Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.

Una nueva generación (¡Final de temporada!) T1

Tras la muerte de la mayoría de Señores Feudales a manos de la banda de criminales Dragón Rojo en el Torneo de los Dojos, el mundo ha pegado un giro de 180 grados. Las sombras de un nuevo Daimyo en el País de la Espiral preocupan a Sarutobi Hanabi. En el País de la Tormenta, Amekoro Yui ha creado secretamente el cargo de Tormenta mientras hace creer al resto del mundo que es la nueva Señora. En el País del Bosque, el único Daimyo superviviente teme por su vida. Pero no sólo los Tres Grandes han visto el status quo totalmente quebrado.

En el País del Fuego se extendió el caos, y hace tiempo ya que el Jūchin del Valle de los Dojos lo conquistó, expulsando a unas mafias que todavía colean, buscadas por los sámurais. En el País del Viento hay una cruda guerra civil a varios bandos, y en el de la Tierra hay rumores de que una está a punto de llegar. El País del Agua, quizás, esté en el centro de todo. Y si no lo está, debería preocuparse por demostrarlo, pues las sospechas sobre Umigarasu crecen cada vez más. Las aldeas saben que algo planea, al principio con Dragón Rojo, ahora quizás al margen de Dragón Rojo, según las últimas informaciones.

Pero quizás estos asuntos no sean más que la punta del iceberg de las amenazas de los ninjas. Kurama, junto a sus Generales, asegura ser el próximo Emperador de Oonindo. Nadie lo dice abiertamente, pero todo el mundo sabe que algún día presentará la guerra a las puertas de cualquiera de nosotros.
#16
Kazuma le contestó, incluso más conforme. Juro se sorprendió: el chico no solo reaccionó positivamente, sino que incluso le estaba sonriendo. A él. O al menos a la situación.

« No te emociones. No te emociones » — La primera vez que su alumno sonreía. Era un momento bonito, ¿no? Pero tenía que seguir jugando a ser un sensei guay y duro, así que trató de disimularlo. No le salió muy bien.

Juro contestó su sonrisa con otra, y entonces, se levantó.

— ¡Bueno! Si me lo permites, es hora de avanzar un poco, Kazuma-kun — dijo, mirando a su alumno —. Ahora que ya nos conocemos un poco mejor, quiero ver más de tí. En este caso, tus habilidades de combate, algo clave para cualquier tipo de entrenamiento que vaya a hacerte. Iba preguntarte directamente sobre tus capacidades, pero más tarde pensé que la mejor forma de verlo es que tú mismo me lo muestres...

Juro miró hacia el tatami, y señaló con la mano...

... a un punto dónde no había nada. El chico habló y habló, y cuando se detuvo, se dio cuenta del fallo que había cometido. Su cara se puso roja como un tomate.

— Oh, vaya. Se me olvidó. ¡Espera!

Juro corrió hacia el tatami, y sacó el pergamino que tenía en la cintura derecha. Kazuma podría ver como lo desenrollaba sobre el suelo de madera, y como ejecutaba una secuencia de sellos. Una pequeña explosión de humo saldría directamente del pergamino.

Sobre el suelo, ahora había un muñeco de madera. Parecía ser un muñeco de entrenamiento (o una especie de espantapájaros): se componía de un palo de madera vertical, y un muñeco hecho de madera atado. El muñeco tenía una expresión rara dibujada con un rotulador negro, y sonreía.

Juro colocó el palo en el suelo como buenamente pudo, para que el muñeco estuviera vertical y mirando hacia su alumno.

— Bien, como iba diciendo, quiero comprobar algunas de tus habilidades — murmuró el chico —. Veamos como te desenvuelves con un enemigo que no puede moverse. Enseñame primero algo de tu taijutsu.

Juro se quedó obsevando a Kazuma, esperando sus acciones.


1. Enemigo: Muñeco de entrenamiento.

PV: ¿?
CK: ¿?

Habilidades/Ataques: ¿?

Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#17
Como era de esperarse, el maestro determino que para avanzar era necesario el conocer las habilidades de las cuales disponía el alumno. Esto con la intención de estimar su capacidad de combate, conocimiento necesario para el futuro diseño de cualquier plan de entrenamiento. En un principio considero el llegar a dicho conocimiento a través del método mayéutico, pero a fin de cuentas eran ninjas: guerreros más de practica que de teoría; por lo que lo más adecuado sería una demostración informal.

