Este foro utiliza cookies
Este foro utiliza cookies para guardar tu información de inicio de sesión si estás registrado, y tu última visita si no lo estás. Las cookies son pequeños documentos de texto guardados en tu ordenador; las cookies establecidas por este foro sólo pueden ser utilizadas en este mismo sitio y no poseen riesgos de seguridad. Las cookies de este foro también llevan un registro de los temas que has leído y cuándo fue la última vez que los leíste. Los administradores NO tienen acceso a esta información, sólo TU NAVEGADOR. Por favor confirma si aceptas el establecimiento de estas cookies.

Se guardará una cookie en tu navegador sea cual sea tu elección para no tener que hacerte esta pregunta otra vez. Podrás cambiar tus ajustes sobre cookies en cualquier momento usando el link en el pie de página.
Cargando..., Cargando... de Cargando...
Situación actual: Tras la reunión mantenida por los Kage en el Valle de los Dojos, se ha firmado una renovada Alianza de las Tres Grandes. Uzushiogakure, Kusagakure y Amegakure unen fuerzas contra la invisible amenaza de los Ocho Generales de Kurama. Así, sus ninjas prometen velar por la paz y colaborar compartiendo cualquier información que obtengan de estos, tanto como garantizar la seguridad de los tres Guardianes jinchuuriki, Uchiha Datsue, Eikyuu Juro y Aotsuki Ayame.

Se está construyendo un complejo circuito de vías de ferrocarril a lo largo y ancho de Oonindo. Se prevee que el servicio de trenes del continente se inaugure a principios de Viento Gris. Al mismo tiempo, en secreto, se está instalando una red de telefonía internacional para altos cargos. Este es un secreto que los shinobi han jurado guardar para sí mismos. El teléfono está disponible de forma local en cada una de las aldeas, y aunque en Amegakure ya existía, en Uzushiogakure y Kusagakure está suponiendo toda una revolución.
[Primer Combate] Uchiha Datsue vs Aotsuki Ayame
Eikyuu Juro Sin conexión
Jōnin de Kusa
Jounin de Kusa
Nivel: 18
Exp: 17 puntos
Dinero: 610 ryō
#31
Juro había estado observando, pegado a la silla, aquella horrible batalla. Los contendientes eran un tal Uchiha Datsue, que no conocía de nada, y Ayame, la cual recordaba muy bien de su encuentro (aunque aún se le hacía raro no verla con aquella estúpida mascara de calabaza). No podría decir que apostaba por ella, pero al menos la apoyaba.

El combate había sido intenso. Primero, Datsue había empezado a dar un discurso patriótico (que a él le ha producido ganas de bostezar, por cierto), hasta que Ayame se había hartado y le había atacado. No la culpaba para nada. Pero pronto, se habían enzarzado en una increible batalla. Datsue había invocado una mole gigantesca que Juro no había visto en su vida. Se quedó alucinado, mirando como aquella cosa vapuleaba a Ayame.

— ¿Qué diablos es eso? — Había murmurado. Pero Ayame se había puesto en pie y había luchado. Agua por todas partes. Datsue sellandolo. Ella contratacando.

Y entonces, habían comenzado los verdaderos problemas.

Provocación. Engaño. Poder. Parecía que lo que había entre esos dos era mucho más profundo que una simple batalla de examen. Y Ayame había estallado entre medio, liberando algo maligno, que había hecho que a Juro se le revolvieran las tripas de una manera asquerosa.

«Este poder... ¿Es? » — Lo que le dolía ahora no era el estómago, sino el lugar dónde tenía el sello. Inconsciente, pero reprimido. Sentía ganas de vomitar.

La piel de Ayame había desaparecido. Ahora la recubría una especie de chakra puro y potente, blanco. Cuatro cuernos habían salido de ella, y dos colas. De sus dientes afilados y su aspecto de bestia, surgió una ingente cantidad de chakra, que tragó completamente, hinchandose.

— E-ella es la jinchuriki de Ame... — balbuceó, para sí. ¡La conocía! ¡Él había conocido a la jinchuriki! ¿Cómo era posible algo así? ¿Ahí? ¿En mitad del examen?

Ayame no se detuvo ahí. De sus fauces, un enorme rayo laser surgió, en dirección hacia su contrincante, quién aún se defendía con aquella mole gigante.

« ¿E-este es el poder de un bijuu? » — Otra vez, sentía su estómago arder. ¿Qué clase de poder guardaba en su interior?

El Uchiha resistió tal poderoso embite, pero pareció cansado. Probablemente, no resisitiría otro. ¿Y había alguien ahí que podría invocar un gigante así? Lo dudaba. Probablemente, Uzu quedaría reducida a cenizas si no se actuaba.

Un chico de Amegakure saltó a embestir a la criatura (por alguna razón). No logró mucho, pero Juro pensó fue muy valiente. Otra también saltó, esta vez, una muchacha pelirroja uzujin. La reconoció al instante (¡Eri!). Ella saltó al peligro. Y entonces, otro uzujin más que conocía: Uchiha Akame. Saltaron…

… y entonces, no quedó nada de ellos. Ni de Ayame ni de los otros tres. Desaparecieron.

— No entiendo esto. No entiendo esto — murmuró. No estaban muertos, ¿verdad? Ayame no los había podido pulverizar. ¿Quizá estaban en otro lugar? ¿Algun poder de teletransportación? Era lógico apartar al peligro.

En las gradas, vio más. Uchiha Datsue quieto en la arena. Un ninja de Amegakure (¿era un tiburón o un humano) bajando. Y luego, Daigo, que bajo también.

« ¿Pero este tío es imbécil? » — Lo que le faltaba ya a Kusagakure, meterse en este fregado. Tenía que sacarlo de ahí.

Una voz interrumpió sus pensamientos. Era Keisuke.

—¿Están bien? ¿Necesitan algún tipo de atención médica?—

— Estoy bien. Gracias, Keisuke-san — dijo Juro, dedicándole una sonrisa sincera, pero cargada de nervios —. La situación se esta descontrolando. Es horrible, pero tengo que ir con los míos. Espero que nos volvamos a ver.

Se despidió de Keisuke y de Karamaru (no llegó a ver a Nabi, claro), y entonces, bajó a las gradas, donde se encontraba uno de cada villa. Especialmente, en dirección hacia Daigo. Veloz como un rayo, pronto llegó al a escena de confrontamiento. Al parecer, el tiburón de Amegakure y el Uchiha de uzushiogakure estaban discutiendo (probablente, por Ayame). Daigo parecía querer mediar o meterse en medio. Juro se llevó una mano a la cara.

Llegó abajo, y entonces observó a los dos shinobi ajenos a él. Ni les conocía ni quería ahora mismo. Datsue y Kaido, dos sombras peligrosas para él.

— Uh… ¡Hola! Lamento todo lo que está pasando… por aquí no queremos problemas. Solo voy a hablar con mi compañero — murmuró, acercándose a Daigo —. ¡Gracias! Seguid con vuestra conversación.

