Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
El acero peregrino
Reiji Sin conexión
Civil en Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 7
Exp: 13 puntos
Dinero: 650 ryō
#31
Se escuchó venir desde el tercer piso la voz de Katsudon. Aunque no estaba solo por lo que podía escucharse.

¡Pero mujer! ¡Si son sólo armaduras!

Eso me hizo recordar el destello que había visto. ¿Acaso no había sido solo el sol reflejado en la ventana?

¡Ya, ya lo sé! P-pero es que por el rabillo del ojo me pareció ver que se movía y creí que...

¿Podía una armadura asomarse por la ventana?

¿Qué va a ser? Además, con esa espada que llevas seguro que quien te ataque iba a sufrir más que tú.

Se escuchó el ruido de una espada envainandose. Interesante.

Tamashigiri sirve para cortar la carne, a pesar de su nombre, no a un... a un...

¿A un qué?

A un fantasma.

Dije mientras entraba a la habitación. Había gente, como katsudon, que no creía en los espiritus, pero en mi familia se honraba y temía a los antepasados. Incluso había escuchado leyendas de mi padre que contaban como un herrero había conseguido mantener su espíritu dentro de la ultima espada que forjó.

¿Otro shinobi?

Mas o menos. Sasaki Reiji, encantado.

¡Ah, Reiji-kun! Me complace anunciar que se trataba de una falsa alarma — Río el grandullón.

Fantasmas y espíritus no se, pero a las armaduras de abajo les falta el casco, quizás alguien ande correteando por el castillo con ellos puestos. Yo también creo haber visto algo por la ventana mientras pasábamos por al lado.

No le preste tanta atención visual a la mujer como se lo presté a la espada que portaba. Una gran espada en una vaina de plata y con una misteriosa inscripción en lenguaje antiguo que no alcanzaba a leer bien.

Me acerque a mirar. No a la mujer, a la espada.

¿Puedo verla? —Dije señalando a la espada. —La espada.

No quería malentendidos.
"The thing is, when you save a person's life, it means that you won't be able to save someone else's."
——————————————-
"People die if they are killed.Because you are correct it doesn't mean you are right."
Responder