Me parece bien —comunicó, mientras observaba a Juro mostrarse un tanto indeciso.

De pronto, un movimiento que capto su atención y amerito que abriese los ojos plenamente: el sensei extrajo de su equipamiento un pergamino, que posteriormente extendió sobre la limpia superficie del tatami. De alguna manera ya anticipaba que era lo que ocurriría, pero aquello no restaba profundidad a su capacidad de impresionarse. Una serie de misteriosos sellos y en respuesta una humareda que emergía del pergamino como si el mismo hubiese entrado en combustión.

¡Wow! —expreso, con cierto animo sereno, mientras se acercaba para ver mejor el objeto que ahora yacía frente a él—. Estos muñecos de entrenamiento siempre me han parecido, a partes iguales, un tanto tétricos y graciosos.

Bien, como iba diciendo, quiero comprobar algunas de tus habilidades —aseguro, invitándole a probarse con el hombre de madera—. Veamos cómo te desenvuelves con un enemigo que no puede moverse. Enséñame primero algo de tu taijutsu.

Entendido —declaró, mientras adoptaba una posición cercana y la postura de combate típica de la academia.

Mostrándose tranquilo y dispuesto, Kazuma dio un paso hacia adelante y arrojo una patada frontal al torso de aquel espantapájaros.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#18
Kazuma observó como Juro sacaba el muñeco de entrenamiento del pergamino con serenidad, pero con algo de ánimo en su voz. Juro sonrió, satisfecho.

¡Wow! Estos muñecos de entrenamiento siempre me han parecido, a partes iguales, un tanto tétricos y graciosos.

— Lo son, pero tienen cierto encanto. Y son muy útiles — añadió Juro, dedicándole un guiño.

Juro observó Kazuma se preparaba para el entrenamiento. Se puso delante de muñeco, y se alzó frente a él. Preparó los puños y adoptó una posición de combate. Era fácilmente reconocible, porque se lo habían enseñado a la academia. Juro lo sabía muy bien. Con la misma parsimonia que siempre (quién lo iba a decir, nunca había visto a nadie pegar con una expresión tan neutra) dio un paso hacia delante y sacudió al maniquí, dándole una patada frontal.

El muñeco recibió el golpe en el torso de lleno. El muñeco rebotó, como si fuera un saco de boxeo, y amenazó con caerse al suelo, pero se mantuvo.

« Veo que tiene una base. Un nivel decente »

— Sacúdele un poco más, no se va a romper tan facilmente — bromeó Juro —. Piensa que es un enemigo y está a punto de atacarte. Un ataque frontal es demasiado simple, ¿no crees?

Juro observó como reaccionaba su alumno. De hecho, esperó ver lo que hacía. Después, se dirigiría otra vez a él mientras recuperaba el aliento.

— ¿Dirías que el taijutsu es uno de tus fuertes?


1 Enemigo: Muñeco de entrenamiento

PV: ¿? - 15
CK:¿?

Habilidades/Ataques: ¿?
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#19
Sacúdele un poco más, no se va a romper tan facilmente — bromeó Juro —. Piensa que es un enemigo y está a punto de atacarte. Un ataque frontal es demasiado simple, ¿no crees?

Animado por las palabras del sensei, Kazuma se dispuso a intentar algo distinto, un derribo. Tomo distancia, se agazapo y luego dio un salto hacia adelante, buscando encajar su hombro en el torso enemigo, para luego aprisionarlo y derribarlo. Por un instante, sintió que el cuerpo de madera cedía ante la sumatoria de ambos pesos; pero su enemigo se resistió, reincorporándose y arrojándole hacia el lado contrario con el doble de fuerza.

Un lacónico “¡ay!” fue lo que abandono sus labios en cuanto su cuerpo se vio azotado contra el tatami. Además, se le veía evidentemente adolorido, y curiosamente sereno.

¿Dirías que el taijutsu es uno de tus fuertes?

