Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Estamos en Cargando..., Cargando... del año Cargando....
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
Madera de Ninja
#76
— Ya puedes descansar, Gen. — dijo la voz de Juro.

Como por arte de magia, la marioneta cayó al suelo, totalmente inerte. Los destellos azules que aparecían antes se desvanecieron. Ahora, solo parecía un muñeco poco realista pero bastante mono de lo que sería un niño humano, de los que se vendían en las tiendas.

Aunque claro, Kazuma ya conocía su otro lado.

Juro apareció, entrando por la puerta del dojo. Tenía las manos por detrás del cuello, y parecía totalmente despreocupado. Miró a su alumno con una sonrisa.

— Parece que te ha costado traer esas bebidas, ¿eh? — comentó, jocoso —. Ábrelas, anda, me parece que necesitas sentarte y tomar algo. Gen no puede acompañarnos, así que bebe también por él, ¿vale?

» Relajate, tu sesión de entrenamiento se ha terminado por hoy. ¿Qué te ha parecido Gen? ¿Ha sido un buen combatiente?
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#77
Parece que te ha costado traer esas bebidas, ¿eh? —comentó, jocoso—. Ábrelas, anda, me parece que necesitas sentarte y tomar algo. Gen no puede acompañarnos, así que bebe también por él, ¿vale?

Ahora su sensei hacia acto de presencia, certificando que el combate había terminado, y luciendo un tanto divertido. Kazuma relajo su postura y fue por las bebidas que había comprado, que aquellas alturas ya estaban tibias.

Relájate, tu sesión de entrenamiento se ha terminado por hoy. ¿Qué te ha parecido Gen? ¿Ha sido un buen combatiente?

Ha sido fantástico —aseguro, mientras daba un largo trago de limonada—: sé que estaba combatiendo de forma pasiva, pero aun así logro hacer que utilizara todos mis recursos… Además, la condición de no dañar el dojo me ha dejado claro que a veces me puedo ver envuelto en una situación en la que no pueda pelear con todas mis técnicas y en la que no tengo la posibilidad de retirarme.

»¿A usted que le ha parecido, Juro-sensei?
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#78
Kazuma sacó las bebidas — tibias, pero le valdrían — y los dos se sentaron al pie del dojo, disfrutando de las vistas.

Ha sido fantástico. Sé que estaba combatiendo de forma pasiva, pero aun así logro hacer que utilizara todos mis recursos… Además, la condición de no dañar el dojo me ha dejado claro que a veces me puedo ver envuelto en una situación en la que no pueda pelear con todas mis técnicas y en la que no tengo la posibilidad de retirarme.

»¿A usted que le ha parecido, Juro-sensei?

Juro no pudo evitar soltar otra sonrisa más grande. Ver a su alumno emocionado era algo de lo que disfrutaba — y que disfrutaría durante mucho tiempo más, si es que tenía la suerte — , y más por algo que había hecho bien. Al principio, había tenido serias dudas sobre la metodolgía en cuestión.

Se estiró. Le dolían las manos de tanto manejar la marioneta (por no hablar del escenario y el montaje de los muñecos de antes) pero no lo dejó ver en sus actos.

— Veo que entiendes bien lo que hago. Es un alivio, me ahorras mucho trabajo de explicación — dijo Juro, aunque luego se puso más serio —. Hasta ahora, te he visto emplear tus habilidades con un oponente inmovil, Kazuma-kun. Quería comprobar como te desenvolvías con algo en movimiento, aunque fuese una marioneta. Una marioneta bastante capaz, debo reconocer. No te debes sentir mal, has actuado correctamente. Tus movimientos eran buenos, y has sabido mantener la calma ante las provocaciones. No se si es natural en tí o lo has aprendido, pero el pensar friamente es una gran cualidad en la batalla.

» La estrategia del sello explosivo ha sido muy buena, debo reconocerlo — comentó Juro, riendo —. Pero ten cuidado con las explosiones. Es muy facil que se descontrolen.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#79
Kazuma escucho con atención, tratando de captar los matices en las palabras de su sensei. Buscaba escuchar si de alguna forma le decía que era fuerte o débil, pero no obtuvo algo tan concreto.

