Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tres meses después del examen de chuunin del año 218, la situación internacional sigue en tensión. El País de la Espiral y el de la Tormenta mantienen una fría relación, y el País del Bosque actúa con precaución con ambos. Los Señores Feudales ya han asumido que la situación no va a volver a la que algunos ya llaman Era de la Paz de Shiona, al considerar a la líder uzujin la responsable de la longeva estabilidad que reinó durante muchos años. Algunos intereses intersectan, otros divergen. La nueva era de los ninjas ha llegado.
Un encargo en la gran ciudad
#16
Kazuma-kun, en ocasiones, durante misiones sencillas pueden surgir improvistos. Hay bandidos, y gente mucho más peligrosa en el exterior de la aldea. Por eso, siempre quiero que te mantengas alerta. Aunque estes en un territorio cómo es tu país —dijo Juro—. Esa será tu segunda misión del día. Vigila el perímetro, y no te despistes. No siempre estaré yo para cubrir tus espaldas.

El peliblanco le escucho de forma atenta, reconociendo que tanta razón tenía luego de los altercados de su primera misión. Durante el camino, de forma casi mecánica, observaba hacia atrás, luego hacia un lado y luego hacia otro. También se detenía en cada cartel y lo revisaba, asegurándose que no hubiese sido alterado y que apuntase en la dirección correcta.

Y b-bueno. No es que quiera asustarte ni nada, pero en el caso de que... encontrásemos a alguien. Ya sabes, un agresor fuera de tu liga, algo peor que unos simples bandidos. No quiero que te entrometas. Debes huir, regresar a la villa e informar de lo que ha sucedido cuanto antes. ¿Entendido?

Lo cierto es que no soy un héroe, así que no creo que haya problemas con cumplir esa orden —aseguro, recordando cómo había huido del par de matones que amenazaban con truncar su primera misión—. Pero…, ¿no pensaría usted que soy cruel o cobarde al abandonarle en un momento de crisis?
[Imagen: tumblr_mylm16BBTs1rydwbvo1_500.gif]
Responder
#17
Kazuma parecía mostrarse de acuerdo, aunque algo en él hizo que Juro se volviese. Él se preguntaba acerca de si era moral el abandonarle.

Pero…, ¿no pensaría usted que soy cruel o cobarde al abandonarle en un momento de crisis?

« Puede que si fuera una persona normal, pudiera incluso pensarlo. Pero tengo un deber, y estar conmigo le pone en un peligro » — Un jonin no podía permitirse que su alumno le protegiera, por muy talentoso o bueno que fuera. Juro estaba solo. Kazuma solo era su salvaguarda de que la villa se enterase.

— Kazuma-kun. Eres un genin, y como genin, puedes escapar cuando la cosa sale de control. Debes dejar a tus superiores trabajar. Si te quedaras conmigo, probablemente me estorbarias — dijo, como si tal cosa. Tratando de disimular los nervios que sentía en el fondo. ¿Estorbarle? No. Eso no era verdad. Lo que Juro temía de verdad era que si se quedase, los dos muriesen. Pero no podía decirselo —. Además, es una orden. Cuando estes conmigo, debes cumplir las ordenes que te de.

Juro se cruzó de brazos. ¿Debía decirle algo más, o no? Era cruel, pero no sabía si podía confiar en su entereza, y en su madurez para contarle esa clase de cosas.

— Kazuma-kun... aunque no lo creas, estoy en el punto de mira de... cierta gente. Por eso, es importante que me hagas caso. En cualquier situación, debes regresar e informar al Morikage de lo que ha pasado. Es... muy importante, que él sepa lo que pase conmigo. No solo nos afecta a nosotros, sino a la villa entera — dijo, para luego mirar a su alumno —. Escapar e informar es una misión de vital importancia. Por eso, confío en tí para que, si se da el caso, lo hagas. No me decepciones.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#18
Kazuma-kun. Eres un genin, y como genin, puedes escapar cuando la cosa sale de control. Debes dejar a tus superiores trabajar. Si te quedaras conmigo, probablemente me estorbarías…

Ciertamente, mucho ayuda el que poco estorba —reconoció al ser consciente de su escasa fuerza.