Probablemente estaban tan enfrascados que ni se darían cuenta, pero Juro agarró a Daigo del brazo en cuanto pudo, y le habló en un tono de voz más bajo, para que solo le oyera él.

— ¿A quién coño se le ocurre saltar a la grada a una muerte inminente? Qué habría pasado si llega a estar, ¿eh? ¿Habrías parado tú uno de esos putos laseres con la boca? — murmuró. Daigo escucharía una voz que Juro no había usado ni como capitán. Estaba furioso. Luego, se relajó un poco —. Deberíamos buscar a Yubiwa-san y marcharnos de aquí rápido. Lo sabes, ¿no? Esto se va a descontrolar.
Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
Tsukiyama Daigo Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 13
Exp: 0 puntos
Dinero: 500 ryōs
#32
La bestia se deshizo del peliverde de un solo potente coletazo con la misma facilidad con la que él mismo se había deshecho de más de un insecto en su vida.

Salió disparado varios metros y rodó otros tantos más hasta que finalmente se detuvo. Dolía, dolía demasiado, pero de momento podía soportarlo.

Si se esforzaba, todavía podía levantarse una vez más.

—¿A quién coño se le ocurre saltar a la grada a una muerte inminente? Qué habría pasado si llega a estar, ¿eh? ¿Habrías parado tú uno de esos putos laseres con la boca?

La voz de Juro lo detuvo por completo.

Habían momentos en los que uno debía retirarse, esperar a un momento más indicado para actuar. Este era uno de esos momentos. Pues si se le ocurría volver a levantarse no solo podría morir, sino que sería en vano.

—Tsk —chasqueó la lengua y miró a otrl lado, maldiciendo su impotencia—, yo... pensé que podría haceros algo de tiempo... lo siento.

Juro pareció calmarse.

—Deberíamos buscar a Yubiwa-san y marcharnos de aquí rápido. Lo sabes, ¿no? Esto se va a descontrolar.

Sabiendo que Juro tenía razón, Daigo se puso de pie apoyándose sobre una de sus rodillas.

—Sí, vamos.


Vida

98/150

-12
-40


Chakra

116/140

0


Inventario:
  • Hitai-ate (Frente)
  • Esposas supresoras de chakra (colgadas de la parte derecha de su cadera)

• Fuerza: 31
• Resistencia: 20
• Aguante: 20 - 10
• Agilidad: 21
• Destreza: 30
• Poder: 20
• Inteligencia: 28
• Carisma: 50
• Voluntad: 50
• Percepción: 20


En el anterior turno me resté 20 PVs por algún motivo, lo he corregido e.e

—hablo
«pienso»

¡Muchas gracias a Rōga por el sensual avatar!
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 15
Exp: 6 punto
Dinero: 570 ryō
#33
Estaba deseando ver los combates de aquella fase el examen de ascenso a chunnin y por fin el día había llegado. Allí, varios conocidos e incluso su compañero de equipo sacarían todo su arsenal para demostrar que merecían la plaquita que les otorgase aquel anhelado rango para dejar de ser estúpidos gennins. Pero a mi lo que me interesaba era ver com,o habían crecido todos, cuan fuertes se habían vuelto algunos...

El primero era el de Aotsuki Ayame y Uchiha Datsue. a ambos los había conocido. La primera fue su verdugo en el torneo de los dojos y el primero el gilipollas que había montado su primer imperio denominado como Corazón Uzureño. Recordaba aquella conversación de Koko en el valle. Recordaba que me contó algo de sus ojos y del increíble manejo del Katon que tenían los de su clan. Aquel debía ser un combate espectacular. Y ahí estaba yo, en la grada observando ansioso.

En un primer intento, el Uchiha no pudo evitar hacer uso de su jodida labia para provocar. No puedo decir que no me esperase aquello, pero si que fue algo, hasta cierto punto inesperado. Después vino un intercambio de jutsus impresionantes. Aquello estaba cumpliendo con todas las expectativas pero me estaba empezando a dar el mal rollo. Se estaba caldeando demasiado el ambiente y entonces...

«¿Qué cojones es esa mole? ¿De donde la ha sacado?»

Una cosa estaba clara, parecía ser de puro chakra y recubría todo el cuerpo del gennin. Seguía aquella demostración de poder. La gente disfrutaba. Más tarde, Ayame perdió todo control para verse recubierta de un chakra blanco extraño el cual fue dibujando una silueta de la que emanaban cuernos de su cabeza y colas por la parte trasera de su cuerpo y, bueno, en ese momento supe que estábamos todos jodidos y que se había ido todo de madre.

«¡¿Un puto láser?!» pensé con la boca abierta de par en par.

Sudaba. Lo hacía de puro miedo. Estaba frío y caía por mi frente. Pero Datsue absorbió aquel feroz ataque con el puto ojo. Hubiese abierto más mi boca, pero mis mandíbulas no cedían más, así que no lo hice. En ese momento hubo un cúmulo de valientes dispuestos a solucionar todo eso por sus propios medios. Daruu en primera instancia intentó algo que salió mal, luego el gilipollas de Daigo tuvo que hacerse el héroe pero no le sirvió de nada. Más tarde una pelirroja y Uchiha Akame hicieron desaparecer a Ayame y Daruu para no volver a aparecer.

«No... Esto es malo, joder»

Así que ese era el propósito de Uzushiogakure. Las cosas iban a ponerse feas y la paz ya se había ido a tomar por culo. Kaido y Juro también bajaron al campo de batalla. El azulado de Amegakure quería respuestas y se las estaba pidiendo al Uchiha que con suerte se mantenía en pie después de todo aquel derroche de chakra que había realizado. Sentí la imperiosa necesidad de ayudar a mis compañeros. Teníamos que largarnos de allí y debíamos hacerlo a la mayor brevedad.


— Perdóneme, Yubiwa-dono

Vi que nos estaba reuniendo, pero lo importante para mí estaba abajo. Así que salté la valla o lo que quedase de ella y descendí hasta donde estaban Juro y Daigo.

— Vamos a ver, ¿Qué coño estáis haciendo? Hay que largarse, ¡Vamos! que se maten ellos si tanto lo desean, esto no va con nosotros

Kumopansa estaba sujeta muerta de miedo en mi espalda, por si era necesario utilizarla.
[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
#34
Algo o alguien aterrizó como un obús humano en el centro del estadio. Su voz, gutural, se proyectó por las gradas con un desgañitamiento desesperado.

¡NINJAS DE AMEGAKURE NO SATO! —dijo Shanise, mientras avanzaba caminando pero con ritmo preocupante hacia Uchiha Datsue—. ¡Retírense hacia el barco, en el puerto! ¡Nos vamos!

Shanise sujetaba una uchigatana en su mano derecha. Extendió el brazo hacia Datsue y le apuntó con ella.

Tú, puta rata asquerosa. ¿¡Dónde os habéis llevado a mi Ayame-chan!?

