al cuello)
¤ Portaobjetos básico (En la pierna izquierda ~ 8/10)
  • Shuriken x2
  • Kunai x3
  • Hilo Shinobi
  • Otodama
  • Paquete de 5 cascabeles
¤ Juego de ganzúas (Ocultas a lo largo del forro de la bota derecha)
¤ Gun'yō Megane (Cabeza)
¤ Kusari (Enrollada en la cadera)
¤ Otome (Espalda)
[Imagen: 7FT8VMk.gif]

RushHablo || Pienso || NarroRush

~Ausente los fines de semana~
Responder
Tsukisame Takumi En línea
Genin de Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 4
Exp: 13 puntos
Dinero: 500 ryōs
#8
El amejin agarró al peliverde para sacarlo a hombros de ahí y le dedicó una agresiva mirada, pero con la situación que tenían encima casi ni le prestó atención. El marionetista comenzó entonces a acercarse a ellos dos para ayudar al de la Lluvia a llevar a aquel suicida desconocido.

¿Para que crees que noqueé a este idiota? Aprende a tener temple y a leer el ambiente. —Volvió a lanzarle una mirada similar a la anterior.

Tú no has visto lo que ha hecho sin inmutarse. —Sentenció en un tono muy leve.

No es que estuviera afectado, la sangre y la muerte de aquella pobre samurái no perturbarían su mente, pero la calma con la que hizo eso y el aura que le rodeaba hacían a aquel gigante completamente aterrador.

Ahora ayúdame a sacarlo de aquí, tengo la mano derecha rota y un corte en la espalda que podría abrirse de nuevo. No podré llevarlo muy lejos yo solo.

Takumi no respondió nada, casi ni le miró siquiera y con sumo cuidado colocó cuatro hilos de chakra en el kusajin; dos en los hombros y dos en la espalda. De intentar llevarlo con su propia fuerza sería un lastre para el genin de cabello tricolor. Mientras se dirigían a la enfermería el kazejin marchaba casi lateralmente, teniendo siempre el cruce de pasillos por su rabillo del ojo. Más vale prevenir que curar.

No sé que tienes pensado hacer —Susurró a Rōga. — pero hay que desalojar el Estadio, afuera parece haber mucho barullo. Así que lo mejor es sacar a este —Señaló a Daigo con la cabeza. —junto a los médicos y que os traten fuera.

Él tenía claro que si conseguían librarse del gigante escamoso marcharía a ayudar a desalojar a los espectadores, si él tenía pocas posibilidades de salir vivo de un ataque no se quería imaginar unos pobres civiles.

- PV:

95/110


- CK:

76/120

-44
Regeneración dividida x4

- Daño provocado:
- Acciones ocultas:

- Fuerza: 20
- Resistencia: 20
- Aguante: 20
- Agilidad: 20
- Destreza: 40
- Poder: 30
- Inteligencia: 20
- Carisma: 10
- Voluntad: 30
- Percepción: 20

- Bandana (en la frente)
- Portaobjetos básico (en la parte delantera izquierda del cinturón) [4/10]
  • Pergamino Pequeño
    • Marioneta Básica
  • Kunai x2
  • Veneno común

[Imagen: giphy.gif]

Hablar - «Pensar» - Narrar
burlywood

¡Muchas gracias a Ayame por el avatar!
Responder