Unos cuantos metros de silencio le ayudaron a poner en perspectiva las palabras de su sensei: se recordó a sí mismo acorralado, durante su primera misión. Imagino una situación en donde tuviese que proteger a alguien más, alguien más débil. No importaba como lo plantease, el resultado siempre era funesto.

Parece que el deber implica muchas cosas difíciles —reflexiono como un chico que atisba las cumbres de una futura responsabilidad—. Pero si mi deber es retirarme e informar, entonces eso hare.

Sintió la necesidad de plantearle a Juro una situación inversa, en donde fuese el maestro quien tuviese que abandonar al alumno para proteger algo mayor, ya fuese información valiosa, su propio valor como jounin o la aldea misma. Quiso preguntar por ello. Pero a pesar de que intuía la respuesta, de que se creía capaz de digerirla, no veía la forma en que su sensei pudiese tolerar decirla o expresarla. He allí una pregunta que no podía hacer, que no tenía sentido hacer.
[Imagen: tumblr_mylm16BBTs1rydwbvo1_500.gif]
Responder
#19
— Bien — afirmó Juro, sonriendo para sí.

Los dos continuaron caminando. Tal y como decidió Kazuma, se dirigirían por un camino comercial. Por esa zona, peatones y comerciantes transitaban de un lado para otro, unos directos hacia Tane-Shigai, otros a los pueblos que por la zona existían. Era, por tanto, un lugar transitado, dónde los peligros no se encontrarían facilmente. Estaban presuntamente a salvo de ataques enemigos.

Tardarían un poco más, claro, pero con suerte, antes de la noche llegarían. Sino, estaban los pueblos para poder refugiarse. No era una mala opción.

Tras llevar un rato caminando, Kazuma y Juro se toparían con lo que parecía ser una enorme caravana ambulante, hecha totalmente de madera, a ruedas, y con una lona blanca tapando lo que debía ser la mercancia. La caravana, sin embargo, no estaba en funcionamiento, sino que estaba estacionada de forma lateral, bloqueando el camino.

Algo parecía no andar bien ahí.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#20
El clima pese a ser frio resultaba bastante agradable. Los shinobis se mantenían caminando viendo el ir y venir de otros viajeros y comerciantes, siendo que había tramos con mucha afluencia y otros prácticamente desolados. Fue uno de estos últimos en donde se encontraron con algo, común y a su vez inusual.

Mire, sensei, es un vehículo enorme —señalo curioso y atento—. Aunque se han detenido de forma extraña, ¿Dónde estará su gente?

Aquello era lo primero que podía ocurrírsele, pues de lo poco que sabía estaba el conocimiento de que nadie puede llevar en soledad una caravana de ese tamaño y que muy difícilmente dejarían algo de semejante valor abandonado.
[Imagen: tumblr_mylm16BBTs1rydwbvo1_500.gif]
Responder
#21
Juro se quedó quieto, observando la escena. Kazuma, a su lado, hizo preguntas, pero Juro le indicó silencio.

— No sabemos sí hay alguien por aquí o no. Podría tratarse de un asalto. Vigila el perímetro.

Juro se acercó un poco, dando un par de pasos hacia delante. Lo que encontró fue algo que le tranquilizó un poco: al lado del carromato, había varias personas sentadas. Un hombre en sus cuarenta años, que vestía ropa común (una camisa verde y unos pantalones, además de un gorro. Cargaba una enorme mochila a su espalda) parecía tocar el carromato, como si buscara una forma de arreglarlo. Una mujer, también adulta, estaba sentada, mirando.

Ambos observaron a Juro, con una cara entre la cautela y la curiosidad.

— ¿Algún problema? — dijo el Jonin.