»¡HABLA!
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 24 puntos
Dinero: 5 ryōs
#35
Caos. No había una palabra que lo definiese mejor. Recorría las gradas como la peor de las pestes y los envenenaba a todos. Gente histérica. Chillando. Corriendo de un lado para otro entre empujones. Un kusajin trató de detener en vano a Ayame y salió despedido como una mosca.

«Típico de un kusareño…»

Más ninjas de verde se reunieron junto a él. Conocía a uno de ellos: Yota. Arriba, en lo alto de las gradas, creyó distinguir a Keisuke. «La hostia… ¡Huye!» Con todo el caos reinante, no se le iba a presentar una oportunidad como aquella en la vida. Una vida que, dicho fuese de paso, se le antojaba corta. Muy corta.

¡NINJAS DE AMEGAKURE NO SATO! —Una voz atronadora le sorprendió a su espalda. El Uchiha se dio la vuelta, viendo cómo se le acercaba la que parecía la líder de Amegakure en aquel instante, a falta de la Arashikage. «La conozco. Estaba en el edificio del Morikage aquella vez…»

Tú, puta rata asquerosa. ¿¡Dónde os habéis llevado a mi Ayame-chan!?

¿Y dónde se habían llevado ellos a su Aiko-chan?, tuvo ganas de responderle.

»¡HABLA!

Datsue notó una levísima, casi inapreciable, diferencia entre la forma en que aquella mujer le preguntaba por el paradero de Ayame y Kaido. Era… ¿Cómo decirlo? Como si antes se lo hubiese preguntado un gatito maullando y ahora un león enseñando los colmillos.

Los colmillos, sobraba decirlo, era la punta de la katana que apuntaba a su cuello y le hizo retroceder un paso de forma instintiva —y un segundo de forma voluntaria—. Tuvo que reprimirse de activar el Sharingan, no fuese a considerarlo un ataque y liarla más.

¡No lo sé! ¡Podrían estar en cualquier parte, a semanas de aquí! —respondió, sincero—. Pero junto a Akame fueron Daruu y Eri. Ella es una Uzumaki más que preparada para reestablecer el sello de Ayame. ¡Estará bien! ¡Sé que lo estará!



PV:

155/220

+10


CK:

79/310

+20


*Sharingan desactivado*

Fuerza: 40
Resistencia: 40
Aguante: 60 50
2/3 turnos

Agilidad: 50
Destreza: 60
Poder: 60
Inteligencia: 70
Carisma: 60
Voluntad: 50
Percepción: 40 58

· Bandana (Hombro derecho)
· Portaobjetos (Costado izquierdo)
· Portaobjetos avanzado (Costado derecho)
· Chīsana Makimono (suelo)
· Ōkina Hyōrōgan (gastado)
· Hikaridama (gastada)
· Kunai (Pecho Ayame)
· Sello explosivo de clase B (Mango del kunai)
· Ōkina Chirōgan
4/5 turnos

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Sama-sama Sin conexión
Webmaster
Webmaster
#36
¡¡MENTIRA!! —bramó una Shanise enfurecida, acercándose a Datsue a velocidades crecientes—. ¡La habéis secuestrado! ¡Pensásteis en aprovechar el momento! ¡Seguro que ya lo sabíais y la habéis desestabilizado a propósito, como ese ninja del perro el otro día! ¿¡También os lo contó esa sucia rata!?

Se giró un momento hacia la grada.

¡¡Keisuke!! ¿¡Dónde estás!? ¡¡VOY A PARTIRTE EN DOS!!

»Pero primero, me encargaré de ti, tú que te reíste de alguien como Amekoro Yui...

Shanise levantó su katana. La bajó y...

...se encontró con otro filo.

¿Qué es esto, Shanise? Liberáis un bijuu en medio de mi villa? Creía que Zoku había muerto hace mucho tiempo, pero parece que su espíritu y voluntad recorren el mundo e inundan los corazones —dijo Hanabi, que con su propia katana guardaba ahora a Datsue, como si éste último no le hubiera causado suficientes disgustos. Hanabi echó la vista hacia atrás y dijo—: Corre, Datsue. Protege a los genin y a los civiles. Mantén un ojo avizor a los ninjas de otras aldeas. Házlo si quieres ganarte de nuevo la placa.
[Imagen: MsR3sea.png]

Esta cuenta representa a la totalidad de los administradores de NinjaWorld.es

Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 24 puntos
Dinero: 5 ryōs
#37
¿Mentira? ¡¿Mentira?! Datsue era un mentiroso de campeonato, sí, y normalmente no le molestaba que le acusasen de ello. Pero, ¡por una vez que decía la verdad! Oh, le sentó como una patada en los testículos. La mujer avanzó hacia él a velocidad alarmante y a Datsue no le daba tiempo a retroceder.

Le acusó de secuestrarla. Le acusó de provocarla a propósito para desestabilizarla. Tonterías. Tonterías con mucha lógica desde su punto de vista, si se paraba a pensarlo. «¿El ninja del perro? ¿Qué coño…?»

Y, por un momento, la tempestad que era aquella mujer decidió darle una tregua y centrar su foco en otro. «Por mis cojones, Keisuke. ¡No vengas!»

—Pero primero, me encargaré de ti, tú que te reíste de alguien como Amekoro Yui...

La tregua había pasado. Vio la hoja de la guillotina bajar sobre su cuello. Un destello carmesí brilló en sus ojos. El sonido característico del acero entrechocándose con el acero inundó sus oídos. Era Hanabi. Acababa de salvarle la vida.

De pronto, se sintió más tranquilo. No con esa calma extraña y hasta sobrenatural que le invadía cuando estaba junto a Shiona, pero sí más seguro. Como si el peligro mortal y asfixiante que le envolvía se hubiese convertido simplemente en un peligro del que había que tener cuidado, pero del que uno podía salir vivo si no metía la pata.

¿Qué es esto, Shanise? ¿Liberáis un bijuu en medio de mi villa? Creía que Zoku había muerto hace mucho tiempo, pero parece que su espíritu y voluntad recorren el mundo e inundan los corazones. —Datsue sabía que aquello era injusto, tanto o más como las palabras que la propia Shanise le había propinado. Por tanto, no sería él quien se quejase ahora—. Corre, Datsue. Protege a los genin y a los civiles. Mantén un ojo avizor a los ninjas de otras aldeas. Házlo si quieres ganarte de nuevo la placa.

Hanabi-sama —Datsue realizó un seco movimiento con la cabeza, asintiendo de forma rápida. No había tiempo para formalidades. Dedicó una última mirada a Shanise, se detuvo por un efímero instante en la figura de Kaido, y arrancó a correr hacia las gradas.

Creyó ver a Nabi entre la marabunta de gente, allí donde también le había parecido ver a Keisuke. ¿Qué le había dicho Hanabi? ¿Mantener un ojo avizor a los ninjas de otras aldeas? Pues iba a tener que cumplir las órdenes a rajatabla, y mantener ese ojo avizor en cierto amejin…

Haciendo uso del chakra, corrió en vertical por la pared y pegó un gran salto hacia las butacas.