No, yo diría que no… —señalo, mientras trataba de recuperar el aire que había escapado de sus pulmones—, pero, ¿le sacudí lo suficiente?
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#20
Juro observó como Kazuma se lanzaba de cabeza hacia su enemigo. Su alumno escuchó sus palabras (aunque las interpretó de forma un tanto cuestionable). Él hubiera esperado una finta, o quizá un combo de puñetazos y golpes. En lugar de eso, decidió lanzarse de golpe hacia su enemigo, y contenerlo.

« Tenemos que pulir un poco más las estrategias » — reflexionó Juro.

Obviamente, el rebote fue en su contra. Kazuma salió volando y se dio de bruces contra el tatami. Juro se dio la vuelta, como si estuviera indignado. En realidad, estaba conteniendo la risa. Después, se acercó a su alumno y le escuchó.

No, yo diría que no… pero, ¿le sacudí lo suficiente?

— Tenemos que mejorar un poco, pero veo que tienes capacidad. Está bien, Kazuma-kun, le diste un buen golpe. Pero no te confíes. Hasta el enemigo más sencillo y débil del mundo puede darte una sorpresa — murmuró Juro, con una sonrisa burlona.

Después, caminó un par de pasos y volvió a observar a su alumno, dándole un poco de tiempo para que pudiera recuperar el aliento.

— Bien, continuemos. Me gustaría ver tu manejo con las armas. Demuéstramela — dijo Juro, esperando la reacción de su alumno.


1. Enemigo: Muñeco de entrenamiento.

PV: ¿? - 7
CK: ¿?

Habilidades/Ataques:

1. Rebote de la muerte: un poderoso y complejo sistema hecho por un palo de madera y una cuerda hace que el muñeco sea capaz de rebotar ante cada golpe, devolviendo la potencia duplicada. Cuidado. Si te confías, el rebote acabará contigo.

Daños ocasionados a Kazuma: 14 PV
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#21
Bien, continuemos. Me gustaría ver tu manejo con las armas. Demuéstramela — dijo Juro, esperando la reacción de su alumno.

Con aquello dicho, Kazuma se preparó para su siguiente oportunidad ofensiva. Tomo aire y extrajo del portaobjetos un kunai, que blandió contra el muñeco de entrenamiento. Clavo el arma en un costado, a la altura de las costillas, y luego retrocedió un par de pasos; buscando un poco de espacio para sacar su bokken y esgrimirlo con fuerza contra la cabeza de madera de su enemigo, en un movimiento descendente.

En esta ocasión, tuvo la precaución de retroceder luego del golpe de gracia, evitando el contragolpe oponente.

Me parece que este ataque resulto mejor —comentó, mientras recuperaba el aliento—. ¿Qué le ha parecido a usted, Juro-sensei?

¤ Kunai - Daño: 9 PV/golpe con anilla, 8 PV/corte superficial, 12 PV/corte, 18 PV/penetración

¤ Bokken - Daño: 7 PV/golpe con mango, 15 PV/golpe
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#22
Kazuma asintió diligentemente a lo que le ordenaba su sensei. En primer lugar, blandió un kunai y se lo clavó a la altura de las costillas al "enemigo". Después, sacó el bokken que guardaba tras la espalda y golpeó la cabeza del pobre muñeco. Rebotó por la inercia, pero fue capaz de aguantar.

Juro emitió un sílbido de admiración.

— Eso es otra cosa. Desde luego, diría que este es tu fuerte — murmuró Juro —. ¿Utilizas ese bokken como tu arma principal, o tienes algún otro secreto por ahí?

Juro se acercó al muñeco, y le arrancó el Kunai clavado. Se lo tendió a Kazuma, y le señaló un punto del tatami, dónde había una pequeña muesca, a cinco metros del muñeco.

— Me gustaría comprobar si tu puntería es tan buena como tu destreza empuñando.

El Jonin le había dado libertad para elegir, y gracias a eso, ya sabía lo principal: Kazuma prefería empuñar a lanzar. Sin embargo, era su obligación comprobar que talento tenía con los lanzamientos. Era un buen punto a mejorar, y no tan difícil como parecía.