La estrategia del sello explosivo ha sido muy buena, debo reconocerlo —comentó Juro, riendo—. Pero ten cuidado con las explosiones. Es muy fácil que se descontrolen.

Más que una estrategia era lo único que me quedaba —admitió, recordando la situación—. Si aquello hubiese fallado, me habría visto completamente arrinconado y sin más ideas.

»Resulta un poco aterrador, ¿no? Encontrarse entre la espada y la pared y saber que no se puede hacer nada al respecto.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#80
Su alumno, aunque emocionado, también parecía algo deprimido por no haber estado a la altura. Aunque él no lo supiera, realmente sí que lo había estado. La marioneta no era tan poderosa. Dentro de muy poco tiempo, Kazuma sería capaz de regodearse de ella y romperla sin esfuerzo.

Aunque claro, para eso estaba Juro, para ponerselo más dificil. El entrenamiento nunca terminaba.

Más que una estrategia era lo único que me quedaba .Si aquello hubiese fallado, me habría visto completamente arrinconado y sin más ideas.Resulta un poco aterrador, ¿no? Encontrarse entre la espada y la pared y saber que no se puede hacer nada al respecto.

— Eso es exactamente lo que tienes que saber — dijo Juro, y su sonrisa se ensanchó aún más —. Es una sensación desesperante, ¿sabes? Sentir que eres impotente, y observar como el enemigo se acerca. O quizá, ver como tus compañeros luchan en vano, y saber que tú no puedes ayudarles.

» Es la clase de sensación que uno cree conocer, pero nunca hasta que lo ha experimentado. Aunque fuese un entrenamiento, me alegro de que la hayas conocido — dijo Juro —. Tu kenjutsu es una buena baza, pero tienes que elegir cuando y cómo usarlo, y mejorarlo. Lo hiciste bien con tus recursos, pero si hubieras sido capaz de mantener el tipo con las cuchillas de la marioneta, todo podría haber sido diferente.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#81
Gracias —dijo, en aprecio por todo lo que le estaba enseñando—. Esto ha resultado mucho más divertido y educativo de lo que había imaginado.

Aun no estaba seguro del camino que quería tomar, de su manera de ser ninja, pero ahora sentía que ahora entendía un poco más el mundo en donde habitaba. Claro, aún quedaba muchísimo por saber y experimentar, pero aquello le resultaba más emocionante que preocupante.

El camino parece bastante arduo, ¿hay algo que lo justifique? —pregunto de repente—. Digo, los granjeros tienen su función; como su función tienen los médicos, los soldados y los hombres de ciencia… Pero, ¿Qué lugar en la vida ocupamos los ninjas?

Quizás aquella pregunta era más natural en él, puesto que de donde venía todos tenían una función clara, casi preestablecida desde antes de su nacimiento. Y es que era fácil saber qué lugar en el mundo, en la sociedad, ocupaba un médico, un ladrón, un soldado o un vagabundo; pero cuando se trataba de ninjas la cuestión le resultaba ajena.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#82
Juro inclinó la cabeza, como si estuviera recibiendo los aplausos tras realizar un gran espectáculo. Sonrió, después. Estaba de broma, pero le gustaba aquello.

El camino parece bastante arduo, ¿hay algo que lo justifique?. Digo, los granjeros tienen su función; como su función tienen los médicos, los soldados y los hombres de ciencia… Pero, ¿Qué lugar en la vida ocupamos los ninjas?

« Menudo alumno me ha tocado. Yo a sus inicios no me preguntaba tanto las cosas » — reflexionó. Estaba seguro de que Kazuma era alguien especial. Fuera de su serie.

Pero... ¿Cómo evolucionaría? ¿Se volvería alguien grande y poderoso? ¿Un ninja inteligente y sabio? ¿Quizá el futuro Morikage? Las posibilidades eran infinitas. La enseñanza era divertida, pero también, abrumadura. ¿Lo haría bien? ¿Le inculcaría los valores que necesitaba para sobrevivir en aquel mundo?

