Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Los ninjas también son humanos, demasiado humanos
Juro Sin conexión
Jounin de Kusa
Jounin de Kusa
Nivel: 16
Exp: 47 puntos
Dinero: 610 ryō
#76
Sensei y alumno caminaron juntos. Juro sonrió un poco, al ver que parecía haber ayudado a Kazuma. Aunque solo fuera un poco, había servido para algo.

« La docencia es bonita. Creo que, quizá, si no me hubiera hecho ninja, podría haber sido profesor » — Bueno. Quién sabe. Quizá en el futuro podría ser un profesor de academia, que instruyese a futuros genin. Su tiempo aún no había llegado, pero le gustaría vivir lo bastante como para poder llevarlo a cabo.

Al llegar al cruce, sus caminos se separaban. Pero sus destinos, como él ya imaginaba, se mantendrían unidos mucho tiempo.

Antes de que Juro se marchase, Kazuma le llamó. Y sus palabras le llegaron al corazón, puesto que eran sinceras. Juro esbozó una sonrisa aún más amplia.

— Me alegra poder ayudar a mi alumno. ¡Ponme al corriente de lo que ocurre! — dijo el chico, y le guiñó un ojo.

Si su alumno no decía nada más, el chico se marcharía en dirección a su casa, donde se tumbaría un rato. Estaba cansado, y desde luego, se lo había ganado. Menudos quebraderos de cabeza.

No se si quieres continuar la historia o terminarla ya haciendo un último post (o directamente con el mío). Así como veas, por si acaso, ha sido un placer el roleo ^^
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
Kazuma Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 4
Exp: 4 puntos
Dinero: 700 ryōs
#77
El joven de cabellos blancos se despidió con su particular amalgama de ánimo y serenidad, permitiendo entrever el agradecimiento hacia su sensei.

Tres días después, el cartero dejaría un paquete en la casa de Juro. En la carta anexada decía lo siguiente:

De: Hanamura Kazuma
Para: Eikyu Juro

Saludos, Juro-sensei.

Quería informarle que, de alguna manera, todo resulto bien. Aunque nada fue como lo esperaba, aunque de las situaciones que me había planteado ninguna se desarrolló, aunque mis planes tan extensivamente meditados no pudieron ponerse en práctica… Al final solo pude contar con mi serenidad y mi determinación; pero también es cierto que no lo hubiese logrado sin la ayuda que me prestaron usted y Katsue-san.

Esperare a que volvamos a encontrarnos para relatarle en detalle lo sucedido, mientras le dejo algo que, aunque sea poco como compensación, espero disfrute… También he enviado uno a la tienda de Katsue-san. Espero les guste a ambos los dulces caseros.

La caja era de un cartón blanco y suave, con unas solapas algo elaboradas, muy típicas en la repostería. Solo era cuestión de agitarla un poco para sentir el suave y dulce aroma de la naranja. En su interior se resguardaba un panque de buen peso y tamaño, color naranja tostado, de textura esponjosa. La presentación era un poco rustica, como una rueda irregular con algunas salpicaduras del cremoso relleno de vainilla, pero estaba cálido y fresco como una mañana de verano. Era seguro que no tuviera más de algunas horas, por lo que tendría que habérselo empezado a hornear antes del amanecer y entregado al cartero cuando todavía era una masa demasiado caliente para comerla… En fin, que no era algo que venderían en una pastelería; pero tenía el encanto de lo casero y el dulce gusto de un buen pastel de agradecimiento.

Pues, si, con eso concluirá todo.
También ha sido un placer, muy entretenido e interesante.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder