Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Ascua, Verano de 220
Situación actual (global): Tras la muerte de Moyashi Kenzou a manos de Eikyuu Juro y tras los acontecimientos en la última reunión de los Tres Grandes Kage, Kusagakure ha abandonado la Alianza Shinobi, y ha decretado la prohibición de entrada en el País del Bosque a todos los jinchuuriki. Aunque a petición y bajo presión de los Señores Feudales las relaciones comerciales siguen intactas, las políticas y personales entre los líderes se tambalean. Uzushiogakure y Amegakure trabajan juntos en una Alianza Tormenta-Espiral, y se mantienen ocupados realizando operaciones de investigación y derribo contra Kurama y su ejército y contra el grupo criminal Dragón Rojo, a quien comienzan a considerar una amenaza muy seria. Se han enviado peticiones de pega de carteles con las recompensas y el aspecto de todos los miembros conocidos a todos los países, aunque el País del Agua se niega a colaborar... ni a dar respuesta alguna a la petición. Los ninja controlan de forma estricta los puertos de las diferentes capitales y lugares de entrada marítima a sus países de origen, y desbaratan cualquier fábrica o distribuidora de omoide a la que puedan echar el guante.

Los Gebijuu siguen provocando estragos y ocupando a los shinobi de tanto en tanto. Se ha descubierto que estas bestias han sido creadas por Kurama y por sus secuaces. Uzushiogakure y Amegakure han decidido colaborar con los demás bijuu contra Kurama y transmitir a sus aldeanos y shinobi la necesidad de dejar atrás todas las nociones preconcebidas sobre estas bestias de chakra. No obstante, las ideas de los Tres Primeros Kage están muy arraigadas y hay aún gente a la que no le agrada del todo esta idea... a todos los problemas externos se le suma ahora uno interno: el surgimiento de grupos rebeldes o terroristas que se niegan a aceptar el cambio de paradigma.

En medio de estas turbulencias, se está celebrando una nueva edición del famoso Torneo de los Dojos a petición de los Señores Feudales. Ninjas de todas las aldeas conviven durante un tiempo en el Valle de los Dojos, y participan en un certamen de peleas de exhibición.
Culito de lobo
Himura Hana Sin conexión
Genin de Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 15
Exp: 7 puntos
Dinero: 0 ryōs
#91
¿Y qué sugieres?

Hana infló los mofletes de inmediato. ¡Ren la estaba ignorando deliberadamente! Le estaba dando todas las señales de abrazo y ella ni la estaba mirando. Estaba empanada mirando la taza de té como si le hubiesen crecido dos piernas y se hubiese puesto a bailar. Sin perder ni un segundo, se tiró encima de su hermana, abrazandola y obligandola a tumbarse en el suelo.

Pues abrazarte tan fuerte que tengas que hacer palanca para soltarme. — dijo mientras apretaba el agarre.

Apoyó la cabeza en el pecho de Ren, volviendo a oír el latido de su corazón. Así, así quería estar para siempre. Tranquila, segura, en brazos de Ren. Con esa calidez que la embriagaba. Cerró los ojos y se convenció lentamente de que todo iba a salir bien.
Hermandad Intrépida:
  • Uzumaki Eri, canal 2 — Verano, 221

Recuento de grupales: 0
- Kasa de Akame
- Bokken de Ren
- Barreño

Responder
Himura Ren Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 11
Exp: 9 puntos
Dinero: 1250 ryōs
#92
Pues abrazarte tan fuerte que tengas que hacer palanca para soltarme. dijo para acto seguido, abalanzarse sobre ella.

La pequeña taza de té cayó sobre la mesa, y por suerte ya no contenía mucho líquido. Con Hana ahora encima, acurrucándose sobre su pecho fue bastante tranquilizador; pero ahora tenía un gran conflicto de sentimientos acumulado. ¿Qué debería hacer si estallara una guerra? Su deber era proteger y luchar por su villa natal; pero sabía que no tenían porque tener ellos la razón en el conflicto. Y por otro lado, tal vez se vería forzada a luchar contra Hana; y eso en el mejor de los casos, que sería que se encontraran cara a cara. Pero pelear por defender a la joven que estaba entre sus brazos en ese momento... De eso sabía que jamas se arrepentiría.