¡Nabi! ¡¿Todo bien por aquí?! —preguntó rápidamente cuando llegó junto a él—. ¡Avísame si hay algún altercado! Tengo que… ¡Eh, Keisuke! —¿Era él? Con tanta gente…—. ¡Keisuke, por mi estampa! ¡Escóndete antes de que sea demasiado tarde!




PV:

165/220

+10


CK:

61/310

-18


*Sharingan activado*

Fuerza: 40
Resistencia: 40
Aguante: 60 50
3/3 turnos

Agilidad: 50
Destreza: 60
Poder: 60
Inteligencia: 70
Carisma: 60
Voluntad: 50
Percepción: 40 58

· Bandana (Hombro derecho)
· Portaobjetos (Costado izquierdo)
· Portaobjetos avanzado (Costado derecho)
· Chīsana Makimono (suelo)
· Ōkina Hyōrōgan (gastado)
· Hikaridama (gastada)
· Kunai (Pecho Ayame)
· Sello explosivo de clase B (Mango del kunai)
· Ōkina Chirōgan
5/5 turnos

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder
Inuzuka Nabi Sin conexión
Genin de Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 20
Exp: 25 puntos
Dinero: 3000 ryō
#38
¡Nabi! ¡¿Todo bien por aquí?!

Llevaba un rato en pausa. Aferrado a la barandilla viendo por donde había desaparecido, literalmente, Eri. Había saltado detrás de Daruu hacia el bijuu, y un chaval había aparecido en escena, con los ojos tan rojos como Datsue y el chaleco que él había perdido. Y sin más, pim, y no había nadie. No había bijuu, no había peligro, pero el caos no paró, se duplicó. De repente, todos creían que la bestia estaba encima de sus cabezas o algo así.

El ruido parecía tan lejano. La fuerza con la que apretaba la barandilla, parecía tan irrelevante. Miraba el vacío que habían dejado los cuatro ninjas al desaparecer. Y ahora aparecía Datsue, y me decía, ¿todo bien por aquí?

No, Datsue, no hay nada bien por aquí. ¿¡Qué coño acaba de pasar!? ¿¡Donde están!? Datsue, el que se los ha llevado era un Uchiha, ¿quien era? ¿Qué está pasando?

Agarré a Datsue para asegurarme que no se fuera sin contestarme. Si alguien sabía qué acababa de pasar era él. Stuffy no dijo nada, solo estaba atento, pendiente de qué pudiese pasar.
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
Sasagani Yota Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 15
Exp: 6 punto
Dinero: 570 ryō
#39
Aotsuki Ayame y aquellos 3 ya no estaban, desaparecieron, pero las cosas seguían tan caldeadas en ese estadio como si estuvieran en una jodida olla a presión. El más mínimo chispazo desencadenaría en la peor pesadillas de todos los presentes. En las gradas seguía reinando el caos, por supuestisimo.

Apareció aquella mujer, la jonnin enviada por Amegakure como capitana del escuadrón de la lluvia en la misión de los hilos de chakra. Exigía la retirada de todos los miembros de su aldea pero antes quería discutir el paradero de su jinchuriki con Datsue. Tragué saliva mientras observaba aquello. El gennin estaba en una posición para nada favorable y el filo de aquella katana le apuntaba y le sugería que le diese las respuestas solicitadas. Pero este no dio la respuesta que la de Amegakure quería y el frío acero se movió como si tuviese pensamiento propio.

Un choque de acero impidió una nueva tragedia.

En esta ocasión el Uzukage en persona que dio órdenes muy claras a su Uchiha.


— Hanabi-sama... — mascullé entre dientes.

Datsue aceptó las órdenes sin rechistar y por tanto, sin dar a conocer el paradero de la jinchuriki de Amegakure. ¿Por qué narices se emperraban en seguir aumentando la tensión y joder aún más la situación?

«No me dejas opción, Datsue»

No era lo que tenía que hacer y no iba a ganarme el respeto de Yubiwa ni de Kenzou-sama con mi imprudente acto. Pero un impulso irrefrenable empezó a moverme. Me erguí, sin ver ni saber qué harían mis camaradas.


— ¡NO! Espera, Uchiha Datsue

Empecé a moverme más deprisa, a correr, tras aquel tipo quién, uní mis manos formando sellos, un total de 3, y mientras se disponía a escalar el muro que le llevaría hasta la grada disparé una masa dorada y pegajosa en la trayectoria del Uchiha que le apresaría si nada ni nadie lo impedía.

— ¡Diles donde está la jodida jinchuriki y no empeores más las cosas, Datsue!


Estado de Yotita

• PV:

150/150




• CK:

156/180

-24



  • Fuerza: 35
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 30
  • Destreza: 45
  • Poder: 40
  • Inteligencia: 40
  • Carisma: 20
  • Voluntad: 20
  • Percepción: 40


[code][spoiler=Inventario]
  • Portaobjetos [Muslo derecho] [6/10]
    • Hilo shinobi (30 metros)
    • Kemuridama x1
    • Hikaridama x1
    • Pack de 5 cascabeles
    • Sello explosivo clase C x1
    • Shuriken x2 (8 PV/corte superficial, 12 PV/corte e impacto directo)

  • Fuuma Shuriken x1 25 PV/corte superficial, 40 PV/corte, 65 PV/impacto (En el cinto por el costado izquierdo)

  • Mecanismo oculto de kunai [Muñeca izquierda]
    • Kunai (9 PV/golpe con anilla, 8 PV/corte superficial, 12 PV/corte, 18 PV/penetración)

  • Mecanismo oculto de kunai [Muñeca derecha]
    • Kunai (9 PV/golpe con anilla, 8 PV/corte superficial, 12 PV/corte, 18 PV/penetración)

  • Hankyu y carcaj de 15 flechas (15 PV/flecha) (Colgado en la espalda)

  • Ninjato (15 PV/golpe con mango o vaina, 20 PV/corte superficial, 30 PV/corte, 40 PV/penetración) (en horizontal en la parte trasera del cinto)

¤ Senpou: Nenkin no Yodare
¤ Arte sabio: Baba de oro líquido
- Tipo: Apoyo
- Rango: C
- Requisitos: Senjutsu 30
- Gastos: 24 CK
- Daños: -
- Efectos adicionales: Atrapa al enemigo durante 2 turnos
- Sellos: Dragón → Mono → Carnero
- Velocidad: Rápida
- Alcance y dimensiones: A distancia, 10 metros. El proyectil mide medio metro de diámetro.
El usuario concentra el chakra en su garganta para luego lanzar un proyectil en forma de escupitajo que se va expandiendo a medida que vuela con el objetivo de atrapar al objetivo en esta masa de oro líquido que busca inmovilizar de forma parcial al enemigo. La baba mide, en el momento del impacto un diámetro de medio metro y se adherirá a cualquier tipo de superfície, ya sea pared, suelo o techo durante 2 turnos, pudiendo dejar a la víctima expuesta a nuevos ataques. Si se conoce la técnica con anterioridad se puede aplicar chakra en los pies para evitar quedar atrapado. El proyectil viajará como máximo 10 metros antes de ser disipado o hasta que impacte con algo.