1. Muñeco de entrenamiento.

PV: ¿? - 15 - 18
CK: ¿?
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#23
Eso es otra cosa. Desde luego, diría que este es tu fuerte — murmuró Juro, y eso le hiso sentir satisfecho, pues había dedicado mucho tiempo y esfuerzo a su técnica —. ¿Utilizas ese bokken como tu arma principal, o tienes algún otro secreto por ahí?

También tengo esto —dijo, mientras extraía de su portaobjetos un sello explosivo—. Aunque prefiero guardarlo para cuando se compliquen las cosas, pues me parece mucho más peligroso y difícil de usar que una espada de madera.

Con su espada y su capacidad para mantener el aplomo incluso en combate, podía controlar que tanta fuerza imprimía a sus golpes y que tanto daño le hacía a su enemigo. Para él, eran sumamente importantes la eficacia y la eficiencia: lograr la victoria requerida con el grado justo de letalidad. Fuera de eso, se sentía incapaz de actuar.

Me gustaría comprobar si tu puntería es tan buena como tu destreza empuñando.

Kazuma cogió el arma que le tendían y la guardo tomando posición de combate. Un instante después, se había hecho con cuatro shurikens que arrojo uno tras otro al cuerpo de su oponente de madera. De todas las estrellas metálicas solo una fallo, el resto parecían haber dado en el blanco, aunque solo una en un punto vital.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#24
Juro asintió cuando Kazuma mostró el sello. No era un sello tan poderoso como el que Juro tenía, pero entendía que era un peligro, y le agradó saber que su alumno tenía en cuenta estas cosas.

« Un mal uso de esto y podría perder una extremidad »

Después, su alumno asintió diligentemente a la petición de Juro. Tomó el kunai, y en lugar de lanzarlo, como él hubiera esperado, lo guardó y sacó varios shurikens (la educación era increible, cada vez le sorprendía más sus reacciones). Entonces, los lanzó. Uno de ellos falló, el resto, acertó. Sin embargo, solo uno llegó a alcanzar un punto vital. El muñeco, al final, terminó por caer desplomado al suelo, como si ya hubiera recibido suficientes golpes.

Juro dio una palmada, satisfecho.

— Puedes ir a recogerlos — dijo, al fin. El que solo hubiera acertado un punto vital no era tan relevante para él. Después de todo, nunca había visto una pelea ninja que terminara con un shinobi muriendo a causa de un shuriken —. Te daré un consejo. A veces, en lugar de asegurar un punto vital, es más fácil apuntar a sitios que puedan incapacitar al rival: la pierna, los brazos. No le matará, pero te dará ventaja en la pelea.

No es que Juro hubiera tenido muchas oportunidades, pero con sus venenos había descubierto que eso le daba una gran ventaja en la batalla, que debería de aprovechar.

Juro chasqueó la lengua. Aquí venía una parte más compleja.

— Bueno, dejemos al pobre muñeco. Realmente ahora tocaría que me mostraras algo de ninjutsu... — murmuró. ¿Por dónde debía empezar? —.Estoy seguro de que tienes los conocimientos básicos para haber aprobado este examen. Sin embargo, me gustaría verlo. Haz un bunshin, por favor.

Era la técnica más sencilla. Claro que debía de saber hacerla. Sin embargo, Juro quería ver el nivel de ninjutsu de su alumno.

1. Muñeco de entrenamiento.

PV: 0

K.O
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#25
Kazuma recogió su shurikens y los guardó, satisfecho con los resultados y con las acotaciones que le estaba haciendo su sensei.

Bueno, dejemos al pobre muñeco. Realmente ahora tocaría que me mostraras algo de ninjutsu... — murmuró. ¿Por dónde debía empezar? —.Estoy seguro de que tienes los conocimientos básicos para haber aprobado este examen. Sin embargo, me gustaría verlo. Haz un bunshin, por favor.

Si, por supuesto, un Bunshin —aclaró.

Para quien ya estaba enterado de su serena forma de ser, habría resultado un tanto inquietante el notarle nervioso, es decir con un gesto que denotaba cierta inseguridad. No es que ahora dudara de sus capacidades; era que, debido a una mala ejecución con esa técnica, sumado a otros pequeños errores, fue que aplazo la primera forma del examen de graduación. Por supuesto, en su segundo intento lo logro sin problemas, pero la posibilidad de fallar dejaba siempre una sombra de duda.