Dejó escapar el aire en un bufido de alivio, se reincorporó sin perder una triste sonrisa para mantenerse sentada; y acto seguido con dos dedos de la mano, coger con suavidad el mentón de Hana, para volver a besarla en los labios, siendo incapaz de abrir los ojos.
[Imagen: MCLOr5u.png]
¡Padoru padoru!

¡Avatar dibujado por Daruu y firma dibujada porAyame!
¡Pasate por sus galerías si quieres alguno parecido! Galeria de Ayame y Galeria de Daruu

Hablar (Royalblue)Pensar (MediumOrchid)
Responder
Himura Hana Sin conexión
Genin de Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 15
Exp: 7 puntos
Dinero: 0 ryōs
#93
Ren no contestó, ni verbalmente ni gesticularmente, no le devolvió el abrazo. Sin embargo, a Hana no le dio tiempo a pensar demasiado en aquella ausencia mental de su hermana. Ésta se sentó, llevandose a Hana por delante, que ahora estaría sentada sobre el regazo de Ren. La miró, dispuesta a preguntarle que pasaba por su cabeza, cuando su mano le atrapó la barbilla.

Supo perfectamente lo que iba a pasar mientras veía a Ren recortar la distancia que separaba sus labios. La dejó venir, cerrando su ojos y disfrutando como si fuese el primer beso. Pero no lo era. Aquello era la confirmación que esperaba.

Realmente Ren la había besado. Ella, por propia voluntad, la había besado, la estaba besando. Su corazón se saltó un latido para devolverle cinco o seis rápidamente. Casi no podía creerselo, lo bien que se sentía estar ahí, en su regazo, besandola.

Subió los brazos al cuello de Ren de nuevo y se dejó llevar, cuando intentase cortar el beso, Hana iría a por más, respirando por la nariz con tal de no separarse de ella.
Hermandad Intrépida:
  • Uzumaki Eri, canal 2 — Verano, 221

Recuento de grupales: 0
- Kasa de Akame
- Bokken de Ren
- Barreño

1
Responder
Himura Ren Sin conexión
Genin de Ame
Ninjas de Ame
Nivel: 11
Exp: 9 puntos
Dinero: 1250 ryōs
#94
No le negaría en ningún momento sus labios; en su lugar, deslizaría lentamente las manos por su cuerpo acariciando su abdomen para luego subir lentamente por su torso hasta su pecho. La respiración de la morena era pesada y entrecortada, con largas pausas tanto para recuperar el aliento, como para exhalar el aire. Hana respondería de la misma forma, pero cuando volviera a besarla, todo habría cambiado.

La noche abrazaba toda su habitación; salvo una muy suave luz que entraba por la ventana, nada más le ayudaba a ver, con un gran esfuerzo de percepción y memoria, podría llegar a distinguir su habitación. Estaba tumbada en la cama, y se incorporó de golpe quedándo sentada sobre esta; respiraba muy agitada, y sintió como una gota recorrió todo su rostro desde la frente.

¿Q-Q-Que? ¿E-E-Era un sueño? — miró su propia mano en la oscuridad; sentía como todo su cuerpo ardía y se dejó caer de nuevo sobre la liviana almohada.

Todo había sido un sueño, pero era tan real, era tan palpable... Era... No. Quería. Quería que fuera real.

Agitó suavemente la cabeza, y se levantó en busca de un vaso de agua, buscando aliviar su calor e hidratarse; sin vaciar su cabeza de los intoxicantes pensamientos de su hermana. Jamas podría olvidar aquel sueño.

Y si... No lo sé... — decía con duda cuando volvió a la cama. Ahora todo cobraba otro sentido, las caricias, los abrazos... Pero no sabía si estaba segura de que aquello sería correspondido. — Pero si nos pasa algo...

Ella jamás lo sabría. Mañana le tocaba su último combate, tal vez fuera todo producto de los nervios juntado con el largo tiempo que pasaron, pero aquella suposición jamas pasaría por su cabeza. En cuanto pudiera, debía decirselo; independientemente de cual fuera su respuesta.
[Imagen: MCLOr5u.png]
¡Padoru padoru!

¡Avatar dibujado por Daruu y firma dibujada porAyame!
¡Pasate por sus galerías si quieres alguno parecido! Galeria de Ayame y Galeria de Daruu

Hablar (Royalblue)Pensar (MediumOrchid)
1
Responder