Daño recibido
Daño causado

[Imagen: K1lxG4r.png]

[Imagen: dlinHLO.png]

Narro ~ Hablo ~ Pienso ~ Kumopansa
Responder
Umikiba Kaido Sin conexión
Exiliado
Nivel: 26
Exp: 19 puntos
Dinero: 4450 ryō
#40
Su pequeño e ínfimo rifirrafe con Uchiha Datsue quedó de pronto en un segundo plano con la súbita y repentina aparición de Shanise.

Shanise era una jounin, mano derecha de Amekoro Yui, quien les había acompañado hasta los linderos de Uzushiogakure como cabecilla y principal encargada de la comitiva. Y por tanto, era la más adecuada en eso de velar por el bienestar de los suyos. Daba la maldita casualidad que Ayame lo era. Y se la habían llevado delante de su propia cara, para más inri.

Ahora, la respuesta que clamaba Kaido en un principio también lo clamaba ella. Y su increpación tuvo mejor efecto en el Uchiha de lo que hubiera podido lograr él.Pero no le creyó. Kaido tampoco lo hubiera hecho. ¿Cómo confiar en esa rata inmunda, después de todo lo sucedido?

Luego, un choque de espadas. El sonido de dos hierros forjados en tierras distintas blandiéndose mutuamente. Tormenta y fuego luchando impiadosamente por dar el primer corte.

Datsue, envalentonado por las palabras de su líder, huyó. Y kaido lejos de retirarse al barco como bien se lo habían pedido, le siguió durante su trayecto hasta el muro que intentó escalar con su chakra. Sin embargo, antes de poder alcanzar su objetivo —-curiosamente, se estaba dirigiendo hacia el mismísimo Keisuke—-. Una especie de gargajo dorado de abalanzó certero hacia el uzujin.

El tiburón se detuvo en seco durante el ascenso, con las manos apoyadas en el mural mientras contemplaba el efecto de aquel ataque tan sorpresivo.

<no te me vas a escapar. No está vez>
[Imagen: baOPN59.png]


— Kincho:
Responder
Inuzuka Nabi Sin conexión
Genin de Uzushio
Ninjas de Uzushio
Nivel: 20
Exp: 25 puntos
Dinero: 3000 ryō
#41
Estaba agarrado a la barandilla y tenía una vista panorámica del lugar. Así que cuando un kuseño de mierda atacó por la espalda a Datsue, lo ví. Entre el cabreo que llevaba, el caos que había en el estadio y Eri desaparecida tenía la paciencia por los suelos.

¡Stuffy!

Y él lo entendió al instante. Se lanzó entre el proyectil y Datsue y en cuanto éste se aproximó a las gradas, lo tiré hacia dentro y salté a por el kuseño. Me acerqué a él y le lancé un puñetazo a la cara sin pararme a pensarlo.

¡¿Qué coño haces?!
Nabi
[Imagen: 23uv4XH.gif]

[Imagen: tumblr_ommjidew2V1qfq1l5o1_500.gif]
[Imagen: B9D.gif]
[Imagen: z223646398_large_large.gif]
[Imagen: giphy.gif]
Responder
Tsukiyama Daigo Sin conexión
Genin de Kusa
Ninjas de Kusa
Nivel: 13
Exp: 0 puntos
Dinero: 500 ryōs
#42
—¡Yota! —exclamó Daigo, alegre al ver que Yota se encontraba daño y salvo.

Pero ese segundo de alivio y alegría había durado más bien poco, pues en seguida una kunoichi de Amegakure hizo acto de presencia, amenazando a Datsue para que le revele la posición de Ayame.

«Oh, no, esto es malo...»

La tensión que casi podía percibirse físicamente en el aire se trasladó a los músculos del peliverde, que se tensaban y se destensaban mientras apretaba.

Quería que hacer algo, debía hacer algo, pero no podía. En verdad, no debía.

¿Pero qué pasaría si no reaccionaba? Uchiha Datsue podía morir a manos de aquella amejin en el sitio, sin más.

¿Pero acaso tenía Daigo el poder de marcar una diferencia en esa situación? ¿Tenía la capacidad de ayudar?

La respuesta estaba más que clara al peliverde

Finalmente, el filo de la amejin se abalanzó sobre Uchiha Datsue.

Daigo formuló un sello y dio un paso al frente. Debía hacer algo. Debía hacer algo.

No le quedaban energías. No era lo suficientemente rápido.

Pero Hanabi, el actual Uzukage, si lo era.

En un parpadeo detuvo el arma de la amejin y le ordenó a Datsue que se marchara. El Uchiha obedeció y se dirigió a las gradas.

—¡NO! Espera, Uchiha Datsue

—¿¡YOTA!?

Yota empezó a correr tras Datsue, seguido por Daigo, pero esta vez los pies del peliverde no sé movían por sí solos, No, está vez quería hacerlo.

Yota se había metido en un buen lío, los había metido en un buen lío y ahora tenían que arreglárselas para salir bien parados.

Todavía en carrera el Sasagani lanzó una masa dorada y pegajosa hacia el Uchiha que fue interceptada por un...

«¿Un perro?»

Tras él, un chico se lanzó a por Yota, pero fue interceptado por Daigo, que lo placó con el hombro para proteger a su compatriota.

—¡Perdón! —era sincero, no quería pelear ni hacerle daño a nadie... culpad a Yota.

El peliverde se encuadró en su postura de combate frente a Nabi, con ambos puños a la altura de la mandíbula y la pierna izquierda adelantada.

—¡Más te vale tener un plan, porque esto no tiene sentido!

Le dijo a su compañero sin voltear a mirarlo. Si Yota tenía un plan, debía ganarle tiempo.


Vida

98/150

0


Chakra

126/140

+10


Inventario:
  • Hitai-ate (Frente)
  • Esposas supresoras de chakra (colgadas de la parte derecha de su cadera)

• Fuerza: 31
• Resistencia: 20
• Aguante: 20 - 10
• Agilidad: 21
• Destreza: 30
• Poder: 20
• Inteligencia: 28
• Carisma: 50
• Voluntad: 50
• Percepción: 20


5 PV por placaje.

—hablo
«pienso»

¡Muchas gracias a Rōga por el sensual avatar!
Responder
Eikyuu Juro Sin conexión
Jōnin de Kusa
Jounin de Kusa
Nivel: 18
Exp: 17 puntos
Dinero: 610 ryō
#43
Todo parecía ir bien. Daigo le había entendido. Entonces, todo iría bien, ¿verdad? Los dos huirian con su superior y todo saldría bien.

A su espalda, la cosa se empezó a desmadrar. Apareció una mujer (podría ser la responsable de Amegakure) ante Datsue, chillando porque habían secuestrado a Ayame. Juro escuchó las palabra aún en la distancia, y no supo si decía la verdad. Datsue lo negaba, pero, ¿Quién sabe? No conocía a ninguno y no tenía intención. En mitad de la ejecución del chico, apareció Hanabi-sama, el Uzukage.