— Hemos tenido un accidente, y las ruedas se han estropeado — explicó la mujer, apenada.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#22
No sabemos sí hay alguien por aquí o no. Podría tratarse de un asalto. Vigila el perímetro.

Entendido —respondió el peliblanco.

No estaba seguro de como vigilar un perímetro, pero suponía que no sería muy diferente de estar al pendiente de las ovejas pastando. Si, debía ser como le habían dicho sus mayores: si el perro ladraba al campo, entonces debía de dar el aviso.

Se mantenía observando los alrededores, pero también un poco atento y curioso de lo que hacía su sensei.
[Imagen: tumblr_mylm16BBTs1rydwbvo1_500.gif]
Responder
#23
— Están bloqueando el paso comercial — continuó Juro —. No podemos dejar esto así.

— Lo sabemos. Llevamos más de dos horas así, y no logramos nada. Las malditas ruedas... — murmuró la mujer, apurada.

— ¿Usted no sabrá algo de mecánica? — preguntó el hombre.

— Sé algo — admitió Juro. Él sabía reparar y arreglar marionetas, pero el resto de herramientas tampoco le eran desconocidas. Quizá pudiera ayudar —. Pero nunca he tratado con... algo tan grande.

— Se lo suplico, shinobi-san.

— Bueno...

Juro observó las ruedas, y se acercó. En ningun momento bajó la guardia. No se fiaba de ellos, aunque tenía toda la pinta de que eran mercaderes. Pero a veces, las apariencias engañaban. Por eso mismo, no quería que le pillaran con los pantalones bajados.

Se agachó y empezó a observar las ruedas, con un ojo puesto en la mujer y el hombre.

...


Mientras Kazuma observaba, podría ver a su sensei acercandose al carro de los mercaderes. Si continuaba en su posición, sin embargo, terminaría por perderle de vista, por detrás del carro.

Sin embargo, algo llamaría su atención: al lado del camino había vegetación. En esa zona de arbustos y árboles, vería movimiento. Casi imperceptible. Había algo ahí. Se situaba justo detrás del carro, por lo que ni Juro ni el hombre ni la mujer podrían verlo.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#24
Juro se acercó al vehículo e inicio conversación con quienes estuviesen allí. Todo parecía estar en relativo orden, pues no se retiró, sino que rodeo el vehículo hasta desaparecer de la vista de su alumno.

¡Oigan, parece que hay algo moviendose en los arbustos¡ —exclamo con voz serena, mientras extraía de su portaobjetos unos cuantas estrellas de acero.

Su voz no delataba peligro o urgencia, pero había gritado lo suficientemente alto como para que todos le escuchasen. Se acercó de a poco al carruaje y sin apartar la mirada de los arbustos, suponiendo que quizás pudiese tratarse de perros salvajes o algún animal oportunista.
[Imagen: tumblr_mylm16BBTs1rydwbvo1_500.gif]
Responder
#25
Los arbustos se movieron otra vez, esta vez más fuertemente. Todos se volvieron ante las palabras de Kazuma, desconcertados, tanto por el tono pasivo del chico, cómo por lo sucedido. Entonces...

... de los arbustos, salió una jovencita. Era una chica que debía rondar los diecisiete años. Pelirroja, con una coleta que le llegabas hasta el cuello, y de ojos verdes claros. Llevaba una camisa azul y los pantalones verdes. En su mano, llevaba también varias hojas y plantas arrancadas de raíz.

— Pero bueno, ¿Cómo que hay "algo"? ¿Tengo pinta de ser "algo"? — gruñó, en dirección a Kazuma —. Lo que hay que escuchar.

— Aoi-chan, no seas maleducada — le regañó la mujer. Su madre, probablemente.

— Lo siento — murmuró Juro, con una sonrisa.

Juro se levantó, tras haber observado bien la situación, y se acercó a Kazuma, mientras la familia se reunía y hablaban entre ellos. El maestro se dirigió hacia el alumno...

... y entonces, suavemente, le dio un toque en la frente a Kazuma. No era violencia, ni un castigo físico. Simplemente, un toque.