Tomo aire y realizo en secuencia los sellos del carnero, la serpiente y la tortuga. Al instante se manifestaron dos facsímiles de sí mismo, ubicados a su izquierda y derecha.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#26
Kazuma asintió diligentemente ante la petición de Juro, aunque por un momento, Juro creyó verle nervioso. ¿Por qué? Podía achacarlo a los nervios de ser examinado, pero es que su alumno había golpeado, apuñalado y lanzado sin ningun problema. ¿Po qué se ponía nervioso justamente ahora?

La respuesta era clara, pero no iba a decirle tan pronto.

Kazuma ejecutó los sellos y tras una pequeña explosión de humo, dos copias idénticas a él surgieron a sus lados. Eran dos Kazumas idénticos (salvo por los detalles de la propia técnica, que ya tenía sus limitaciones.

— No esta mal — Juro dio una vuelta alrededor de el clon de la derecha, observandolo bien. Después, la tocó, haciendo que se deshiciera en otra pequeña nube de humo —. El Bunshin es la técnica más simple. Sin ella, dificilmente podrías aprobar.

Repitió la misma operación con la de la izquierda. En realidad, no estaba haciendo nada, pero quería poner nervioso a su alumno. Como si estuviera buscando fallos a la técnica.

— ¿Tienes algún problema con el ninjutsu, Kazuma-kun? — preguntó, directo y sin tapujos.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#27
¿Tienes algún problema con el ninjutsu, Kazuma-kun? — preguntó, directo y sin tapujos.

No resultaba ninguna sorpresa aquella pregunta, no solo porque en su expediente debían de aparecer las complicaciones que tuvo en el desarrollo de sus habilidades, sino porque para un ninja el ninjutsu resultaba algo básico, casi imprescindible. Para él aquello no era cómodo, pero la demostración de que no era un verdadero obstáculo seria aceptarlo y superarlo.

El hecho es que no puedo hacer ninjutsu elemental —reveló, manteniéndose imperturbable—. No comprendo del todo los detalles, pero es una cuestión del chakra… Lo que sí puedo hacer es algunas técnicas básicas y no elementales, aunque es algo que me cuesta bastante.

Y ahí estaba la verdad, sin mucho “drama”: no era capaz de tener dominio sobre ninguno de los elementos, pero aspiraba al menos tener un poco de dominio sobre sí mismo. ¿Qué aquello era como tener cinco fracasos en uno? Es un punto de vista aceptable, pero al final de todo, tener completo control sobre su ser era victoria más gratificante; y aquello era a lo que aspiraba.

Para usted que tiene experiencia, Juro-sensei —comentó, preparando una pregunta—. ¿Qué tan perjudicial o limitante es para mí evolución como ninja?
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#28
Kazuma tampoco pareció cortarse a la hora de hablar sobre sus problemas. Er una decisión inteligente, después de todo, si podía sincerarse con alguien sobre sus habilidades

El hecho es que no puedo hacer ninjutsu elemental. No comprendo del todo los detalles, pero es una cuestión del chakra… Lo que sí puedo hacer es algunas técnicas básicas y no elementales, aunque es algo que me cuesta bastante.

— Leí algo en tu informe. Vi que tuviste problemas con el examen de graduación — dijo Juro. Realmente lo sabía, y su intención era ver como su alumno se desenvolvía con él. Como había apreciado, le faltaba confianza, pero había podido efectuar la técnica correctamente.

Juro supuso que eso era un problema. No solo era un alumno solitario, con tendecias algo extrañas, sino que tenía problemas con el ninjutsu. Ahora empezaba a ver mejor su perfil.

Para usted que tiene experiencia, Juro-sensei ¿Qué tan perjudicial o limitante es para mí evolución como ninja?

Juro chasqueó la lengua. ¿Debía engañarle? No. No era justo para él.