« Esta mierda se descontrola. Esta mierda se descontrola »

Yota apareció de pronto, exclamando que debían de subir.

— ¡Ya lo sé, joder! ¡Ya lo...! — exclamó.

Pero al parecer, el destino era caprichoso, y el chico al que tanto le hubiera gustado ver en otras condiciones, condenadamente gilipollas. Porque en lugar de seguir su ejemplo (les acababa de gritar hacía cinco segundos) se fue detrás de Uchiha Datsue, cuando trataba de huir.

«Es una puta broma »

En un segundo, Daigo hizo el sello, y desapareció detrás de él.

« TIENE QUE SER UNA PUTA BROMA » — Maldijo a Yota, a su familia, a sus descendientes, a sus arañas y a todo lo vivo relacionado con aquel maldito.

Yota intentó atacar a Datsue (ya ni le sorprendía). Nabi y Stuffy aparecieron en medio. Stuffy recibió una especie de masa pegajosa y quedó pegado a la pared (eso le dio lastima. El pobre perro no tenía la culpa). Nabi se alzó para enfrentarse a Yota. Daigo entonces apareció y confrontó a Nabi.

Juro se hartó de todo. Estaba cabreado. Muy cabreado. No solo porque le hubiera desobedecido su compañero, sino porque también estaban peleando con alguién que, en otro caso, había considerado su amigo. Se estaban matando. Y todo por Ayame y por aquel condenado Uchiha.

No quería participar en aquella estupida sangría. Lo tenía claro.

Juro apareció detrás de Yota y de Daigo con un simple sello del carnero, esperando pasar desapercibido entre todo el caos que se estaba produciendo. Tenía el sello en la mano, y sus pulmones se hincharon.

Exhaló una gran pantalla de humo hecho de su propio chakra, que pronto taparía a Yota, a Nabi, a Daigo y a todo el que estuviera cerca a seis metros a la redonda. Cegar para evitar una confrontación directa. ¿Era inteligente? Solo esperó que fuera suficientemente rápido para evitar una represalia real.

Tanto Yota como Daigo notarían un tirón en su espalda. Juro había colocado un hilo de chakra a la altura de su nuca cuando se habían despistado.

Juro corrió, aprovechando la distracción y el humo, en dirección contraria a la pelea, hacia donde se supone que estaban reagrupandose. Tiró de ambos de sus compañeros.

— ¡Nos largamos de aquí, LOS TRES! — exclamó, cabreado con su compañero, y con todos en general. Después de dar el primer tirón, el hilo se desharía, y ambos tendrían que correr por sí mismo. Si no lo hacían, entonces si que habría problemas de verdad.

Estado de Juro

PV:

200/200


CK:

128/180

-
14
-
16
-
22



¤ Hitai-ate [Atada al cuello]
¤ Portaobjetos básico [5/10]
  • Picadura de mosquito
  • Mordisco de serpiente
  • Veneno común
  • Chīsana Makimono [en la cintura, parte izquierda]
  • Chīsana Makimono [en la cintura, parte derecha]
¤ Marioneta Básica [Sellada en makimono izquierdo]
  • Cuchillas Acoplables X 2 [2/2 ranuras acoplables para cuchilla]
  • Bola de Fuego Marionetista [3/3 espacios lanzadores palma de la mano]
  • Bola de Humo Marionetista [1/1 lanzador en la boca]
  • Escudo Retráctil [20/20 PV] [espacio único pecho]
¤ Marioneta Mejorada [Colgada de la espalda]
  • Cuchillas Acoplables X 2 [2/2 ranuras cuchilla en dedos]
  • Cuchillas Acoplables X 2 [2/2 ranuras cuchilla en estómago]
  • Bola de Fuego Marionetista [3/3 tubos lanzadores palma de mano]
  • Bola de Veneno Marionetista [2/2 tubos lanzadores boca]
  • Gancho Retráctil para Marionetas [1/1 espacio para gancho retractil estómago]
  • Cola de Escorpión [espacio único espalda]


Fuerza: 30
Resistencia: 40
Aguante: 30 (5 turnos)
Agilidad: 40
Destreza: 60
Poder: 40
Inteligencia: 40
Carisma: 30
Voluntad: 30
Percepción: 30


¤ Sunshin no Jutsu
¤ Técnica del Parpadeo Corporal
- Tipo: Apoyo
- Rango: D
- Requisitos: Ninjutsu 40
- Gastos:
  • 14 CK/20 metros
  • 52 CK para huir de un combate
- Daños: -
- Efectos adicionales: Cada uso restará 10 puntos de aguante durante los próximos 5 turnos
- Sellos: Carnero/una mano
- Velocidad: Instantánea
El Sunshin no Jutsu es una técnica basada en un movimiento ultrarrápido, permitiendo a un ninja moverse de cortas a largas distancias a unas velocidades casi imperceptibles. Para un observador cualquiera, resulta como si el usuario se hubiera teletransportado. En ocasiones, se utiliza una pequeña señal para camuflar los movimientos iniciales del usuario. Esta técnica se basa en el uso del chakra para vitalizar temporalmente el cuerpo y moverlo a velocidades extremas. La cantidad de chakra requerida depende en la distancia total y la elevación entre el usuario y el destino. La técnica puede usarse, además, para escapar del campo de batalla. Las diferentes villas tienen variaciones de esta técnica, e incluyen un elemento extra para distraer al oponente. En Konoha, se utiliza un rastro de hojas.


¤ Fūton: Sunabokori
¤ Elemento Viento: Nube de Polvo
- Tipo: Apoyo
- Rango: D
- Requisitos: Fūton 15
- Gastos:
  • 8 CK
  • (Fūton 30) (multiplicable x2)
  • (Fūton 45) (multiplicable x3)
- Daños: -
- Efectos adicionales: Crea una nube de polvo que entorpece la vista
- Sellos: Carnero
- Velocidad: Muy rápida
- Alcance y dimensiones: La nube de polvo abarca 3 metros a la redonda por multiplicación
Esta técnica es utilizada para escupir una gran cantidad de viento cargado de polvo desde la boca. En sí, el polvo que expulsa el usuario ya es suficiente para cubrir un gran área, pero la técnica levantará polvo incluso más denso si se utiliza sobre el suelo.


¤ Chakura no Ito
¤ Hilos de Chakra
- Tipo: Apoyo
- Rango: C
- Requisitos: Marionetista 20
- Gastos: 11 CK por conexión
- Daños: -
- Efectos adicionales: Permite mover objetos, articulaciones o incluso una persona entera
- Sellos: Ninguno
- Velocidad: Moderada
- Alcance y dimensiones: Cuerpo a cuerpo (clavar los hilos), 15 metros de longitud
Técnica que se utiliza generalmente por los miembros de esta brigada para enseñar a sus alumnos a controlar sus marionetas en la batalla. Cuando un alumno adquiere suficiente experiencia es capaz de usar los hilos para más cosas que manejar marionetas básicas. Dado que estos hilos están constituidos a partir de chakra muy concentrado, son visibles para el ojo común. Esto permite desde arrastrar objetos hacia ellos con los hilos, así como empujarlos.

