Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#1
Cubro este espacio con hueco de nuevos.

Había pasado algún tiempo de su gran misión junto a Hanabi, Reiji y Datsue. Y aunque se había proclamado la República de la Espiral, algo en su interior la inquietaba sin saber todavía cómo se lo habían tomado las demás aldeas. Sin embargo, en aquellos momentos le preocupaba otra cosa: la extraña inundación de su piso, quedando inutilizado por completo.

Pese a sus intentos por recuperarlo, su propio casero le había dicho que lo mejor era que desalojase el lugar por mantenimiento, así que allí se encontraba ella, con varias cajas con sus pertenencias y ningún lugar a dónde ir.

¿La podrían acoger Reiji, o Datsue? Descartado, cada uno tenía su vida hecha. ¿Con su hermano? Demasiado dolor de cabeza acumulado por sus tonterías. Hotaru era una opción, y su madre, pero la libertad de vivir sola había sido un privilegio del cual ahora no quería desprenderse.

Y ahora qué hago... —se preguntó en voz alta, sentándose sobre una de sus maletas que recogían parte de su ropa. Aquél día era caluroso de por sí, por eso llevaba puesto un vestido corto con motivos florales que hacían juego con el coletero que recogía su cabello, algo largo por su descuido. Debería cortarlo.

Miró su montón de objetos personales: tres cajas, dos maletas y unas cuatro mochilas era todo lo que tenía. Viéndolo así, ni parecía que hubiera vivido por cuatro o cinco años en aquella vivienda. Tampoco tenía nada más allá que lo esencial. ¿Acaso estaba destinada a eso?

Con un sonoro suspiro, se levantó y comenzó a cargar sus cosas. Dirección: todavía no lo sabía.
[Imagen: ksQJqx9.png]

—Grupo 5: Eri, Daigo, (Invierno, 220), Poder 60
—Grupo 10: Eri, Daruu y Yota, (Otoño, 220), Poder 60
—Grupo ???: Eri, Datsue, Reiji y Hanabi, (Invierno, 220), Poder 100
Responder
#2
La lealtad de la familia Kagetora hacia Uzushiogakure era innegable y aunque les daba igual la política, las relaciones comerciales y las luchas de poder de los gobernantes, sabían que debían aportar su granito de arena a la aldea de la mejor manera que sabían: aportando poder militar. Con el objetivo de reforzar a la aldea, la familia Kagetora intensificó sus entrenamientos para volverse más fuertes y aportar a la aldea la ayuda que necesita para evitar que sucesos como los del torneo de los dojos volviesen a suceder.

Con este objetivo en mente, todos los miembros de la familia se despertaban al alba, se aseaban, tomaban un desayuno ligero y comenzaban los entrenamientos. Sin embargo, no todos en la familia estaban entregados a ese noble motivo y el joven Rengoku era esa excepción que confirmaba la regla. Aunque se unió al entrenamiento como todos, aprovechó un descuido y se escapó de allí. << Necesito estirar las piernas y pasear...>> Pensaba el joven de la familia mientras se escabullía del dojo en primera instancia y saltando el muro trasero se escapaba de los terrenos de la casa.

Una vez en la calle echó a correr para adentrarse más en la aldea y alejarse de su familia pues una vez descubriesen que se había escapado empezaría la cacería... <<Bueno, y ahora que soy libre... ¿Qué podría hacer? ¿quíza debería ir a algún sitio a desayunar... Estoy hambriento y cansado de entrenar y entrenar...>> Continuaba pensando el joven a la vez que proseguía caminando sin rumbo por las calles de la aldea.

Se logró alejar bastante de la mansión Kageura y ya estaba "perdido" en las calles de la aldea buscando algún lugar donde ir a comer algo o buscando simplemente algo en lo que entretenerse y matar el tiempo.
Responder
#3
¡Maldita sea! —maldijo cuando una de sus maletas había caído sin su consentimiento, abriéndose para dejar paso a un montón de prendas, anteriormente bien dobladas; esparcirse por el suelo de la calle—. ¡Ya podríais colaborar un poco! —les gritaba como si aquellas telas inertes la escuchasen.

Pero realmente el único que podría haberla escuchado era un joven de cabellos morenos, alto y para ella, muy normalucho. Seguramente más joven que ella. Lo que le distinguía de los demás transeúntes que podían pasar por allí era, sin duda, la bandana que lo caracterizaba por ser Genin.

¡Holaaaa! —exclamó, moviendo la mano para llamar la atención del chico—. ¿Me echas una mano?
[Imagen: ksQJqx9.png]

—Grupo 5: Eri, Daigo, (Invierno, 220), Poder 60
—Grupo 10: Eri, Daruu y Yota, (Otoño, 220), Poder 60
—Grupo ???: Eri, Datsue, Reiji y Hanabi, (Invierno, 220), Poder 100
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.