Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
El Hierro no olvida
Datsue En línea
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 32
Exp: 13 puntos
Dinero: 350 ryōs
#61
Y así, Urami y Datsue partieron.

No hacia Uzu, como ellas dos creían. Sino hacia Yamiria. El Uchiha bien sabía que Urami no se llevaba bien con sentirse encerrada, y si Hanabi le permitía su acceso, iba a tener difícil salir de la Villa. Los civiles, incluso los shinobis mismos, necesitaban un permiso cada vez que querían salir. Dudaba que Urami lo fuese a conseguir pronto, y por eso, mejor aprovechar antes de que fuese demasiado tarde para que conociese una ciudad de verdad.

Yamiria era todo lo que se podía pedir a una urbe. De estilo tradicional, con numerosos bares y locales de entretenimiento y con la suficiente guardia como para que no se produjesen demasiados altercados. Era curioso…

Allí era donde había conocido a Aiko. Junto a su Hermano. Cuando vieron a un muerto vivo.

Pero Urami se encargó, inconscientemente, de apartarle aquellos pensamientos de la cabeza. Oh, sí, se divirtieron. Se lo pasaron francamente bien. El Uchiha disfrutó como hacía tiempo no lo hacía. Y saboreó cada momento, cada segundo de felicidad.

Ahora sabía lo que costaba alcanzarla.

De vuelta a la Villa, Datsue se las arregló para que Urami fuese aceptada como una civil más. Era una gran herrera, por mucho que ella se empeñase en disimularlo. Quizá podía encontrar un trabajo en la herrería de la familia de Reiji. Al menos al principio, para justificar su entrada. Viviría con él los primeros días, y luego…

Bueno, ya se vería. Lo único que estaba claro era que el diario de Uchiha Datsue iba a estar plagado de nuevas entradas durante las próximas semanas. Y, por una vez, estas no serían de tinte dramático.

Oh, qué ingenuo que era. No tenía ni idea de lo que le estaba por venir...
¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder