Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Pescando lo que sea
Eikyuu Juro Sin conexión
Jounin de Kusa
Jounin de Kusa
Nivel: 18
Exp: 17 puntos
Dinero: 610 ryō
#46
Juro no notó como en Karamaru el veneno remitía del todo, pero pudo imaginar que sus efectos ya habían pasado. Algo curioso. Definitivamente, él no era alérgico a las toxinas, pero su reacción no había sido del todo normal.

« Ya no suena tan confiado como antes »

También era curioso. Él hubiese imaginado una respuesta mucho más emotiva de alguien que había entrenado tan duro. Pero su motivación había sido dañada. O su autoestima. Probablemente, por el torneo. Él mismo no sería consciente de que más adelante, algo similar pasaría con él, cuando perdiese la siguiente ronda.

Nos vemos, supongo. Un placer haber combatido contigo Juro.

— Lo mismo digo. Seguro que nos volveremos a encontrar.

Karamaru se marchó. Poco después, Juro hizo lo mismo. Otro día que recordar en aquel puente extraño, donde cosas parecían sucederle siempre al genin.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder