Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
Paredes vetustas al calor del verano
#16
—N-No hace falta, puedo ponerme en pie sola —respondió la chica mientras se apoyaba en un árbol para levantarse. Luego empezó a agitar su vestido con cuidado hasta que algunos trozos de barro empezaron a caer, entonces dirigió su mirada a Daigo y Ayame.

Ayame miró a Daigo, quien le respondió encogiéndose de hombros. En verdad no tenía ni idea de lo que pensaba aquella chica.

—¿M-Me he muerto?

—Q... ¿Qué?

Daigo, tan confundido como Ayame, simplemente no tuvo idea de como reaccionar.

—¿C-Cuando caí al suelo me rompí la cabeza?... E-Eso significa... ¿Q-Q-Que sois shinigamis?...

—N... ¡No!

—¡Nonononononono! —repitió mientras agitaba sus manos de un lado a otro, cruzándolas frente a su rostro.

—¡Nadie se muere tropezándose con una raíz! No estás muerta, y nosotros no somos shinigami. Somos shinobi! —añadió Ayame y señaló la bandana que tenía atada al cuello—. De hecho, como tú, de Amegakure. Aunque creo que no nos conocemos... Soy Aotsuki Ayame, un placer.

Mientras Ayame hablaba, Daigo adelantó un poco su brazo derecho, cruzándolo levemente frente a su pecho de manera que Ryuko pudiera ver su bandana.

—Yo soy Tsukiyama Daigo, un gusto.
—hablo
«pienso»

Sensual avatar hecho por Etsu.
Responder
#17
— N... ¡No! ¡Nadie se muere tropezándose con una raíz! No estás muerta, y nosotros no somos shinigami. Somos shinobi. — respondió la chica negando el fallecimiento de Ryuko con la cabeza. — De hecho, como tú, de Amegakure. Aunque creo que no nos conocemos... Soy Aotsuki Ayame, un placer.

— Yo soy Tsukiyama Daigo, un gusto. — añadió también su compañero.

— Que alegría. — suspiró aliviada, reposando su espalda sobre el árbol en el que hace un momento se había apoyado. — Yo me llamo Ryuko Uch-

Se detuvo por un momento, creando un incomodo silencio solo roto por el sonido de las hojas mecerse en el bosque; para acabar señalando la bandana de su cuello. — Que no os engañe, no soy gran cosa pero intentare hacer lo que pueda. — añadió tras una breve risa algo nerviosa.

«Muy bien hecho Ryuko, ahora aparte de rarita, das aún peor impresión, al menos intenta desviar un poco el centro de atención.»

B-Bueno ¿y que hacéis vosotros por aquí? ¿También os habéis perdido? — dijo algo nerviosa, mirando hacia la espesura del bosque y terminando de quitarse todavía algo de barro.
[Imagen: ForthrightLividAntelopegroundsquirrel.gif]

Allí donde debían bastar los poros de la tierra,
seres que solo debían arrastrarse han aprendido a caminar.


Hablar (Royalblue)Pensar (MediumOrchid)
Responder
#18
—Que alegría —suspiró la muchacha, reposando la esplda en el tronco del árbol tremendamente aliviada ante las presentaciones de los dos genin—. [sub=royalblue]Yo me llamo Ryuko Uch-

Se interrumpió de golpe, como si acabara de decir algo que no debía, y Ayame la contempló con cierta confusión. Aquel tenso silencio se prolongó en el tiempo, sólo roto por el murmullo de las hojas por encima de sus cabezas. Entonces se señaló la bandana que colgaba de su cuello.

—Que no os engañe, no soy gran cosa pero intentare hacer lo que pueda.[/sub]

«¿A qué ha venido eso de repente? No entiendo nada...» Se preguntó Ayame, intercambiando una nueva mirada con Daigo. Aquel repentino secretismo en torno al nombre de la kunoichi...

—B-Bueno ¿y que hacéis vosotros por aquí? ¿También os habéis perdido?

[color=dodgerblue]—No del todo
—respondió Ayame, agitando en el aire el mapa que llevaba consigo, para después señalar con un gesto de cabeza el sendero que habían estado a punto de tomar, justo antes de la irrupción de su compañera de aldea—. [color=dodgerblue]Justo nos dirigíamos hacia a los Templos Abandonados. ¿Tú sí te has perdido? ¿Hacia dónde ibas, Ryuko-san?[/sub]
[Imagen: A6TaiGC.png]

[Imagen: GuENxrn.gif]
[Imagen: stTphko.gif]

No respondo dudas por MP.
Responder