Recordó las palabras que el Morikage le dijo una vez, antes del sellado de su bijuu. Entonces, creyó saber que decir.

— Parece que los ninjas hacemos de todo, ¿sabes? Al principio, como genin, protegemos a los civiles y les ayudamos. Luego, sin embargo, parece que somos agentes de la destrucción, dedicados al espionaje, y al asesinato... — Comenzó a decir, como si recitara la teoría de un libro, hasta que entonces, se detuvo, y habló más claro —.... pero ¿sabes que? Eso no me ha deprimido nunca. He conocido a muchos ninja, y la mayoría tenía claro su labor: proteger a la villa. Esa es nuestra última labor. A las familias, y a la gente. Apoyar a nuestro lider. Esa es nuestra labor. El que seamos simples soldados o algo más, nunca me ha importado. Siempre he querido pensar que somos una fuerza de peso en la sociedad, y que nuestra función ayuda a la gente.

— Si te preguntas porqué estamos aquí, o si somos una simple fuerza de guerra, bueno... un hombre sabio me dijo una vez esto: "Las guerras se ganan antes de entrar en el campo de batalla" — dijo, mientras sonreía, al pensar en uno de los peores momentos de su vida, con toda seguridad.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#83
Increíble, parece que lo tiene bastante claro —admitió, sorprendido por la fuerza del creer que se apreciaba en las palabras de su sensei.

En aquel momento trato de convencerse a si mismo que lo importante no era la forma de la respuesta, sino el tener una repuesta en sí misma y creer en ella. Aquello era algo que aspiraba a tener, una idea que defender y según la cual vivir o morir.

Aún tengo mucho que aprender, pero estoy seguro de que un día sabré compartir con alguien una respuesta como la suya.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#84
Aún tengo mucho que aprender, pero estoy seguro de que un día sabré compartir con alguien una respuesta como la suya.

Juro sonrió, y le dio una palmada en el hombro a Kazuma.

— Claro que lo harás. Y yo me encargaré de que te guíes en ese camino — dijo, con una sonrisa. Luego, recuperó la compostura —. Ha sido un primer día de entrenamiento agradable, Kazuma-kun. Quizá quieras descansar. Desde luego, has vivido muchas experiencias.

Juro se levantó, y estiró un poco.

» Pero no te relajes mucho. Te llamaré otra vez, para continuar el entrenamiento donde hoy lo dejamos.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#85
Sí, un descanso me ayudaría a ordenar todo lo acontecido hoy.

Al despertarse aquella mañana, esperaba que fuese un día sin mucha actividad, puede que incluso aburrido. No esperaba nada, y aquello hizo que los sucesos imprevistos fuesen aún más interesantes. Su nuevo sensei parecía un guía prometedor. Y pese a que lucía bastante tenso la mayoría del tiempo, tenía unas ideas claras y unas creencias fuertes. Eso, en opinión de Kazuma, era algo sumamente valioso para el camino que habría de recorrer juntos.

Pero no te relajes mucho. Te llamaré otra vez, para continuar el entrenamiento donde hoy lo dejamos.

Estaré al pendiente y con altas expectativas para nuestro próximo encuentro, Juro-sensei.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder
#86
Estaré al pendiente y con altas expectativas para nuestro próximo encuentro, Juro-sensei.

— Eso espero, Kazuma-kun. Venga, descansa — dijo Juro, y tras darle una palmadita en el hombro, se marchó al dojo.

Ahí, comenzó a ordenar las cosas, y a reparar la marioneta que había sido dañada durante el combate, mientras pensaba en todo lo que había pasado.

« Está emocionado. Creo que le he gustado como sensei » — pensó, y con tan solo imaginarlo, no podía contener la emoción. ¡Lo había conseguido! Todo había valido la pena. Los días trabajando, las coreografías preparadas, la ayuda extra... ¡Todo había funcionado!