Hablo / Pienso

Avatar hecho por la increible Eri-sama.

...

Sellos implantados: Hermandad intrepida
  • Juro y Datsue : Aliento nevado, 218. Poder:60
Responder
Inuzuka Etsu Sin conexión
Sin ficha
Nivel: 15
Exp: 10 puntos
Dinero: 440 ryōs
#44
Está bien, está bien... —terminó de aceptar el Inuzuka, ante su pesado hermano —y también me pone un cubo de palomitas extra grande. Éste maldito es un glotón.

Frente al Inuzuka, el encargado del puesto aún no tenía claro cómo o porqué podía hablar con el perro el chico con el que negociaba. Pero bueno, los ingresos son los ingresos. Miró al can, y éste afirmó con un gesto de cabeza, como si estuviese de a cuerdo. Se encogió de hombros, y sirvió también el cubo de palomitas.

¿Ababaur?

¿¡EN SERIO!?

Señaló el Inuzuka el mostrador del pequeño puesto, que estaba inundado por la "pequeña" compra, furibundo. No habló, lo señaló. Quitó por un instante el gesto. Intentó calmarse. Volvió a mirar el mostrador, la vena se le hinchó. Volvió a señalar la compra. Miró al can. Miró la compra. Volvió a mirar al can. Volvió a gesticular lo que señalaba, obviamente de nuevo la compra.

¿¡EN... SERIO!?

El huskie dejó caer un suspiro.

Si eso es todo, serán 100 ryos —zanjó el tendero, viendo que tras el chico y su perro habían mas clientes esperando.

Aquí tiene... —respondió el rastas.

Con las mismas, sacó el dinero de su bolsillo, y se lo ofreció al hombre. Éste lo tomó, y se dirigió hacia la caja, en pos de cobrarlo. Entre tanto, Etsu realizó un simple sello, y su hermano tomó su misma apariencia. Obvio que no se iba a librar de llevar todo lo que había pedido por el hecho de tener zarpas.

Aquí tiene. Muchas gracias, y vuelva pronto.

Ni con su intento de parecer acostumbrado el hombre pudo dejar de lado el hecho de que ahora hubiesen dos rastafaris en su puesto. Se rascó la sien, cansado ya de tratarlo, y volvió la mirada tras éste —el siguiente, por favor.

Entre Etsu y Akane, pillaron el cubo gigante de palomitas, los dos refrescos gigantes, la bolsa extra grande de frutos secos, las 10 chocolatinas, la manzana con caramelo, la botella de agua para el abuelo, y las patatas fritas onduladas que tanto le habían gustado. Cargados hasta las trancas, tomaron camino hacia el estadio. Estaban realmente cerca, en una de las tiendas mas próximas al mismo.

Espero no perderme el primer combate... vaya ideas las tuya, Akane. Aunque peor es que el abuelo te haya dado la razón. Será porque él no se acordó de pillar una botella de agua y le convenía...

Bruuuuuuh

El Inuzuka arqueó la ceja, y lo miró descaradamente —¿qué clase de ladrido es ese? ésto está empeorando tío, te estás alejando de los ladridos normales, y de nuestro idioma... ¿no te estarás viendo con alguna caniche extranjera, no?

Su clon asalvajado alzó la mirada, y la torció, aparentemente indignado. Últimamente se indignaba con demasiada facilidad, la verdad. Pero bueno, ya casi habían llegado. Akane tomó un poco la delantera, y abrió la puerta tal y como pudo, empujando con la espalda.

Gracias.

Entró y tras de él Akane, y comenzaron a andar directos hacia las gradas. Había un poco de revuelo, quizás el combate ya había comenzado. Así pues, comenzaron a andar aún mas deprisa. Ya se encontraban asomando a las gradas cuando de repente...

¡BOOOOM!

Una persona cayó en mitad del estadio como si se tratase de un meteorito. Etsu corrió hacia el primer peldaño de descenso de las escaleras, dejando el resto de lado. Quería ver el encuentro, y llegaba tarde. Sin embargo, no fue lo que él esperaba. Un anuncio tan denso y abrupto como la propia voz inquirió que todos los shinobis de Amegakure se fuesen hacia el barco.

«¿Qué coño...?»

Trató de ver un poco mejor, apartando un poco el enorme cubo de palomitas y el gigantesco refresco. Y pudo verlo. Todo estaba sumido en el caos. La gente corría de un lado a otro, aunque eran muchos los que gritaban aún mas, en pos de mantener la calma. Curioso. En fin, fuese como fuese, no funcionaba del todo, porque el caos reinaba allí.

¡pluf!

Un golpe seco, y toda la compra se fue a la mierda. En realidad solo al suelo. La bebida comenzó a desparramarse, y las palomitas se apoderaron de todo el suelo en casi 1 kilómetro a la redonda.

¡LA MADRE QUE ME PARIÓ!

Akane, al igual, dejó de lado los caprichos. Frente a ellos, había estallado una guerra o algo parecido. No sabía el porqué, pero los shinobis comenzaban a combatir entre sí, y no parecía ser por cosas del propio examen. No entendía nada, pero... ¿todos eran enemigos ahora?

Tragó saliva, apretó los puños, e intentó sonreír... pero no le salía.

Sus ojos vieron el conflcto mas obvio, uno con espadas. Tras ese, el de unos chicos que... eran de Kusa. Sin duda, la guerra le afectaba... ¿no? Tomó aire de nuevo, y corrió hacia el flanco del estadio. El pecho le ardía, apenas podía respirar en condiciones. La adrenalina le hacía bombear mas sangre de la que debía. Corrió tanto como pudo, y buscó el enfrentamiento de los chicos de su aldea. Obviamente, por el camino estaría atento, no quería ser atacado por otro shinobi. Al estar lo suficientemente cerca —aún en las gradas— y con ojo avizor sobre el resto de los que andaban debajo, pudo verlo.

«¡¡TÚ!!»

Si ya le costaba mantener la calma, aún mas le costaría en ese preciso instante. Uno de los chicos que andaban en la trifulca no era otro si no Datsue, el maldito Uchiha loco. Ni lo pensó, apretó el puño tanto como pudo y mas. Gotas de sangre escaparon del mismo. Saltó, directo y sin titubeos. Si tenía que golpear a alguien en mitad de ésta guerra que se había desatado, sin duda sería a él.

Como un meteorito, fugaz y efímero —pero mortífero— el Inuzuka cayó dispuesto a golpear al Uchiha con su diestra en pleno rostro, cabeza, o lo que pillase de paso. Sin duda, llevaba inercia, y no podría controlar del todo el golpe. Tras de sí, Akane imitó el gesto, sin titubear un solo instante, pero cruzándose tras Etsu.