— Bien visto, pero tienes que tener más cuidado. Si hubiera sido un verdadero animal salvaje en movimiento, no habrías conseguido darle ni detenerlo. Y si hubiera sido un bandido, solo le habrías avisado — dijo, señalando las estrellas —. Al menos, me alegro de que no le hayas hecho daño. Buen trabajo.

» Tienen un problema de reparación con la rueda. Creo que puedo arreglarlo, si me dais un rato. La caravana está obstaculizando el camino, y otros transportes no podrán pasar si no hacemos algo. Es tiempo perdido, pero será necesario — advirtió Juro.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#26
La aparente amenaza había resultado ser solo una chica que acompañaba a los comerciantes, al parecer se había ido a la arboleda y recién estaba regresando. Juro señalo lo mal parado que estaba si hubiese sido un animal salvaje o alguien acechando, pero también reconoció lo adecuado de avisar primero y atacar después.

Tienen un problema de reparación con la rueda. Creo que puedo arreglarlo, si me dais un rato. La caravana está obstaculizando el camino, y otros transportes no podrán pasar si no hacemos algo. Es tiempo perdido, pero será necesario —advirtió Juro.

Entiendo… ¿Debería seguir vigilando los alrededores? —pregunto, dudando sobre si lo relevarían de su deber anterior—. Mi tiempo de reacción es lento, así que si me quedo cerca de la caravana puede que sea más útil.
[Imagen: tumblr_mylm16BBTs1rydwbvo1_500.gif]
Responder
#27
Entiendo… ¿Debería seguir vigilando los alrededores? Mi tiempo de reacción es lento, así que si me quedo cerca de la caravana puede que sea más útil.

Juro le puso una mano en la cabeza a su alumno, y se permitió el lujo de revolverle el pelo.

— De hecho, iba a hacerte una sugerencia. Yo voy a estar bastante ocupado con la rueda, aunque mantendré un ojo avizor, por si acaso — añadió Juro —. Estaría bien qué... bueno, ya sabes. Interactuases un poco con éstas personas. No es que sospeche de ellos, pero si pudieras ver lo que tienen que decir sobre su viaje, nos podría ayudar mucho. ¿Por qué no pruebas con la más joven? Parece tener tendencia a separarse de sus padres.

¿De verdad le estaba encomendando una misión de investigación? ¿O Juro estaba simplemente divirtiendose con su alumno? No podría saberlo.

Juro le guiñó un ojo.

» Mantente alerta, ¿vale? Mientras tengas cuidado, eso no implica que no puedas divertirte un poco — dijo, lo suficientemente bajo como para no ser oído por el resto—. Conocer a gente siempre es divertido. Sobretodo cuando sabes que no te van a apuñalar por la espalda.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#28
Juro le revolvió el cabello, tratándole como el chiquillo que en realidad era. Le recomendó que interactuase un poco con la gente de la caravana, pero aquel rostro que le miraba con falta de entendimiento le llevo a ser más específico. Le motivo a hacer unas cuantas preguntas y hablar sobre el viaje y sus intenciones.

Vale… —estaba un poco confundido, pero no tenían intenciones de desobedecer.

»Mantente alerta, ¿vale? Mientras tengas cuidado, eso no implica que no puedas divertirte un poco — dijo, lo suficientemente bajo como para no ser oído por el resto—. Conocer a gente siempre es divertido. Sobretodo cuando sabes que no te van a apuñalar por la espalda.

Kazuma no sabía si lo de ser apuñalado por la espalda era un refrán o era algo literal de la vida de un ninja, pero asintió solemnemente. Respecto a divertirse, no entendía del todo a que se estaba refiriendo, pero sí que sabía que le resultaba divertido a él, el hacer preguntas y jugar a conseguir las respuestas.

Hola, ¿Qué haces? —pregunto con naturalidad al acercarse hacia donde estaba la muchacha.
[Imagen: tumblr_mylm16BBTs1rydwbvo1_500.gif]
Responder