Tanto estuvo trabajando, que se le hizo tarde. Cuando se dio cuenta, había dos personas más en el dojo con él.

Una de ellas era la mujer que había atendido a Kazuma, la viuda de Takeshi. Le miraba, burlona, mientras se cruzaba de brazos. La otra era la anciana que había ayudado Kazuma. La anciana suspiró al ver a la mujer.

— Por favor, Katsue, ¿Puedes deshacer ya la técnica? Tu aspecto es... vulgar — murmuró la mujer.
— ¡Qué aburrida eres, abuela! — Una nube de humo se liberó, y entonces, apareció una imagen bien diferente: en realidad, ella no era una viuda, ni una mujer tan mayor. Era una muchacha joven, de veinticinco años, pelo rubio y piel blanca. Tenía una cicatriz de guerra que pasaba por su ojo derecho y moría en su mejilla, pero por lo demás, era una ex-shinobi sana y fuerte, con ninguna tendencia sádica —. Hacerme pasar por viuda ha sido genial. Creo que ese es mi papel.
— Lastima que no haya ningun hombre que te aguante.
— ¡Oye!

Juro se ruborizó al verlas, y sintió alivio porque Kazuma se hubiera marchado. Desde luego, meter a tu hermana y a tu abuela en la primera prueba que haces a tu alumno no era muy profesional...

— Os pedí ayuda porque andaba un poco perdido — protestó Juro —. Espero que no hayais escandalizado a mi alumno.
— Para nada — murmuró Katsue, sacandole la lengua —. Tengo que admitir que tu alumno es... un chico curioso. Nunca me había encontrado con uno igual. Desde luego, te ha tocado un bicho raro.
— ¿Actuó bien?
— Sí, parece que sí. Pero su mirada denota inteligencia — murmuró su abuela, Furui —. No me ayudo con unos fines totalmente altruistas. Quizá se lo esperaba.
— Así que la anciana no ha conseguido darle una lección sobre la humildad — dijo Katsue, con otra sonrisa lobuna.
— Eso es lo que tu te crees, muchacha — dijo la anciana, y volvió a soltar una carcajada. Juro temió por la vida de su alumno en esos momentos.

...


Cuando a Kazuma se le ocurriera probar el caramelo que la adorable ancianita le había entregado, descubriría algo totalmente distinto: al principio, un sabor dulzón, que subía por su palador, similar al de la miel. Parecía un caramelo inocente, y porque no, delicioso.

Pero entonces, la miel se volvería hiel. La garganta comenzaría a picarle, y Kazuma empezaría a toser descontroladamente. Los ojos le llorarían y comenzaría a marearse. El efecto duraría los siguientes cinco minutos.

Así, Kazuma aprendería una valiosa lección: no hay que confiar en los desconocidos, por muy inofensivos que parezcan.

¡Hey! Con esto para mí, la trama se cierra. Puedes si quieres postear un último post sobre lo que ha pasado, o no, lo que te parezca.

Ha sido muy guay rolear como sensei ^^ Nos leemos en la próxima
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
#87
Y así culminaba para Kazuma su primer día como ninja, aunque el significado de esa palabra aún se le presentaba como algo muy lejano. Por fortuna, ahora contaba con alguien que le guiase en aquel camino, aunque no por ello sería más fácil. Puede que solo fuese menos confuso, y como con la vida, alguien podía señalarle el camino indicado, pero solo él tendría que dar los pasos que lo lleven a través del mismo.

Supongo que la vida es como una golosina misteriosa —se dijo a sí mismo, mientras desenvolvía el dulce que le habían dado.

Lo probo, sintiendo inicialmente una dulzura empalagosa, y luego poniendo una mala cara…, pues parecía que el inicio de su camino ninja era como un misterioso y aleccionador caramelo.

Ha sido cool rolear como alumno, hasta la proxima, Juro-sensei.
[Imagen: aab687219fe81b12d60db220de0dd17c.gif]
Responder