— ¿Perjudicial? La verdad es que no he conocido a ningún ninja que no domine el ninjutsu elemental. Yo mismo dependí de él mucho en mis inicios — admitió Juro. Luego, miró a su alumno y sonrió —. Pero hey, no te desanimes. Yo no lo sé todo, Kazuma-kun. Es un problema, claro, pero no creo que te impida progresar como ninja. Me conforma con que conozcas los principios básicos del ninjutsu, lo cual es necesario para ser un ninja. Tenemos que intentar trabajar lo que sabes, para ver si es posible que domines mejor esas técnicas, sin que te "cueste" tanto. Además, puedes compensarlo con otras capacidades. Tu dominio con las armas es más que bueno. Podemos pulirlo para que sobresalgas en ello.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#29
Kazuma escuchó atentamente las palabras de su sensei. Como suponía, el que hubiese un ninja que no manejase el ninjutsu elemental era cuando menos una anomalía; pero parecía ser una rareza que no necesariamente frustraría su potencial, puesto que todo dependía de como enfocara su entrenamiento. Como decían en Kusagakure:

A veces no es cuestión de la madera que se te haya otorgado, sino de cómo has decidido tallarla.

Creo que de alguna manera eso es un tanto reconfortante —comentó, con una tenue sonrisa—. Ya que tocamos el tema de las capacidades, ¿En dónde cree usted que radica la verdadera fuerza de un ninja?

La pregunta resultaba un tanto ambigua, pero para él era necesaria: no se refería a la fuerza física o al poder de combate, sino a algo más trascendente y personal. Es decir, quería saber a qué se le llamaba verdadera fortaleza en el mundo de los ninjas. ¿Aquel era el tipo de preguntas que suponían un punto de inflexión en la labor de un educador? Si, y quizás no hubiese una respuesta correcta, pero era un cuestionamiento al que de todas formas se le tenía que hacer frente constantemente, diariamente.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#30
Creo que de alguna manera eso es un tanto reconfortante

— Me alegra oír eso — dijo Juro, correspondiendo su débil sonrisa con una sonrisa mucho más fuerte por parte del Jounin. Se alegraba sinceramente de no estropear sus palabras.

« Quizá debería ser sincero en lo que digo y ya está. Tanta actitud dura no sirve de mucho » — reflexionó Juro, observando a su curioso alumno.

Kazuma, sin embargo, no se cansó con eso, sino que se lanzó a hacerle una pregunta, que probablemente ha sido una pregunta formulada durante años y años. ¿Dónde radica el verdadero poder de un ninja? ¿En el chakra? ¿En su fuerza física? ¿En su cerebro? Juro no pudo evitar sentirse intimidado por ese ansisa por parte del genin. Madre mía. Aún ni había hecho una misión. Acababa de graduarse. ¿Y ya se preguntaba esas cosas?

« Me tenía que tocar el alumno con pretensiones filosóficas » — pensó, divertido.

— Esa es una pregunta dificil, Kazuma-kun — le reprendió Juro —. En la academia ya te han enseñado que la fuerza de un ninja radica en sus facultades físicas, su fuerza, su destreza con las armas, y su capacidad para utilizar y almacenar el chakra. Eso hace a una persona ninja.

Juro se mordió el labio. Pensó en todo lo que pasó en el chunin. En el poder de Uchiha Datsue, y en el despertar de Ayame. En sus estrategias.

— ... si me preguntas a mí, sin embargo, no te diría exactamente eso. He visto a ninjas muy poderosos, con poderes fuera de lo natural. Pero creo que lo importate esta aquí arriba — dijo Juro, tocandose la cabeza —. La inteligencia de un ninja , su creatividad y su capacidad estratégica. Puede que te ganen en poder, pero si sabes usar la cabeza, aún tienes una oportunidad. Un ninja debe saber cuando actuar, y cómo. Debe tener criterio. Y debe usar su poder de forma creativa, es decir, saber utilizarlo en situaciones dónde originalmente ni si quiera lo hubiera pensado. Poder crear estrategias, y ser lo suficiente sensato como para saber huir cuando es necesario. Para mí, eso es lo más importante.

Juro asintió con la cabeza.

— Kazuma-kun, vas a encontrar en este mundo gente muy poderosa. Quizá, en algún momento, estallé una guerra, y entonces la cosa se descontrole. Por eso es importante que domines lo que estoy diciendo. Ser capaz de usar la cabeza bien es lo que podría salvarte un día.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder



This forum uses Lukasz Tkacz MyBB addons.