Lo tenía claro, defendería a los suyos. Aunque, para cuando se quisiera dar cuenta, "los suyos" se habían metido en una burbuja de humo. No quiso darle mayor importancia, seguramente era una labor estratégica.

¿¡QUÉ COÑO ESTÁ PASANDO!? —inquirió tras el merecido golpe, como quien había saludado por su casa.


Estado de Etsu


Vida

180/180



Chakra

160/160




—Objetos:
  • Bandana ninja [Brazo derecho]
  • Portaobjetos básico (2/10) [Muslo derecho]
    • Hilo shinobi (3/3)
    • Kemuri Fuda
  • Ballesta de muñeca [Antebrazo izquierdo]
  • Portavirotes pequeño [Brazo izquierdo]


* Ninguna AO *


¤ Gijū Ninpō: Jūjin Bunshin
¤ Arte del Ninja Bestia: Técnica del Clon Animal
- Tipo: Apoyo
- Rango: C
- Requisitos: Inuzuka 40
- Gastos: 15 CK activar (perro, divide regen. de chakra)
- Daños: -
- Efectos adicionales: Transforma al perro en el usuario (ver descripción)
- Sellos: Tigre
- Velocidad: Instantánea
- Alcance y dimensiones: -
El Jūjin Bunshin es una técnica de transformación utilizada por el clan Inuzuka.

Permite transformar al perro del usuario en una copia perfecta de sí mismo. Combinada con el Gijū Ninpō: Shikyaku no Jutsu, el usuario y el animal se vuelven virtualmente imposibles de diferenciar, puesto que ambos tienen la misma apariencia bestial y asalvajada.

El perro del usuario es capaz de utilizar cualquier técnica del clan al igual que su dueño cuando esta técnica está activa. Además, gana la habilidad de usar armas, objetos y herramientas. Sin embargo, como en cualquier transformación, si el perro sufre daños la técnica se disipa.

Para la realización del Gatsūga y el Gatenga, se necesita realizar esta antes.

  • Daño recibido: --
  • Posible daño causado: 17PV (menos la resistencia)

  • Fuerza: 20
  • Resistencia: 30
  • Aguante: 30
  • Agilidad: 50
  • Destreza: 60
  • Poder: 20
  • Inteligencia: 30
  • Carisma: 15
  • Voluntad: 35
  • Percepción: 40


Estado de Akane


Vida

80/80



Chakra

85/85



  • Fuerza: 20
  • Resistencia: 10
  • Aguante: 10
  • Agilidad: 20
  • Destreza: 20
  • Poder: 10
  • Inteligencia: 25
  • Carisma: 10
  • Voluntad: 20
  • Percepción: 20

--

  • Daño recibido: --
  • Posible daño causado: 17PV (menos la resistencia)
[/spoiler]
~ No muerdas lo que no piensas comerte ~
Responder
Uchiha Datsue Sin conexión
Jōnin de Uzushio
Jounin de Uzushio
Nivel: 33
Exp: 24 puntos
Dinero: 5 ryōs
#45
Escuchó a alguien gritarle a sus espaldas. Yota. Un kusajin. Le hizo tanto caso como a esa mierda que dejas atrás por el camino. Tenía cosas más importantes que hacer. Nabi. Keisuke. Órdenes que cumplir. Estaba ya alcanzando lo alto de las gradas cuando vio una sombra saltar sobre él.

Entonces lo comprendió. No era una sombra, sino la silueta de un héroe. Era un mártir. Era la leyenda que se sacrificaba por un bien mayor.

Era Stuffy.

Anonadado, vio como el perro se interponía entre él y una bala de peligrosas intenciones. Le alcanzó de pleno, estrellándolo contra la muralla. En aquel momento, sintió algo, no supo definir el qué. Stuffy y él habían tenido sus más y sus menos. Se habían echado mierda encima. La gente pensaría que metafóricamente, pero también literalmente. Pero, aun así, cuando había llegado el momento… el can ni lo había dudado. Ya no por amistad, sino por patriotismo.

¡¡¡Hijo de…!!! —no le dio tiempo a terminar su blasfemia cuando alguien tiró de él hacia las gradas. Nabi, quien tras tirarle contra las butacas de un fuerte tirón, corrió a enfrentarse al malnacido de Yota.

Datsue se levantó encendido, furioso, justo a tiempo para ver como otro kusajin se atrevía a ponerle las manos encima a Nabi. A placarle. «¡Jodidos kusareños! ¡¿A qué coño juegan?!»

¡Eh, hijos de…!

¡Plaf! Segunda vez en el minuto que no le dejaban terminar una condenada frase. Y, aquella vez, con un pleno puñetazo en plena quijada que casi le disloca la mandíbula. Levantó el brazo derecho justo a tiempo para interponerlo en el segundo ataque, mientras trastrabillaba y luchaba por no tropezar y caer de culo.

Entonces, Etsu demostró que eso de dialogar no iba muy con él. Primero se preguntaba, y luego, si acaso, se golpeaba. No al revés.

Pero, ¡¿qué coño hacéis?! —Estaban pasando demasiadas cosas demasiado rápido y al mismo tiempo como para sentirse extrañado por haber dos Etsus con chakra distinto—. ¿¡Me estás vacilando!?

Lo tenía, lo tenía. Lo sentía, lo sentía…

«Todavía no», dijo su mente, tratando de frenar el frenesí que invadía de nuevo sus venas. Era como tratar de parar un tsunami con un castillito de arena. «Todavía no», insistió, añadiendo cemento a la arena. Necesitaba más chakra. Necesitaba tomarse todavía un breve respiro. Y quizá lo necesitaría para más adelante. En cuánto…

«¿Dónde coño se ha metido Keisuke?»

¡¡¡NABI!!! ¡¡¡STUFFY!!! ¡¡¡AYUDA!!! —No, no le avergonzó tener que pedir refuerzos. Los necesitaba.





PV:

147/220

-13
-5


CK:

71/310

+10
regen. dividida


*Sharingan activado*

Fuerza: 40
Resistencia: 40
Aguante: 60
Agilidad: 50
Destreza: 60
Poder: 60
Inteligencia: 70
Carisma: 60
Voluntad: 50
Percepción: 40 58

· Bandana (Hombro derecho)
· Portaobjetos (Costado izquierdo)
· Portaobjetos avanzado (Costado derecho)
· Chīsana Makimono (suelo)
· Ōkina Hyōrōgan (gastado)
· Hikaridama (gastada)
· Kunai (Pecho Ayame)
· Sello explosivo de clase B (Mango del kunai)
· Ōkina Chirōgan (gastado)

¡Agradecimientos a Daruu por el dibujo de PJ y avatar tan OP!

Grupo 4:
Datsue, Nabi, Stuffy y Eri, (Despedida, 218), Poder 60

Grupo 5:
Datsue y Soroku, (Viento Gris, 218), Poder 60

Grupo 7:
Datsue y Juro, (Aliento Nevado, 218), Poder 60

Grupo 9:
Datsue, Daruu y Ayame, (Primera Flor, 219), Poder 60
Responder